“Carlos entró al hospital y no lo volvimos a ver, ahora resulta que murió por coronavirus y lo enterraron sin avisarnos”, denuncia familia de víctima

Los padres de Carlos Ottoniel García Boror, quien falleció supuestamente por covid-19, sospechan que el joven fue tratado como un paciente positivo y enterrado con ese protocolo.

Publicado el
Lilian Boror sostiene la fotografía de su hijo, quien fue tratado como un supuesto paciente de covid-19 por Salud y lo enterró como no identificado en el cementerio la Verbena, zona 7. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Lilian Boror sostiene la fotografía de su hijo, quien fue tratado como un supuesto paciente de covid-19 por Salud y lo enterró como no identificado en el cementerio la Verbena, zona 7. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

En los últimos días de mayo, el técnico en electrónica Carlos Ottoniel García Boror, de 27 años, se quejó de fiebre y dolores estomacales en su casa en San Miguel Petapa.

Las molestias continuaron y la fiebre no disminuyó, por lo que Mynor Ottoniel García Álvarez y Lilian Boror, padres del joven, decidieron llevarlo al centro de salud de dicho municipio.

En ese centro una médica le informó a la familia que García Boror tenía todos los síntomas de coronavirus y por eso sería trasladado al hospital temporal del Parque de la Industria.

Ese mismo día, una ambulancia se llevó al joven y fue la última vez que Mynor y Lilian vieron a su hijo.

“Desde que se fue al hospital del Parque de la Industria no supimos de su estado de salud y tampoco que lo trasladaron al Hospital General San Juan de Dios el miércoles 3 de junio. El viernes 5 pedimos información y nos dijeron que no podían dar explicación”, lamentó García Álvarez.

Añadió que el pasado lunes les informaron que su hijo había fallecido el jueves anterior -4 de junio- y que fue sepultado en el cementerio La Verbena.

“No lo puedo creer, qué les costó agarrar un celular y llamarnos para decirnos que mi hijo falleció. En serio que duele la forma en que nos han tratado. Esto me demuestra que son un desorden y no atienden bien ni a los pacientes y a sus familias”, criticó.

Además, el padre del joven señaló: “No creemos que haya muerto de covid-19 porque tenemos un documento en el que dice que la prueba salió negativa. Además, antes de entrar al centro de salud de San Miguel Petapa un médico nos había dicho que era una infección intestinal, pero como siguió enfermo fuimos de nuevo al centro de salud”.

Pruebas y dudas

Las dudas de la familia se sustentan en un documento del Hospital General San Juan de Dios que dice que García Boror dio resultado negativo de covid-19 luego de practicarle un hisopado.

Este es el documento que causa duda a la familia García Boror por la muerte del joven. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

En los documentos que ha proporcionado la familia García Boror se determina como causa del fallecimiento neumonía severa y covid-19.

Según los documentos presentados por los padres de la víctima mortal, el Departamento de Registros Médicos del Hospital General San Juan de Dios decidió enterrar a la víctima porque no había familiares a quien informales.

“Se le quería brindar plan educacional a la familia, pero no se encuentran. En aviso de fallecimiento vía telefónica, no presentó mayor datos, no registraron mayor información, no localizando a los familiares, por lo que se procede traslado a la morgue por área CAPERE, por lo que el cadáver sale rumbo a cementerio como xxx”, dice literalmente el documento del Departamento de Registros Médicos de dicho centro asistencial, en posesión de la familia del joven.

Se ha solicitado una explicación a las autoridades del hospital y se espera la respuesta.

Carlos Ottoniel García Boror posa con amigos integrantes del convite de San MIguel Petapa. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

El joven fue sepultado en las fosas que preparó el Ministerio de Salud en dicho cementerio. Ahora la familia de García Boror lamenta “la inadecuada atención” hacia su hijo y ellos.

Los parientes quieren ahora recuperar el cuerpo para enterrarlo en San Miguel Petapa, pero saben que será difícil.

El joven era un técnico en electrónica y desde enero último estaba sin trabajo, y perteneció al convite de su municipio.

Los integrantes del Clásico Convite de Mi Pueblo de San Miguel Petapa en redes sociales publicaron: “Amor por su pueblo, motivaba por salir a las calles a dar el mejor agradecimiento por un año más, pero las circunstancias de la vida han apagado una luz brillante, que nos deja como familia convitera nostálgicos por ver partir a la casa del Padre a uno de nuestros integrantes, compañero y amigo Carlos Ottoniel García Boror, que ha dejado este mundo para presentarse a la divinidad de Dios lleno de alegría”.