Sesenta adolescentes escapan del Hogar Seguro Virgen de la Asunción

Al menos 60 adolescentes evadieron el Hogar Seguro Virgen de la Asunción durante una jornada de incidentes que ha dejado destrozos en las instalaciones.

PNC hace el registro de los adolescentes en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción. (Foto: Carlos Hernández)
PNC hace el registro de los adolescentes en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción. (Foto: Carlos Hernández)

La Policía Nacional Civil (PNC) reportó que a eso de las 15 horas los adolescentes iniciaron la revuelta porque no quieren estar más en ese centro, ubicado en San José Pinula y a cargo de la Secretaría de Bienestar Social.

Durante la evasión, una adolescente resultó herida y fue hospitalizada. Los internos se quejan de que sufren maltrato de los monitores y la comida es de mala calidad.

En el centro cohabitan menores de edad, hombres y mujeres, quienes son remitidos ahí en su mayoría por casos de violencia intrafamiliar. Sin embargo, hay denuncias de que menores en conflicto con la ley penal también llegan a ese hogar.

La Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) dijo al respecto que está mediando entre los adolescentes y las autoridades, pero señaló que en reiteradas ocasiones ha evidenciado las violaciones a los derechos humanos en que incurre el centro en cuanto a alimentación y malos tratos a los adolescentes.

Además, hizo el llamado a que secretaría asuma el papel que le corresponde ya que hasta ahora ha sido solo un observador.


Hasta la noche la situación era tensa. Agentes de PNC hacían el registro de los internos durante el operativo para recuperar el control.

Las evasiones de ese hogar han sido frecuentes. Incluso la PDH denunció ante la Fiscalía la posibilidad de que ahí haya explotación sexual.

El pasado mes de noviembre fue destituido del cargo el director del centro, Miguel Ángel Herrera, luego que durante el año se habían fugado unos 47 jóvenes.

Sobrepasa su capacidad

La casa hogar, a cargo de la Secretaría de Bienestar Social, tiene a unos 520 menores, aunque su capacidad es de 400. A mediados de 2016 tenía a su cargo a 700. El centro está ubicado en la aldea El Platanar, finca San Antonio, San José Pinula.

La institución achacó las desapariciones al hecho de que los adolescentes con problemas con la ley son enviados a este centro y ellos provocan que otros internos escapen al sentirse intimidados.

Instituciones como el Consejo Nacional de Adopciones, Defensoría de la Niñez y la PDH han recomendado el cierre paulatino del centro y sus funciones sean descentralizadas en otros hogares a nivel nacional. La Secretaría de Bienestar Social sostiene que ha hecho acciones para mejorar las condiciones de los adolescentes.