Coronavirus: Agosto comienza con poco personal médico para la atención de pacientes con coronavirus

Guatemala está por cumplir cinco meses desde que registró su primer caso positivo por covid – 19. Las demandas de los profesionales de la salud han sido muchas: pago de salarios, seguro de vida, equipo de protección, compra de medicamentos y la contratación de más personal, este último punto parece ser primordial en esta fase de la pandemia cuando comenzó la reapertura del país.

Personas llegan al Hospital temporal Parque de la Industria a dejar encomiendas para  sus familiares internados por coronavirus. Fotografía: Prensa Libre (Erick Avila)
Personas llegan al Hospital temporal Parque de la Industria a dejar encomiendas para sus familiares internados por coronavirus. Fotografía: Prensa Libre (Erick Avila)

A casi cinco meses de que se registró el primer caso de covid-19 en el país, el Ministerio de Salud aún no logra fortalecer la red hospitalaria para enfrentar la pandemia.

Desde falta de insumos hasta retraso en pagos a médicos y demás personal de salud son problemas recurrentes, tanto en el hospital temporal del Parque de la Industria como en los dos de referencia más grandes del país: el Roosevelt y el General San Juan de Dios.

Durante el fin de semana recién pasado, la Defensoría de la Salud de la Procuraduría de los Derechos Humanos documentó algunas de las carencias en el hospital del Parque de la Industria y entres sus conclusiones advirtió de que la falta de insumos ha obligado a los médicos de este centro de atención a enviar a los pacientes al Roosevelt o al San Juan de Dios, con lo cual se les recarga, pues ya de por sí afrontan una serie de problemas, sobre todo por la falta de personal.

La falta de insumos y de personal médico se agudiza con el relajamiento de las restricciones, ya que podria conllevar a una demanda de servicios hospitalarios por situaciones ajenas al covid-19, como los accidentes de tránsito.

“Ahorita que se abrió el país vamos a necesitar más trajes de protección personal, se van a escasear en cuanto empiece la demanda porque los protocolos nos mandan a que todos los pacientes que lleguen por algún trauma o enfermedad, aunque no lleven algún síntoma respiratorio, siempre se les haga hisopado”, explicó el médico Zagreb Zea, del Hospital Roosevelt.

Zea reconoce que la contratación de personal es necesaria porque actualmente deben reorganizarse para ofrecer una respuesta óptima a las futuras emergencias con los pocos que laboran.

“Tenemos médicos suspendidos, dos más que renunciaron, pero prácticamente estamos hablando que el Ministerio sacó un comunicado donde iban a contratar a 179 médicos, y, la verdad, estamos esperando con ansias, porque realmente necesitamos que reconstruyan el Departamento de Medicina Interna, que está dividido”, puntualizó.

El director del Hospital General San Juan de Dios, Fernando Solares, también ve con preocupación la escasez de personal médico y deja en segundo plano el abastecimiento de medicamentos y equipo de protección, que ya comenzó a fluir.

“Ahorita estamos viendo que nos autorizaron personal para las distintas áreas, porque mucha gente se fue por el tema del amparo, y bastante gente, por la edad. Casi un 30% de la población que tenemos se fue y hemos estado contratando ahora por el tema de la pandemia, y gracias a Dios no hemos tenido mayores problemas. De abastecimiento estamos por 85%, y en equipo médico quirúrgico, en un 80%”, indicó.

A medio vapor

El hospital temporal del Parque de la Industria sigue sin ser el más grande y el más equipado de Centroamérica para combatir el covid-19 como se presentó en su inauguración. La PDH sostiene que durante una serie de inspecciones comprobaron que no hay suficientes médicos ni la cantidad necesaria de medicamentos.

Además, las instalaciones requieren mejoras para atender a la población víctima del coronavirus.

Uno de los médicos que trabajaron durante cuatro meses en el hospital de campaña explicó que el principal problema que vivió fue una mala gestión administrativa, porque cuando denunciaban carencias, en lugar de recibir apoyo escuchaban críticas de sus propios jefes.

“Tienen que poner a gente capaz para administrar un hospital. Ser médico no te hace ser un buen administrador. Eso es lo que ha atrasado todo. Los problemas administrativos siempre están, lo que nunca había visto es la falta de voluntad para solucionarlos, nunca había visto que un médico se pusiera en contra de otro. El doctor Germán Schell —exviceministro de Salud— y la directora Dania Hernández dieron una conferencia diciendo que los médicos eran los culpables de todo”, recordó el profesional, quien prefirió no ser citado.

Piden medicinas

Aunque el hospital temporal cuenta con un presupuesto, algunos médicos se vieron en la necesidad de pedir a familiares de pacientes que compraran las medicinas porque no había, extremo que evidenció el informe de la PDH y que admitió la propia directora del centro de atención, quien aseguró que fue solamente una receta y que al día siguiente ingresó el medicamento requerido a sus bodegas.

“Sí tuvimos conocimiento de que algunos médicos solicitaron a los familiares que preguntaron: ‘mire, ¿qué necesita?’ —y ellos respondieron— ‘No tenemos medicamentos para dormir a los pacientes’. Y sí, revisamos que fue únicamente una receta la que se dio el día previo a que ingresara el medicamento al hospital, y fuera de eso ya no se emitió ninguna receta porque el hospital ya contaba con los medicamentos”, explicó Hernández.

Actualmente, en ese hospital provisional se cuentan 519 trabajadores, incluidos los médicos, y se espera contratar más personal cuando finalice la revisión de algunos expedientes que continúan en poder del Ministerio de Salud, aunque la funcionaria aseguró que han mejorado en la inversión y registran una ejecución presupuestaria del 25%.

“De mes y medio o dos meses para acá hemos tenido una sustancial mejoría para la adquisición de medicamentos, material médico–quirúrgico y equipo. Tenemos el apoyo de la gerencia de la 201, porque ya delegaron personal específico para atender nuestros requerimientos. Se cayeron algunas compras y ahora sí hemos podido comprar, y nuestra ejecución mejoró del mes pasado para acá”, refirió.