Coronavirus: Guatemala se interesa en la vacuna de Oxford y espera ser uno de los primeros países en tenerla

Cancillería guatemalteca hace un llamado diplomático al Renio Unido para que tome en cuenta al país en la distribución de la vacuna de la Universidad de Oxford.

Médicos brasileños participaron en los ensayos de la fase 3 de la vacuna de la Universidad de Oxford. (Foto Prensa Libre: AFP)
Médicos brasileños participaron en los ensayos de la fase 3 de la vacuna de la Universidad de Oxford. (Foto Prensa Libre: AFP)

En medio de la crisis a causa de la pandemia de coronavirus, el Gobierno de Guatemala muestra interés en la vacuna de la universidad británica de Oxford, la cual muestran una “fuerte respuesta inmune”, según los últimos estudios.

De acuerdo con el Ministerio de Relaciones Exteriores, recientemente el canciller Pedro Brolo envió una carta a su homólogo del Reino Unido e Irlanda del Norte, Rishi Sunak, para manifestarle “formalmente” el interés del Gobierno de Guatemala para que al momento de la aprobación y lanzamiento al público de la vacuna el país sea considerado dentro de las prioridades para la distribución de la misma.

Se informó que, desde el comienzo de la pandemia, Guatemala ha buscado el acercamiento con la comunidad internacional con el objetivo de afrontar la crisis de forma técnica y especializada.

“Sabemos que uniendo esfuerzos podemos encontrar una solución en contra de este virus y que contaremos con el apoyo de amigos aliados”, dijo Brolo en la carta.

“Extendimos una nota diplomática al reino de Gran Bretaña para solicitar que se nos incluyan dentro de las compras que se van a hacer en el momento que las vacunas estén disponibles para la compara. Vamos a ser de los países que esperamos contar con ellas lo más rápido posible”, dijo Brolo este jueves 30 de julio.

Avances

En su último informe, el 24 de julio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) enumera 25 “candidatos a vacuna” evaluados en pruebas clínicas en humanos (sólo eran 11 a mediados de junio).

La mayoría de estas pruebas aún se encuentran en la fase 1 (evaluar su seguridad), y otras en fase 2, en que ya se explora su eficacia.

Pero solamente cuatro candidatos a vacuna están en la etapa más avanzada, la fase 3, en la cual la eficacia se mide a gran escala.

La empresa estadounidense Moderna comenzó el lunes esta fase, durante la cual se testearán a 30 mil voluntarios.

A mediados de julio, dos proyectos chinos también entraron en fase 3: el del laboratorio Sinopharm, probado en Emiratos Árabes Unidos con 15 mil voluntarios, y el del laboratorio Sinovac, ensayado con nueve mil profesionales sanitarios en Brasil, en asociación con el instituto de investigación local de Butantan.

El cuarto proyecto en fase 3 es el desarrollado por la universidad de Oxford en cooperación con la empresa AstraZeneca, y está siendo probado en el Reino Unido, Brasil y Sudáfrica. Si todo marcha bien, esta vacuna estaría disponible a partir de octubre próximo.