Transporte público: sin acuerdo en tarifa, buses en mal estado y protocolo de salud en discusión

Los empresarios del transporte urbano y extraurbano no están de acuerdo con el retiro de los buses que estén en malas condiciones, como recomendaron autoridades de gobierno en la mesa de diálogo con transportistas, por el contrario, ellos señalan que para cambiar las unidades es necesario reactivar el servicio con tarifas más altas.

Los buses que no llenen las condiciones para prestar el servicio tendrían que salir de circulación, según una sugerencia de las autoridades. Fotografía: Prensa Libre (Erick Avila).
Los buses que no llenen las condiciones para prestar el servicio tendrían que salir de circulación, según una sugerencia de las autoridades. Fotografía: Prensa Libre (Erick Avila).

 

Guatemala recibió el segundo mes de apertura económica sin servicio de transporte público. La mesa de diálogo entre el Gobierno y transportistas aún no llega a acuerdos que permitan al menos hablar de una fecha probable para la reactivación del servicio.

Con la apertura gradual de la economía, varias empresas demandan la presencia de los trabajadores para duplicar la mano de obra o cumplir con los servicios que ofrecen. Los empleados que no tienen automóvil deben gastar en taxi o arriesgarse en vehículos saturados, en los que el distanciamiento físico no existe.

La semana pasada se conocieron algunas de las propuestas de la mesa de negociación: un subsidio de Q2.50 que el Gobierno tendría que dar a los empresarios por cada pasaje, exoneración de multas y dejar fuera de circulación las unidades en malas condiciones.

Este último punto no fue bien recibido por los empresarios. La Asociación de Propietarios de Autobuses Urbanos de Guatemala (Asopagua) señala que mantiene un registro estimado de 2 mil 929 buses rojos, de los cuales un 30% tendría que quedar fuera de circulación o recibir mantenimiento.

“Lo vemos fuera de contexto y de la realidad, porque los buses viejos están en esas condiciones, y la tarifa irreal que tenemos impuesta no permite que le demos el mantenimiento adecuado”, argumentó Edwin Amaya, representante de Asopagua.

En el transporte extraurbano las condiciones no son distintas. De 23 mil unidades vigentes, según la Gremial de Transporte Extraurbano de Pasajeros (Gretexpa), un 30% requiere mejoras o ya cumplió los 25 años de servicio que contempla la ley.

“Yo no lo miro muy factible porque ellos no saben los precios que tienen las unidades. Por ejemplo, los de dos pisos valen, nuevos, US$500 mil. Los buses normales, con aire acondicionado y baño, están, más o menos, en US$350 mil, y el bus que no tiene aire, el normal, en más o menos US$180 mil o US$200 mil”, explicó Milton Mendoza, representante de Gretexpa.

Presupuesto 2021

El ministerio de Finanzas ya se encuentra próximo a presentar el proyecto de presupuesto del próximo año, en el documento se estaría incluyendo un capitulo completo que se centrará en la reactivación económica, pero según Edgar Guerra, de la defensoría del usuario del transporte público, de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), esperan que el servicio de transporte se incluya en la propuesta.

Este tema estaría siendo uno de los puntos a discutir para una nueva reunión de la mesa de dialogo prevista para este día, en la que gobierno y empresarios deberán de seguir trabajando en los acuerdos que permitan la reactivación de un servicio de buses con garantías sanitarias, en donde se seguiría contemplando la depuración de las unidades.

“El servicio que se presta de manera indigna por los buses no tienen las condiciones, principalmente los rojos, es una realidad que todos los guatemaltecos sabemos y la mayoría lo ha constatado de primera mano, entre las propuesta está hacer un tamizaje en cada unidad de transporte y aquellas que no llenen las condiciones no podrán circular”, precisó Guerra.

Pérdidas económicas

El sector privado organizado no tiene con precisión cuanto en pérdidas económicas representa no contar con un servicio de transporte público, pero están seguros que existe un déficit por la carencia de este servicio, en donde resaltan que antes de su reactivación es necesario que sea un servicio de calidad, que no vulnere la salud de sus futuros usuarios.

“El transporte público es más que necesario, sobre todo para muchos de los colaboradores que utilizan ese medio, pero también creemos que si se debe de tomar en cuenta el peligro que puede representar para la población el tema de que este servicio no cumpla con las medidas sanitarias para evitar el contagio, que es lo más delicado”  indicó Javier Zepeda, director ejecutivo de la Cámara de Industria de Guatemala (CIG).

Además el empresario señaló que en estos momentos se puede pensar en incluir un mejor servicio y por fin evolucionar en la rama del transporte, “Podría ser una oportunidad para precisamente no solo garantizar la salud de las personas, sino también, modernizar las unidades que en muchos de los casos están en muy mal estado”.

Sin empleo y con multas

El representante de pilotos del transporte urbano, quienes manejaban buses en la colonia El Milagro, del municipio de Mixco, aseguran que ante la falta de buses se han visto en la necesidad de manejar sus autos y los que no tiene pedir prestados a sus familiares o vecinos.

Muchos no tiene preparación academia y lo que han hecho por años para subsistir es manejar, pero en los últimos días manifiestan ser objeto de constantes multas a razón de no contar con tramites y permisos, lo que les dejan sanciones considerables para su económica.

“Dicen que nosotros no tenemos un permiso donde el ministerio de Gobernación nos autorice poder transportar gente, en este momento, los policías de tránsito están poniendo multas que van de Q200 a Q2 mil, creemos que es una injusticia, nosotros no somos delincuentes, no estamos haciendo cosas malas, estamos tratando de trabajar para sacar a nuestras familias adelante porque a los choferes no nos llegó ayuda del gobierno, solo queremos una oportunidad de trabajo para darles de comer a nuestras familias”, señaló uno de los pilotos que prefirió no citar su nombre.