“Casi no dormimos”: familias que están cerca del voraz incendio en el vertedero de Amsa temen que el fuego se acerque más

Vecinos de los asentamientos que rodean el basurero de Amsa relataron la angustia que sienten al estar cerca del voraz incendio que podría terminar en tragedia.

Vecinos esperan que el incendio se controle ala brevedad, ya que temen que sus familias corran peligro. Fotografía: Prensa Libre.
Vecinos esperan que el incendio se controle ala brevedad, ya que temen que sus familias corran peligro. Fotografía: Prensa Libre.

Villa Nueva, Mixco y la ciudad capital son algunas de las áreas afectadas, durante el fin de semana, por el humo proveniente del incendio en el vertedero a cargo de la Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca del Lago de Amatitlán (Amsa). Un grupo de familias están viviendo el siniestro en primera fila.

Se trata de los comunitarios de los asentamientos Plan Grande y Bello Amanecer, que se encuentran establecidos a los alrededores del basurero y los hace recibir con mayor intensidad los daños ambientales que ocasiona el siniestro.

Las familias relataron que sufren de dolores de garganta y ardor en los ojos. Por ser familias de escasos recursos sus viviendas están hechas, en la mayoría, de lámina, lo que facilita que el humo ingrese hasta sus hogares.

El incendio es de grandes proporciones y abarca 1,696 metros lineales del basurero. Los vecinos están conscientes del peligro, pero por no contar con otro lugar se ven en la necesidad de permanecer en una zona que en cualquier momento podría convertirse en una zona de peligro.

“Es el humo el que causa como una pequeña tos en la garganta. En las mañanas, que es cuando uno se levanta, está todo cubierto de humo. Casi ni dormimos. Anoche era la una de la mañana y sentimos el miedo y temor que el fuego pueda caminar para las casas y el humo también que no lo deja uno casi ni dormir”, relató Yanira Guzmán, de Plan Grande.

Muchas familias tienen pequeños en casa, ellos no son capaces de medir la magnitud del peligro que los rodea, pero sus padres deben de estar alertas en todo momento. Intentar dormir es otro de los temores que los aflige.

“Como nos dormimos, imagínese… Nadie sabe si se levanta o no; se ahoga uno en la noche tanto como los niños. Ahí sí que nos hemos preocupado, hay personas que se levantan en la noche para estar fuera a jalar un poco de aire, ¿pero qué aire? Si es el mismo humo el que siempre está ahí en la colonia”, explicó Romina Mendoza de Bello Amanecer.

“Nos está afectando un poco el humo que hay, por eso acudimos con la doctora porque nos da dolor de garganta y está lastimando un poco más ahora. Hoy yo me desperté y digo ‘en dónde están quemando basura’, porque se sentía el humo en la garganta; pero gracias a Dios, ahí estamos”, agregó Olga Jiménez,  del asentamiento Plan Grande.

Esperan controlar las llamas

Desde que se reactivó el siniestro en el vertedero, cuerpos de socorro se han acercado con la finalidad de extinguir las llamas, pero por lo complejo del incendio, hasta ahora, no han podido extinguirlo a totalidad.

“Se ha utilizado maquinaria pesada para poder remover los escombros de la basura para evitar que se siga propagando. Es un trabajo bastante difícil porque es un fuego sordo, eso significa que está debajo de toda la basura por lo que se tiene que remover. En estos momentos se lleva a cabo el sofocamiento y enfriamiento de la parte lateral para evitar que se siga propagando”, explicó Óscar Sánchez, bombero voluntario.

Los paramédicos recomiendan a los vecinos de las áreas que están siendo afectadas por el humo, no olvidar el uso de la mascarilla, ya que además de prevenir la pandemia del covid-19, en esta ocasión es el equipo ideal para proteger sus vías respiratorias.

*Con información de Andrea Domínguez