Coronavirus: Puntos fallidos que Salud debe mejorar antes de iniciar fase 2 de vacunación

De cara al inicio de la segunda fase de vacunación contra el covid-19, luego de un caótico intento por inmunizar a adultos mayores, hay fallas que el Ministerio de Salud deberá corregir antes de iniciar la inmunización masiva.

Vacuna contra el coronavirus
La segunda fase de vacunación incluye a los adultos mayores, y para cubrir a esta población el Ministerio de Salud debe corregir las fallas que ha tenido en el proceso de inmunización hasta ahora. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

La primera fase del Plan Nacional de Vacunación aún no se ha completado, hay personal sanitario que no ha recibido la primera dosis, cuando ya transcurrieron 40 días desde que en el país se vacunó a la primera persona contra el coronavirus.

El reporte del Ministerio de Salud señala que hasta ayer, 5 de abril, se administraron 115 mil 29 primeras dosis, sin que se tenga certeza de cuántas realmente se colocaron a trabajadores de salud, pues una de las debilidades en el proceso de vacunación ha sido el registro de los datos de las personas a inmunizar, lo que no permite filtrarlas según las etapas asignadas en el plan, y ha dado pie a la discrecionalidad al momento de aplicarlas.

Un sistema con tachas

Eliú Mazariegos, director General de Servicios de Salud, reconoció ayer lunes durante una citación en el Congreso, que han tenido inconvenientes con el registro de información desde que se puso en marcha la campaña, pues hay personas que sin ser del área de salud fueron inmunizado, ya que la debilidad en el sistema permitió que se inscribieran.

El caos fue más evidentes la semana pasada cuando personas de la tercera edad hicieron, durante horas, largas filas en los puestos de vacunación, pocos lo lograron, otros se fueron a casa sin la anhelada protección contra el coronavirus.

Las fallas en la plataforma han llevado a que el registro de personas se haga de manera manual o bien en base de datos de Excel, con lo que el proceso es lento -puede llevar unos 45 minutos por persona-, y sin garantía de transparencia.

Según monitoreo de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), durante la jornada de la Semana Mayor, solo el puesto de vacunación ubicado en el Hospital Roosevelt entregó certificados de vacunación generados por el sistema, pues otro de los inconvenientes es la falta de acceso a internet, se logró trabajar con el servicio provisto por la Municipalidad de Guatemala y por medio de teléfonos móviles del personal. También se carecía de insumos como computadoras, impresoras y tinta.

Zulma Calderón, defensora de la Salud de la PDH, menciona que para avanzar en la inmunización contra el covid-19 como mínimo se debe arreglar el sistema de información, la supervisión y el monitoreo, el sistema de citas, así como el acceso al registro de datos para que sea amigable para la población, pero también es importante trabajar en campañas de información efectivas para evitar el desorden que ocurrió en los últimos días.

Lea: Verificamos por usted: ¿El Gobierno retrasó la llegada de la vacuna contra el covid-19?

Otro de los hallazgos es que no hay lineamientos institucionales claros para dar seguimiento a los efectos secundarios que pueda generar la vacuna en las personas , algunos centros por iniciativa propia optaron por dar monitoreo telefónico.

Pese a que se tenía previsto terminar con la primera fase el Domingo de Resurrección, aún hay personal sanitario que no ha podido registrarse, incluso, hay unidades de Bomberos Voluntarios, también son parte de la fase 1, que no ha logrado inscribir a su personal.

Pocas manos

Según la PDH, el personal asignado para cumplir con la tarea de vacunación es insuficiente, pues no se hizo contrataciones, más bien se acudió a quienes laboran en la Dirección de Área de Salud, y en los centros de salud y de atención permanente para estar en los puestos de inmunización.

Si bien, la primera fase abarca a un grupo cautivo y reducido de gente -la semana pasada se consiguió inmunizar en promedio entre 500 y 600 personas al día-, se requerirá de más manos para abarcar a los 2.5 millones de guatemaltecos que Salud ha previsto incluir en la segunda fase.

En el próximo grupo a inocular están los adultos mayores, que, según Laboratorio de Datos, solo en la capital hay 65 mil que tienen más de 70 años, y con el ritmo de vacunación que se lleva y con los tres puestos habilitados -campos del Roosevelt, Gerona y Érick Barrondo- llevaría unos 50 días cubrir a esta población.

