Cobertura y calidad educativa son los principales desafíos para el Mineduc

La mejora educativa es un esfuerzo constante y, aunque no son problemas de los últimos cuatro años, son desafíos que requieren compromisos de estado.

En escuelas primarias cada día 86 niños abandonan la escuela a nivel departamental, afirman autoridades educativas. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)
En escuelas primarias cada día 86 niños abandonan la escuela a nivel departamental, afirman autoridades educativas. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

La ministra de Educación designada, Claudia Ruiz, deberá hacer sostenible los avances dejados por la administración de Óscar Hugo López, como los aportes de la refacción escolar y el número de días de clases, además, debe mejorar otros temas, como la calidad educativa, la formación inicial docente y la infraestructura.

Tres expertos en temas educativos coincidieron en que el Ministerio de Educación debe estar preparado para mejorar el aprendizaje en los estudiantes, una tarea obligada para construir una mejor Guatemala.

Lucía Verdugo, oficial nacional de Educación de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), explicó los desafíos y retos que tiene el próximo ministro de Educación son los mismos que han enfrentado las administraciones anteriores y, principalmente, se debe garantizar los recursos económicos necesarios.

“No pensemos que son desafíos que se crearon en los últimos cuatro años, porque son desafíos que ya vienen desde hace muchos años. Para resolverlos se necesita una mayor inversión en educación en el país. Guatemala es un país que invierte menos del 3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en educación. El promedio regional es el 5 y el ideal es el 7 por ciento. Nos falta ponerle atención a la inversión”, advirtió Verdugo.

Otra de las tareas pendientes desde hace casi una década es la cobertura educativa, porque no todos jóvenes los jóvenes que llegan a los centros a estudiar se quedan, porque el sistema no logra retenerlos.

Retener al estudiante

“Se requieren modalidades alternativas y flexibles o becas para que accedan a estudiar. Además, la educación debe ser útil e interesante para que los prepare para la vida”, opinó Verónica Spross, directora ejecutiva de Empresarios por la Educación.

Los niños y jóvenes que viven en el interior del país son quienes tienen menos oportunidades para estudiar, porque muchas veces viven lejos de los centros educativos y tienen gastos extras para movilizarse de un lugar a otro.

Juan de Dios Simón, coordinador de programas y proyectos de la Fundación Educación y Cooperación (Educo), explicó que la cobertura en el nivel primario es del 73 por ciento; sin embargo, en el nivel básico baja al 44 por ciento. “Casi la mitad de los niños que pasan a básicos ya no siguen estudiando”, opinó.

El experto añadió que algunos de los factores asociados que hacen que los jóvenes no logran entrar o permanecer en el sistema educativo es la escasa cobertura educativa en su zona, por falta de calidad de la educación que recibe, por embarazos en adolescentes, por migración o porque no existe respeto a su cultura.

Mejores escuelas

La infraestructura en muchas de las escuelas también afecta el clima escolar para los niños o adolescentes, según Simón, porque en algunos establecimientos los estudiantes llevan sillas o mesas de sus casas ante la falta de escritorios. Agregó que en otras escuelas no tienen baños separados para hombres o mujeres y tampoco existe una infraestructura para estudiantes con discapacidad. Aspectos que desmotivan el proceso de aprendizaje.

Maestros preparados

Otro de los desafíos es la preparación de maestros. Verdugo y Spross coincidieron que se debe mejorar la formación docente para lograr un mejor proceso de aprendizajes.

“Es necesario revisar la formación docente actual e identificar qué brechas hay para mejorar, porque se necesita que, desde el inicio, los maestros estén preparados cuando ingresan al sistema educativo”, dijo Spross.

Simón añadió que “la biblia del maestro” es un libro de texto, porque aparecen las competencias, los objetivos, los contenidos; es la herramienta que lo ayuda en la enseñanza para sus alumnos.

“Deben de tener profesores bien formados porque los estudiantes de diversificado se espera que tengan una formación que les ayude para la vida, para que reinserten en la vida laboral. Además, que tenga una formación técnica y que adquieran pensamiento crítico, trabajo colaborativo, emprendimiento, formación ciudadana, entre otros”, afirmó Spross.

Más y mejor gasto

Uno de los desafíos será el tema financiero porque no fue aprobado por el Congreso el presupuesto de 2020. Para este año el Mineduc solicitó un presupuesto de Q17.7 mil millones, sin embargo, tendrá que hacer varios ajustes y adaptarse a los Q16 mil 522 millones que se le otorgaron en el 2019.

El desafío es mayor porque el Mineduc con el mismo presupuesto que el año anterior deberá cumplir con los compromisos salariales, principalmente, que adquirió con el Pacto Colectivo firmado el año pasado.

Spross señaló que una tarea pendiente para las próximas autoridades será el apoyo para las Organizaciones de Padres de Familia (OPF), porque deben garantizar que se les siga dando la refacción escolar a los estudiantes. El 8 por ciento de las escuelas no tiene un OPF, según los datos el Ministerio de Educación.

Continuidad de lo bueno

Verdugo opinó que uno de los logros de este gobierno es la creación del Viceministerio de Educación Extraescolar, porque es un programa que atiende a persona que no han tenido a la educación escolar, que bien pueden ser jóvenes o adultos. Además, reciben capacitación técnica laboral.

“Su creación también es un desafío para el gobierno electo porque le toca desarrollarlo para que responda al objetivo con el cual se creó”, indicó la experta.

Otra de las tareas que hay que continuar es la cantidad de días de clases efectivos. En los últimos cuatro años se han superado los 180 días de clases en el promedio general, sin embargo, los expertos esperan que la cantidad se traduzca en calidad y se pueda aprovechar mejor el tiempo de clase, con resultados que podrían ser medibles en mediano plazo.

Le puede interesar:

El empresario guatemalteco que llevó robots a los niños de escuelas rurales

Reparación de escuelas queda inconclusa y más de tres mil niños no tienen donde estudiar

Mineduc no contrata a maestros universitarios a seis años de reformar la formación docente