PDH: falta de personal médico, desabastecimiento de medicamentos y riesgo de que se quede sin oxígeno el hospital Parque de la Industria

Las familias de pacientes deben llevar medicamentos al centro hospitalario que son solicitados por los médicos, porque forman parte del tratamiento contra la covid-19.

La PDH realizó una nueva verificación en el hospital temporal Parque de la Industria para atender a pacientes covid-19. Foto Prensa Libre: PDH.
La PDH realizó una nueva verificación en el hospital temporal Parque de la Industria para atender a pacientes covid-19. Foto Prensa Libre: PDH.

La Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) realizó una verificación de cómo funciona y está abastecido el hospital temporal covid-19 Parque de la Industria, en donde resaltó funciona con diversas debilidades como la falta del personal médico especializado, el desabastecimiento de medicamentos críticos para atender a los pacientes y también existe el riesgo de que se quede sin suministro de oxígeno.

La supervisión fue realizada el pasado 30 de julio, pero hasta este domingo 2 de agosto fueron compartidos los resultados en una nota de prensa. El hospital tiene un índice ocupacional del 55 por ciento, según verificó la institución el día de la supervisión, porque, aunque tiene la capacidad instalada de 320 camas, no tiene la capacidad de infraestructura como la instalación del sistema eléctrico y de gases hospitalarios para ampliar la atención con más camas.

“El Hospital Temporal Parque de la Industria no cuenta con capacidad de infraestructura, recurso humano y servicios de apoyo para ampliar la atención con un mayor número de camas hospitalarias, lo que podría lograrse únicamente con un efectivo plan de inversión. (…) Cuenta con un índice ocupacional de 55% al momento de la supervisión”, señala el informe.

La PDH además indica que, el hospital al momento de la verificación tenía abastecimiento de oxígeno a través del tanque criogénico para aproximadamente 5 días, pero por la situación de la finalización del contrato con el proveedor y la incertidumbre en la forma en maneja la cartera de la Salud la situación, “toda vez que no ha girado instrucciones”, existe riesgo de desabastecimiento.

Además, aunque la plantilla del personal es de 688, solo se han contratado a 519 personas, por lo que está pendiente la contratación de 55 médicos generales, 20 internistas, y también médicos de nefrología, neurología, cardiología y de anestesia, y también a 68 auxiliares de enfermería.

Mientras que aún no se les ha cancelado su salario a 66 personas, que están conformados por médicos, enfermeros y terapistas respiratorios.

La PDH también señala que hay una “evidente” ruptura en la comunicación entre las autoridades de dicho centro y el personal, lo cual genera conflictos.

“A cuatro meses de que se inició el funcionamiento del Hospital Temporal Parque de la Industria persisten una serie de problemas administrativos que han hecho mayor la brecha entre el personal operativo y las autoridades superiores del hospital”, indica la Procuraduría.

Ruta inadecuada

La PDH también verificó que la ruta de registro, información y atención para los familiares de los pacientes no es la adecuada, porque no hay personal suficiente y tampoco hay empatía por parte de los trabajadores y genera un retraso en la entrega de datos sobre el estado de salud de las personas ingresadas en el hospital y también con las fallecidas por la nueva enfermedad.

“Esto hace que se cree retraso en la entrega de información sobre el estado de salud de los pacientes ingresados hasta la entrega de cuerpos de personas fallecidas. Esta situación incluso podría derivar en pérdida de cadáveres”, indicó la institución.

La morgue aún no cuenta con furgón refrigerado, pese que saben que desde mayo realizan las gestiones para adquirirlo. Asimismo, constataron que los fallecimientos y los certificados de defunción son registrados en un libro Excel, pero “muchos” registros son anulados porque los médicos no anotan de forma adecuada los datos del paciente y retrasa los trámites en el Registro Nacional de Personas (Renap) y también la entrega del cadáver.

Además, la institución indica que existe un Comité de Prevención de Control de Infecciones Nosocomiales, pero no tienen los lineamientos para el tamizaje periódico del personal médico, y solo les efectúan hisopados cuando tienen síntomas o cuando los piden a “título personal”.