Coronavirus: El Ejecutivo descarta hacer pruebas masivas para detección de nuevos casos

Para finales de esta semana se espera que el Gobierno cuente con 47 mil 500 pruebas para detectar el covid–19, pero la estrategia del Ejecutivo podría ser la misma, ya que por ahora descartan practicar pruebas masivas.

Personal de Cruz Roja Guatemalteca traslada a pacientes de coronavirus al hospital provisional del Parque de la Industria. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)
Personal de Cruz Roja Guatemalteca traslada a pacientes de coronavirus al hospital provisional del Parque de la Industria. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

A medida que pasan los días, el número de contagiados por el covid-19 se incrementa. El pasado 13 de marzo el presidente, Alejandro Giammattei, confirmó el primer caso positivo y desde entonces las medidas sanitarias fueron endurecidas en entidades públicas y privadas pero diariamente la cifra de infectados crece.

Según la Presidencia los esfuerzos han dado resultados positivos e incluso reporta casos de éxito, pero instituciones como la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) consideran necesario que se practiquen pruebas masivas para descartar que el número de infectados sea mayor.

Durante una entrevista con el secretario de Comunicación Social de la Presidencia, Carlos Sandoval, el 31 de marzo, afirmó que hasta ahora el Ministerio de Salud ha desarrollado “más de mil pruebas”.

Añadió que para este fin de semana espera contar con 47 mil 500 pruebas que le permitan al Ejecutivo contener el coronavirus. Algunas son parte de la donación del Banco Centroamericano para la Integración Económica, las que está por aportar la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa) y un kit más que está siendo adquirido por medio del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IIGSS).

Pero a pesar de contar con un número mayor de pruebas, la Presidencia continúa descartando practicar pruebas masivas. “Muchos guatemaltecos piensan erróneamente que se le deben de hacer pruebas a todos y no es así, es por eso que se han cometido errores en otros países”, comentó Sandoval.

Sin ver al interior

En contraste con el punto de vista de la Presidencia, el Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, explicó que es necesario que a más tardar el próximo viernes el Ejecutivo presente una estrategia clara de cómo estará utilizando las nuevas pruebas, donde considera clave que se hagan diagnósticos en el interior del país.

“Ha sido muy centralista y piensan mucho en la capital (…) tendrían que ver indicadores en dónde hay más riesgo, sería bueno por parte del Gobierno saber qué criterios va a tomar para la implementación de las pruebas”, manifestó Rodas.

El procurador esperaría que el Ejecutivo no deje de lado la atención a grupos vulnerables, incluidas personas de avanzada edad, mujeres embarazadas y quienes luchan contra el VIH, así como aquellos que se encuentran privados de libertad.

Por ahora la Corte Suprema de Justicia (CSJ) admitió para tramite dos acciones de amparo que presentó Rodas; la primera busca que el Estado practique pruebas masivas y la segunda que se brinde la atención adecuada a los privados de libertad ante esta emergencia.

Priorizar pruebas a médicos

Para José Carlos Monzón, Director del Instituto de Investigación y Estudios Superiores en Ciencias de la Salud (IECIS), es necesario que si el Estado no cuenta con una cantidad ilimitada de pruebas, no descuide al personal médico que ha estado en puntos de riesgo.

“Lo que sí recomendaría es que además de tener los criterios que tienen, que es el paciente que presenta ciertos síntomas hacerle la prueba, sí vale la pena hacerla a los trabajadores de salud”, explicó Monzón.

Lo anterior sería aplicable para aquellos que trabajan en los hospitales donde se han confirmado casos positivos de coronavirus y aquellos que permanecen en espacios propensos a la propagación del virus o que han tenido algún tipo de interacción con casos confirmados.

Esperan pruebas masivas 

Para finales de esta semana Fundesa estaría entregando un donativo de seis mil pruebas que serán entregadas a las autoridades del Ejecutivo para que continúen mitigando la expansión del coronavirus.

Juan Carlos Zapata, director ejecutivo de Fundesa, considera que la postura del Ejecutivo, de no querer hacer pruebas masivas, se debe a que se está hablando de una primera donación.

Pero esperarían que en próximas entregas el Estado desarrolle una campaña masiva para la detección del covid–19, y  ellos pedirían que se priorice a las personas que por cuestiones laborales y de subsistencia se ven en la necesidad de dejar la seguridad de su hogar.

“Es importante elevar el número de pruebas en el país”, comentó Zapata, al mismo tiempo que explicó que estará buscando la manera de hacer nuevos aportes en favor de la contención del virus.

Se intentó obtener mayores detalles con el equipo de comunicación social del Ministerio de Salud, pero la única información obtenida fue que se practicarán pruebas solo aquellos que presenten síntomas y que donde se tomará esa decisión será en el Laboratorio Nacional de Salud.