Cuarentena en riesgo ante masivo tránsito de vehículos y personas

Las vías públicas de la capital que conectan con otros municipios de la metrópoli por segundo día consecutivo registraron atascos vehiculares y así más personas abandonaron las medidas sanitarias en cuarentena por la emergencia del coronavirus.

En la cuesta de Villalobos, Villa Nueva, se registró congestionamiento vehicular durante la mañana y tarde. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)
En la cuesta de Villalobos, Villa Nueva, se registró congestionamiento vehicular durante la mañana y tarde. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)

El confinamiento obligatorio es una de las medidas de restricción que implementa el gobierno desde el 16 de marzo último para tener distanciamiento social y una manera de evitar el contagio masivo de coronavirus. Además, desde hace 11 días hay toque de queda, pero ni eso redujo el tránsito de vehículos y personas.

Las primeras dos semanas de la emergencia cuando se aplicaron medidas restrictivas no hubo complicaciones por congestionamiento vehicular, en el periodo del 22 al 29 de marzo último cuando se aplicó el toque de queda -primera semana- tampoco hubo atascos. El lunes último hubo cambio en el comportamiento del flujo de automotores y se evidenció más tránsito en las vías.

Ayer durante la mañana la Policía Municipal de Tránsito de la ciudad de Guatemala implementó carriles reversibles en algunas rutas de acceso a la capital y lo mismo ocurrió en Mixco. Esa dinámica de tránsito insinuó que el egreso de vehículos sería de gran afluencia.

Dos horas antes de la vigencia del toque de queda la PNC anunció a los automovilistas que de infringir el toque de queda serían detenidos y la advertencia se basó en las disposiciones presidenciales que imponen restricciones de tránsito.

Amílcar Montejo director de Comunicación de la Empresa Metropolitana Reguladora de Transporte y Tránsito (Emetra) aseguró que a las 15.55 horas en el perímetro de la capital no había automovilistas en atascos.

En vías de conexión con San Miguel Petapa, Villa Nueva, Santa Catarina Pinula y Mixco se registró atascos.

A las 16.10 horas en la calzada Roosevelt, zona 3 de Mixco, aún había congestionamiento de vehículos.

La Unidad de Movilidad Urbana de la comuna capitalina estimó que el martes se registraron en la capital 400 mil viajes que representa el 20 por ciento de la movilidad de automotores en una jornada tradicional antes de la emergencia en la ciudad.

“Por el tránsito se colocó un reversible en la colonia Lavarreda, zona 18, en la colonia Monte María en Villalobos, Villa Nueva; en la calzada Roosevelt y al final de la avenida Hincapié para conectar con Boca del Monte”, explicó Montejo.

En un comunicado la comuna capitalina advirtió “sancionar el transporte que no esté operando según las regulaciones municipales y las medidas impuestas por el Estado de Calamidad Pública y de acuerdo con la autorización otorgado por el Ministerio de Economía. De ser necesario se actuará conforme lo indica la Ley, según el artículo 305 contravención de medidas sanitarias del código penal”.

Efecto social

“Como sociedad no estábamos preparados por un tipo de contingencia como esta que son largas con suspensión de actividades, en otros países ya tienen procesos de mejoras como en China, pero son países más desarrollados y aún así tendrán efectos de la crisis”, expuso el sociólogo Luis Fernando Mack.

Según Mack las medidas de restricción que impuso la presidencia tienen la finalidad de evitar la propagación de covid-19, pero a la vez “están generando dinámicas complejas y causa aburrimiento y hay gente que tiene deseos de salir”.

El tránsito de personas también tiene una necesidad económica a criterio del sociólogo porque “algunos tienen posibilidad de parar labores porque tienen un trabajo estable, pero las personas que trabajan en el sector de servicios con negocios pequeños no pueden dejar de trabajar y producir y se ven en la necesidad de retomar actividades”.

Mack señaló que luego de pasar una quincena en cuarentena hay personas que salen por presión del abastecimiento y van a recolectar alimentos.

La afluencia de personas esta semana coincide con el fin de mes, periodo en el que muchos ciudadanos reciben salarios y dispones a efectuar compas.

“Hay gente que está minimizando la situación y dicen que todo esto solo es por una gripe un poco más fuerte que la común, con base a esos argumentos siguen la convivencia con normalidad y participando en reuniones con aglomeraciones, una e las medidas sanitarias para la emergencia”, lamentó el sociólogo.