Coronavirus en Guatemala: disposiciones presidenciales tendrán modificaciones a partir de mañana

Las medidas sanitarias en Guatemala para la lucha contra el coronavirus se basan en un tablero de alertas que indica el nivel de contagios en cada municipio.

El horario de dependencias del Ejecutivo seguirá de 7 a 15 horas durante seis meses más. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)
El horario de dependencias del Ejecutivo seguirá de 7 a 15 horas durante seis meses más. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)

El presidente Alejandro Giammattei publicó este viernes 7 de agosto del 2020 varias reformas a las disposiciones por el estado de Calamidad para el combate al coronavirus.

Según la publicación del Diario de Centro América, son tres reformas que entran en vigor el sábado 8 de agosto de 2020 a las cero horas.

Se reforma la disposición presidencial décima, respecto a “labores y actividades en el sector público y privado”, en el numeral 3.

Con la modificación, personal del Organismo Ejecutivo y sus dependencias, tendrán que llevar a cabo sus actividades entre las 7 y 15 horas, con el objetivo de alternar la locomoción y circulación de personas, reducir aglomeraciones y así evitar contagios de coronavirus.

Además, las personas individuales y jurídicas del sector privado podrán llevar a cabo sus actividades entre las 9 y 17 horas.

Otra reforma aplica a comercios que brindan servicios relacionados con alimentos, los cuales podrán funcionar en los horarios determinados por el Sistema y Tablero de alerta Sanitaria.

El servicio a domicilio podrá funcionar a cualquier hora del día con la respectiva identificación en los vehículos que se utilicen.

El expendio de bebidas alcohólicas está prohibido entre las 19 horas y las 5 horas del día siguiente, hasta nueva disposición presidencial.

El consumo de bebidas alcohólicas y fermentadas en lugares y espacios públicos continúa prohibido totalmente.

Sistema de alertas

El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social lanzó el 27 de julio último el Sistema de Alertas Sanitarias para la atención de la epidemia del covid-19 en Guatemala que da paso a la gradual reactivación económica del país.

El mismo se basa en cuatro colores —rojo, anaranjado, amarillo y verde como un semáforo y contempla varias prohibiciones y regulaciones para el desarrollo de actividades.