Con toneladas de basura en sus aguas, el río Las Vacas es uno de los más contaminados del mundo, según The Ocean Cleanup

Considerado uno de los afluentes más contaminados del planeta, el río Las Vacas arrastra miles de toneladas de basura hacia el Motagua, que desemboca en el Caribe.

Publicado el
El río Las Vacas es uno de los principales contaminantes del Motagua, que a su vez arrastre miles de toneladas de basura a las costas del Caribe. (Foto Prensa Libre: Roberto López)
El río Las Vacas es uno de los principales contaminantes del Motagua, que a su vez arrastre miles de toneladas de basura a las costas del Caribe. (Foto Prensa Libre: Roberto López)

En busca de que toneladas de desechos no lleguen al río Motagua, que desemboca en las costas del Caribe, la organización The Ocean Cleanup, instaló una gigantesca valla denominada Interceptor Trashfence en el cauce del río Las Vacas, considerado uno de los mayores desagües de la Ciudad Guatemala.

La valla que se utiliza se asemeja a las de protección contra avalanchas y desprendimientos de rocas, pues gracias a su resistencia, los integrantes de dicha organización creen que podría hacer frente a las miles de toneladas de residuos que ese río arrastra y que ha provocado que Guatemala esté al borde de una demanda internacional por parte de Honduras, debido a la contaminación que llega a sus costras por el río Motagua.

Olores fétidos emanan de las aguas del río Las Vacas, cuyo caudal en época seca es un rastro de basura, por lo que es considerado uno de los mayores desagües de aguas servidas de la Ciudad Guatemala. Está altamente contaminado, tiene poca vida acuática y contribuye a la contaminación del río Motagua y del ecosistema marino en el golfo de Honduras.

Las Vacas tiene dos principales fuentes de contaminación: el basurero de la zona 3 capitalina y los basureros ilegales que se extienden por su cauce, principalmente en Chinautla.

El Basurero que se ubica entre la zona 3 y 7 de la capital quedó arriba de este río, donde la Municipalidad no tiene medidas de mitigación para evitar que los desechos lleguen a sus aguas.

El lugar fue dispuesto como tal en 1879 y hasta 1953 se comenzó a tratar de forma sanitaria. Según datos de la comuna, su área es equivalente a ocho estadios de futbol y son vertidas cada día más de cuatro mil toneladas de desechos sin clasificación, que en época de lluvia muchas de ellas son arrastradas por el río Las Vacas, cuya desembocadura es directa con el Motagua, y a su vez con el Caribe, algo que está convirtiendo al afluente más grande del país en un río de basura, así como las costas de Honduras.

Por lo anterior, hace tres años Boyan Slat Fundador y CEO de The Ocean Cleanup voltearon la mirada a Guatemala, pues su fundación desarrolla tecnología para extraer residuos plásticos y evitar que sigan entrando a los océanos.

“Hemos investigado decenas de ríos y en ninguno de ellos habíamos encontrado una situación igual a la que presenta este río -Las Vacas-. No habíamos visto una cantidad tan grande de basura, lo cual nos reitera que de hecho es el río más contaminante del mundo, pero también nos da la esperanza de que con las intervenciones correctas se puede convertir en uno de los más limpios del mundo”, enfatizó Slat.

También lea: Contaminación del río Motagua: Ambiente habla sobre demanda de Honduras contra Guatemala
 

Verlo limpio sería uno de los sueños de Valentina Marroquín, de 82 años, habitante de La Joya, en Chinautla, quien recuerda que en su niñez nadó en sus aguas cristalinas que hoy son “pestilentes”.

“Es una tristeza porqué estamos tragando toda esa pestilencia. Cuando tenía 10 años era limpio, pero cuando cumplí 15 empezó a venir shuco y ahora está peor”, narra Marroquín, quien asegura que sueña con verlo limpio; sin embargo, duda que eso ocurra pues todo el desagüe llega al afluente.

“Que las autoridades hagan algo, que recojan esa shuquedad porque de la zona 3 viene todo eso, las botellas y el plástico, que alegría fuera que yo viera los ríos limpios, pero estamos olvidados de parte de las autoridades” detalló Marroquín.

Lea además: Toneladas de desechos del río Motagua llegan hasta Omoa y autoridades hondureñas exigen acciones a Guatemala

María López, vecina del cantón La Ponderosa, en Chinautla, asegura que es “lamentable y genera lástima ver las condiciones en las que está. Mi madre cuenta que en ese río se podía lavar, se pescar o bañarse, pero lamentablemente todo surgió cuando un presidente dio el permiso para que se metiera el agua sucia que ahora es”.

El más contaminado del mundo

The Ocean Cleanup asegura que Las Vacas es ahora el río más contaminado del mundo y que incluso supera a ríos de Asia.

