Contaminación de río Motagua origina reclamo de Honduras

El país podría enfrentar denuncia desde Honduras y el Ejecutivo ha pedido a las comunas  que deben tratar el agua y evitar verter desechos. 

Unos 45 kilómetros de la playa de Omoa, en Puerto Cortés, Honduras, son contaminados con el río Motagua, proveniente de Guatemala. (Foto Prensa Libre: cortesía de La Prensa de Honduras)
Unos 45 kilómetros de la playa de Omoa, en Puerto Cortés, Honduras, son contaminados con el río Motagua, proveniente de Guatemala. (Foto Prensa Libre: cortesía de La Prensa de Honduras)

El Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (Marn) busca evitar que el alcalde de Omoa,  Honduras, Ricardo Alvarado, interponga una denuncia en contra del Estado de Guatemala por la contaminación del  río Motagua.

Por esa razón, la citada cartera ministerial urgió a las autoridades de 19 municipalidades que ensucian directamente el caudal a  implementar proyectos de saneamiento.

El 19 de agosto último, en una reunión sostenida en Zacapa, se pidió a los jefes ediles y concejales  que desarrollen programas educativos para prevenir el deterioro del río Motagua con desechos sólidos —particularmente plásticos—.

Además se les exhortó a que empiecen a gestionar  la construcción de plantas de tratamiento de aguas residuales.

Los requerimientos a las comunas buscan sanear el caudal y evitar que la alcaldía  de Omoa interponga una demanda legal en contra del Estado.

La denuncia

Desde octubre del 2014, la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente y la Procuraduría General de Honduras documentaron la contaminación en las playas de Omoa.

Desde hace un año, Alvarado ha amenazado con denunciar al Estado de Guatemala por las toneladas de basura que se concentran en su municipio, provenientes del río Motagua.

Para evitar que la demanda se haga realidad, el Marn y la Cancillería optaron por pedir  a las corporaciones municipales que implementen   programas de saneamiento  y dialogaron con las autoridades de Omoa.

El viernes recién pasado, en el Ministerio de Relaciones Exteriores  se reunieron Alvarado, el canciller  Carlos Raúl Morales, y el viceministro de Ambiente, Alfonso Alonzo.

En la cita se le expusieron a Alvarado las acciones inmediatas que se tomarán para evitar que el río Motagua  arrastre toneladas de desechos sólidos hasta las playas de Omoa.

“Nos afecta en el turismo y en el ambiente la contaminación del Motagua, porque son toneladas de basura las que llegan a los 45 kilómetros de playa en Omoa”, denunció Alvarado.

El alcalde del municipio hondureño señaló que la intención de denunciar al Estado de Guatemala surgió porque se ven impotentes para afrontar la suciedad.

Están en riesgo

  • El río Cahabón, en Alta Verapaz, registra contaminación por sustancias agroquímicas. 
  • El río Polochic, en Alta Verapaz, también está contaminado.
  • El río La Pasión, en Petén, registra deterioro por sustancias químicas.
  • El río Motagua está en riesgo, por la contaminación con desechos sólidos.
  • En Santa Rosa se registró la contaminación del río Los Esclavos.
  • En Retalhuleu se determinó que el río Samalá se contaminó en los últimos 10 años.
  • El río Selegua, en Huehuetenango, fue contaminado por químicos usados en actividades agrícolas.

En cuanto a la reunión con las autoridades guatemaltecas, Alvarado indicó: “No hay cosa mejor que el diálogo, y eso es lo que estamos agotando. Vemos el interés que tienen  en darle solución al problema”.

El viceministro indicó: “Se confirma el problema que tenemos ambos países —Honduras y Guatemala— con la cuenca del río Motagua, lo cual compartimos.

Hemos expuesto a las autoridades de Honduras la estrategia que se está aplicando para el saneamiento del río”.


Alonzo refirió que a las autoridades de Honduras se les presentaron soluciones claras  y “no son solo discursos”.

El viceministro de Relaciones Exteriores, Carlos Martínez, explicó que con la visita del alcalde de Omoa y la exposición de las acciones para el saneamiento del río  la “demanda se disipa”.

Martínez señaló que en la última visita a Guatemala, el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, expresó su preocupación por la contaminación de las playas.

“Hemos demostrado interés de sanear el río, y hay todo el interés para tratar el río con enfoque integral”, indicó.

En el 2012, el Estado de Guatemala enfrentó una amenaza  de ser demandado por las autoridades de El Salvador, debido a la contaminación del río Ostúa.

Proyectos

El plan de saneamiento del Marn contempla   implementar  a corto plazo el programa  Mi Río Motagua, el cual se basaría en la ejecución de proyectos educativos, a fin de evitar que se tire basura a los afluentes.

Las comunas tendrían la responsabilidad de cuidar el río de la contaminación por desechos químicos, sólidos y   aguas servidas.

Cada corporación municipal se encargará de cuidar el caudal en su jurisdicción, según afirmó el viceministro.
Alonzo explicó que se pidió a los jefes ediles que comiencen a gestionar  las  obras de construcción.

Comunas vinculadas

Diecinueve municipalidades contaminan el río Motagua.

  • Morales y Los Amates, Izabal.
  • Zacapa, Río Hondo, Teculután, Cabañas, Usumatlán y Estanzuela en Zacapa.
  • El Jícaro, Guastatoya, San Cristóbal y San Agustín Acasaguastlán en El Progreso.
  • Joyabaj, Quiché.
  • Guatemala, Guatemala.

“El 2 de mayo, el Estado de Guatemala lanzó la Política Nacional de Desechos Sólidos  y amplió el período para que los alcaldes tengan sus plantas de tratamiento. Es un tema integral que se dejó abandonado”, enfatizó Alonzo.

Según el acuerdo gubernativo 110-2016, las comunas tienen plazo hasta el 5 de mayo del 2019 para construir las plantas de tratamiento de agua.

Se considera que las plantas procesadoras de aguas servidas costarían entre Q3 millones y Q20 millones.

ResponsabilidadesLas autoridades del Marn señalan que uno de los mayores contaminantes del río Motagua es la Ciudad de Guatemala, y por esa razón se le incluye entre las comunas responsables del deterioro del caudal.

“La ciudad contamina el río Las Vacas, que es uno de los afluentes del Motagua”, aseveró el funcionario.