Corregir las fallas en el sistema de registro de datos, así como aumentar la cantidad de personal y los puestos de vacunación son parte de las fallas que se deben corregir en la campaña de inmunización contra el covid-19, según criterios médicos.

La doctora Nancy Sandoval, presidente de la Asociación Guatemalteca de Enfermedades Infecciosas (AGEI) y de la Asociación Centroamericana y del Caribe de Infectología (ACECAI), ve con preocupación cómo se ha desarrollado el proceso, pues el registro para solicitud de vacunación es “deficiente y más bien burocrático”.

Le interesa: “Lloraba por las noches”, el impacto emocional en los médicos por la pandemia

“No se puede apreciar orden, ni certeza en la aplicación de lo planificado, hace falta ver liderazgo en la rectoría de la ejecución del plan de vacunación contra covid-19 que articule los diferentes sectores que permitan una exitosa implementación de la vacunación”, señala la infectóloga.

Esa falta de liderazgo pasa por la adquisición de vacunas, indica, pues no solo se trata de entablar acuerdos o dar adelantos económicos para compra de vacunas, estas deben estar en el país para alcanzar a la mayor cantidad de guatemaltecos en el corto tiempo.

Sandoval refiere que para iniciar con la fase 2, que abarca a los adultos mayores, se debe contar con espacios amplios, que permitan el distanciamiento físico, que sean seguros y cómodos, con acceso a servicios sanitarios, a agua para beber, pues entre esta población hay personas con condiciones como hipertensión arterial, Diabetes Mellitus, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, enfermedad renal crónica, enfermedades cardiovasculares, inmunosupresión u obesidad, que necesitan atención especial.

También hay que recordar que no todos podrán acercarse a los puestos de vacunación, por lo que también hay que contemplar la búsqueda activa de estas personas, llevarles la vacuna hasta su residencia.

“El proceso de vacunación debe avanzar y ejecutarse de manera ágil porque recordemos que tendremos condiciones seguras y de control de pandemia hasta que al menos tres de cada cuatro guatemaltecos hayan sido vacunados y de esto dependerá el éxito de la estrategia”, Nancy Sandoval, presidente de la AGEI.

Salud se prepara

Por el momento, para terminar con la fase 1, además de los tres puestos que hasta ahora han funcionado en la capital se habilitará a partir de este miércoles 7 de abril otro en la sede del Colegio de Profesionales, en la zona 15, indicó Julia Barrera, vocera de Salud.

Mientras que la ministra de Salud, Amelia Flores, ha dicho que se prevé iniciar de manera formal con la segunda fase el próximo 15 de abril.

Como parte del avance, ayer se habilitó la plataforma digital para que los mayores de 70 años puedan inscribirse. En el sitio deben ingresar sus datos generales, y al finalizar un mensaje les indica que el Centro de Salud más cercano se comunicará con ellos para informarles el día, lugar y hora en que recibirán su primera dosis.

Además, la ministra señaló que se abrirán quioscos en centros comerciales para facilitar la inscripción de quienes no puedan ingresar al sistema.

Interesante: Un sistema de salud estancado, el otro efecto de la pandemia

El Ministerio de Salud también informó que se inició el proceso para adquirir 16 millones de dosis de vacuna Sputnik V, para lo que se desembolsará un primer pago de Q614.5 millones, no se ha dado fecha de cuándo podrían llegar al país el primer lote.

De las vacunas contra el covid-19 que ya ingresaron, siete de cada diez dosis son producto de donaciones -5 mil que dio Israel y 200 mil de India. Las compradas son 81 mil 600 a través del Mecanismo Covax, gracias a un desembolsó Q2 millones 761 mil 226, y se espera otro cargamento de 156 mil dosis por las que se pagó Q5.2 millones.

El anuncia de la compra de vacunas es positivo, pero para Sandoval es importante que Salud, analice, corrija y minimice los errores que hasta ahora se han tenido en la campaña de vacunación.

“Es mandatorio que se tomen en cuenta las lecciones aprendidas para coordinar con liderazgo la estrategia de vacunación, de manera intersectorial y multidisciplinaria… Esperamos que el Ministerio de Salud pueda atender oportunamente y corregir la dirección de la implementación errática puesto que estamos a más de un año de epidemia con transmisión comunitaria sostenida no controlada y la vacunación se hace necesaria para conseguir la inmunidad colectiva como medida de control”, señala la presidente de la AGEI.