Slat, que ha visitado miles de ríos a escala mundial, asegura que al llegar este su impresión fue mayor, pues jamás había visto un país con tanta belleza y a su vez un río con tanta contaminación.

“Me partió el corazón, ya que Guatemala es un país hermoso y lleno de naturaleza a excepción de lo que vemos fluyendo por el río. He estado en el sudoeste de Asia y he visto mucha basura en el medio del océano y el contraste tan marcado que hay aquí porque a su alrededor hay mucha naturaleza y el río contaminado es bastante desalentador”, asegura Slat.

“Hay más de cien mil ríos en todo el mundo y aunque no hemos logrado ver todos consideramos que los más contaminantes son mil, y de esos se han evaluado decenas de ríos, no tenemos una certeza de que este sea el más contaminante del mundo, pero los investigadores han visitado decenas de esos ríos y todos son mucho más limpios que el Motagua y que este -Las Vacas- porque llevan menos plástico.

“Se hizo un estudio el año pasado que arrojó como resultado que el top de ríos más contaminantes es de mil. Esos se han estudiado de decena en decena y todos no muestran la cantidad de desperdicio plástico que se ve en la Cuenca del Motagua” señaló Slat, de 28 años.

“A los 16 años cuando fui con mi familia a unas vacaciones a bucear y dentro del mar encontré más bolsas plásticas que peces y eso me motivó a crear The Ocean Cleanup, el propósito principal es liberar al mar de todo el plástico, pero más adelante nos pusimos a pensar que íbamos a tener que estar limpiando todo el tiempo si no encontrábamos una forma de evitar que el plástico ingresará al mar, entonces allí fue cómo surgió la idea de instalar sistemas sobre ríos que capturan los desechos plásticos y es así como surgió la idea de los interceptores” recuerda.

Lea además: Honduras desmiente a Guatemala y dice que río Motagua sigue arrastrando toneladas de basura a sus playas

Solo detiene basura

Las condiciones geográficas de este río y las municipales significan que aproximadamente 20 mil toneladas de plástico fluyen cada año por sus aguas hacia el río Motagua. Según este número, este río solo es responsable de aproximadamente el 2% de las emisiones globales de plástico en los océanos.

“Nuestras investigaciones evidencian que son dos millones de kilogramos de plástico que fluyen a través de este río, eso en otras palabras se consideraría que es un 2% de todo el plástico que se encuentra en el mar en todo el mundo, es una cantidad bastante considerable” detalló Slat.

El proyecto comenzó hace tres años y se vio interrumpido por la pandemia, pero aún se encuentra en una etapa experimental que busca interceptar el plástico como parte de abordar los mil ríos más contaminantes del mundo.

“Nuestra meta aquí en Guatemala es detener todo el flujo de desechos plásticos y evitar que ingresen al mar, por ello es que se pensó en poner el Interceptor en la cuenca del río Motagua, pero si hubiese la necesidad más adelante se consideraría poner otro en otra ubicación, pero por el momento, se busca detener todo el flujo y el plástico que llega al río Motagua para evitar que lleguen al océano”, detalló Slat.

También lea: Colapso de biobarda en río Motagua agrava acumulación de basura en playas
 

El impulsor de esta idea asegura que la instalación del proyecto es millonario.

“El Interceptor es un proyecto multimillonario, estamos conscientes de que se necesita manejar los desechos y evitar que estos lleguen al río, pero evitar lo que acabamos de ver que se está arrojando basura al río”, refirió.

Agregó que “no tenemos un plazo exacto; sin embargo, esperamos que se logre durante la temporada de lluvias, pero nuestro trabajo está enfocado en que se logre lo más pronto posible y dar una solución al flujo de la basura”.

Esperamos que quede ya funcional al 100% el interceptor que nos puedan apoyar las autoridades manteniéndolo operacional, estamos aquí con el objetivo de ayudar pero queremos que este proyecto le quede a los guatemaltecos y sea administrado por los guatemaltecos” detalló el CEO.

The Ocean Cleanup reconoce que por ahora solo trabajan en detener los desechos sólidos; sin embargo, las aguas contaminadas requieren otro proceso, el cual debe estar a cargo del Gobierno.

El concepto del Interceptor Trashfence es simple, pues una gigantesca valla de acero de más de 10 metros detiene la basura durante las inundaciones y la retiene. Una vez que el nivel del agua baja  se utilizan excavadoras y camiones de volteo para retirar los desechos interceptados.

Aseguran que están a un 80 % de lograrlo con ajustes que deben hacer, ya que en una crecida repentina el prototipo se dañó.

Un ciclo que se repite

Por ahora, la basura que se intercepte será regresada al epicentro del problema, el basurero de la zona 3; sin embargo, aseguran que buscan “desarrollar un proceso que identifique qué basura se puede reciclar” dijo Slat.