Coronavirus: Salud con problemas para equiparse durante la pandemia

Mientras el presupuesto del Ministerio de Salud para atender la pandemia del coronavirus avanza a pasos lentos, autoridades de la cartera ya sostienen pláticas con la OPS para que esta los apoye con la gestión y compra de algunos de los insumos y cubrir las necesidades del personal sanitario.

Publicado el
El personal médico y de enfermería del hospital temporal del Parque de la Industria han denunciado en repetidas ocasiones falta de insumos. Fotografía: Prensa Libre (Noé Medina)
El personal médico y de enfermería del hospital temporal del Parque de la Industria han denunciado en repetidas ocasiones falta de insumos. Fotografía: Prensa Libre (Noé Medina)

 

La falta de insumos médicos y de protección para que Guatemala afronte de la mejor manera al nuevo coronavirus sigue siendo uno de los principales problemas que pesan sobre los hombros del Ministerio de Salud, pero un acuerdo que está en pláticas con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) busca mejorar el sistema de compras y agilizar la ejecución del gasto público.

 

A cuatro meses desde que nuestro país registró el primer caso positivo por covid–19, el Ministerio de Salud no ha sido capaz de comprar por su cuenta todos los insumos necesarios para fortalecer la red hospitalaria, que se ha traducido en una red hospitalaria, al punto del colapso.

El Congreso de la República aprobó una ampliación presupuestaria para que la cartera salubrista tuviera los bolsillos llenos para adquirir todo lo necesario, pero el nivel de ejecución ha sido bajo, a criterio de expertos. El problema comenzó desde las antiguas autoridades de Salud, encabezadas por Hugo Monroy; pero ahora, los nuevos funcionarios del Ministerio buscan la manera de solventar esa falla de la mano de la OPS.

La oficina de la OPS en Guatemala confirmó a Prensa Libre que aún se encuentra en reuniones con el Ministerio de Salud para concretar las necesidades de apoyo en cuanto a compras de insumos, por lo que más información la darán cuando se consoliden los acuerdos.

Una esperanza

Para el investigador en temas de Salud del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos (Ipnusac), Adrián Chávez, este eventual acuerdo entre Guatemala con la dependencia internacional será positivo, aunque expone cómo el personal nacional no fue capaz de cumplir con sus propias responsabilidades.

“La OPS siempre había sido una alternativa que las autoridades anteriores no tomaron en consideración. Creo que podría ayudar; sin embargo, es importante darse cuenta del grado de tardanza para la emergencia y lo que se requiere para la compra de insumos, dígase equipo y protección temporal. Es una cuestión bastante critica que se esté dando en el momento, porque, evidentemente, hay mucha gente desprotegida”, señaló Chávez.

Aunque la ejecución presupuestaria ha sido baja, el investigador explicó que no todo depende del despacho central de Salud, porque en la estructura que mantiene la cartera, su ejecución de compras se encuentra descentralizada y es un tema al que autoridades del Ministerio deben de poner atención.

“Uno suele echarle la culpa de todo al despacho central, pero en realidad cada una de las unidades ejecutoras tiene libertad para ir comprando lo que requiere; entonces, muchas veces esa responsabilidad también pasa por lo que hizo o dejó de hacer el equipo administrativo de las distintas unidades ejecutoras; sí es importante que el Ministerio de Salud, a través de la viceministra administrativa, junto la gerencia administrativa y financiera, tenga un trabajo coordinado con las diferentes unidades ejecutoras”, opinó Chávez.

Sin preparación

Aunque los casos por coronavirus y la vulnerabilidad que está ocasionando en el sistema de Salud ha sido recurrente en los últimos meses, la cartera no puede hacer las compras necesarias porque su personal no cuenta con la capacidad para hacerlo, de acuerdo con el análisis que hace la organización Acción Ciudadana (AC).

Esta entidad recomienda a la ministra de Salud, así como a sus viceministros, invertir en capacitaciones que le permitan contar con un equipo ágil en la ejecución del gasto y con la suficiente capacidad para levantar eventos de licitación exitosos.

“Hay una cuestión estructural en el tema de compras y contrataciones, porque las unidades no están preparadas. Ya lo han demostrado. Hay mucha gente que no comprende cómo agilizar los mecanismos de compras por excepción; sin embargo, la misma ley contempla esos mecanismos de compras a entidades internacionales que tienen que cumplir con ciertos aspectos legales que posiblemente mejoren la eficiencia para ejecutar”, explicó Edie Cux, director de AC.

Independientemente de cuál será la forma en que Salud mejore su ejecución presupuestaria y equiparse de manera adecuada, ya no hay mucho tiempo, advierte Cux.
“Hay varios doctores que aún no tienen sus insumos y la problemática más grande es que se está elevando el nivel de contagios y por ende los contagios graves”, resaltó.

Los respalda la ley

Según explicó Karin Slowing, analista independiente en temas de administración y gestión pública, el Ministerio de Salud cuenta con el respaldo legal para hacer compras internacionales en el marco de la pandemia, basándose en el artículo 44 de la Ley de Compras y Contrataciones, que señala que no será obligatoria la licitación ni cotización bajo estados de Excepción.

“El Ministerio debe crear los reglamentos de gestión complementarios para que esa facultad que le da la ley se pueda aplicar, uno de esos instrumentos debe de ser ese acuerdo (…) Lo importante es que el marco legal faculta a la ministra y es correcto crear un instrumento de este tipo”, explicó la experta.

Por su parte, el director Ejecutivo de la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa), Juan Carlos Zapata, considera clave la firma de un acuerdo con la OPS para que nuestro país adquiera una cantidad suficiente de pruebas para la detección del nuevo coronavirus que será clave para los procesos de desescalada que planean las autoridades.

“Que permita al Estado de Guatemala salir al exterior a poder comprar pruebas PCR —moleculares—, porque definitivamente ese ha sido una de las limitantes más importantes durante la pandemia, porque el Congreso de la República nunca otorgó una excepción para que el gobierno de Guatemala pueda comprar directamente sin tener que licitar pruebas PCR a nivel internacional, y, lastimosamente, eso ha venido a limitar”, manifestó Zapata.