Cuatro años en los que la salud no fue una prioridad del gobierno

En los últimos cuatro años tres médicos dirigieron el Ministerio de Salud y, aunque hubo algunos avances, la desatención de programas de salud reproductiva, de atención primaria y desnutrición siguen siendo desafíos para la nueva administración.

Parte del préstamo del BID es para mejorar red del sistema de salud, cuya cobertura es ineficiente. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Parte del préstamo del BID es para mejorar red del sistema de salud, cuya cobertura es ineficiente. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

2 de 2

Desatención a programas

En el país, uno de cada dos niños padece desnutrición crónica, y aunque el presidente Morales se comprometió a reducir un 10 por ciento los casos, el problema persiste y afecta a la población menor de cinco años. En el tema de desnutrición aguda se contaron 52 mil 314 casos durante la administración saliente y 503 muertes de menores.

Aunque el Ministerio de Salud no es la única dependencia que debe ocuparse del combate a esta condición, Fong refiere que los esfuerzos de la cartera para disminuir el número de niños afectados son insuficientes.

El presupuesto para atender los casos de desnutrición crónica, así como la prevención de la mortalidad infantil era para 2019 de Q1 mil 040 millones, pero tuvo una reducción de Q168 millones. Al final la asignación resulta poca, y no se ven resultados, agrega el presidente del Colegio de Médicos.

Otro de los aspectos criticados a la administración de Carlos Soto es el Acuerdo Gubernativo 205-2019 que presenta cambios en la fortificación de la sal con yodo y flúor, que “va en desmedro de la salud de la población”, opina Fong. Esta decisión ha sido descalificada por varios sectores de profesionales en la salud que han exigido que se revierta la decisión ministerial.

Seguimiento y mejoras

Uno de los aciertos en los que la comunidad médica sí coincide es en el Acuerdo 181-2019, que limita la venta de antibióticos solo con prescripción, debido al uso desmedido de estos medicamentos que provocan resistencia bacteriana.

Otro punto positivo que se logró durante este gobierno es que la deuda de arrastre que se tenía en el tema de medicamentos y material médico quirúrgico fue pagada, y ahora se trabaja con presupuesto al día.

El incremento de sueldo a los médico y profesionales de la salud es un punto que los expertos aplauden, pues las condiciones laborales eran precarias para el gremio. Pero a criterio de Chávez, la dignificación fue parcial, y esta se logrará cuando “todos los salubristas (médicos, paramédicos y personal administrativo) tenga acceso a un trabajo formal, con prestaciones, vacaciones y seguro social, a un salario digno y coherente”.

Para lograrlo, el analista menciona como reto para quien esté al frente del Ministerio de Salud durante los próximos cuatro años, implementar una política laboral que garantice salario digno, la carrera y la reivindicación laboral.

Entre los desafíos también se menciona la eliminación de barreras geográficas, culturales y socio económicas para hablar de un servicio universal de salud. Sumado al tema de aumentar los centros y puestos de salud, mejorar la infraestructura de los hospitales, y poner énfasis en programas como salud reproductiva y la mortalidad materna -en el primer semestre hubo 179 muertes relacionadas con la maternidad-.

Contenido relacionado

>OJ da trámite a solicitud de antejuicio en contra del ministro de salud, Carlos Soto

>Ministro de Salud: “Si no pago me pueden quitar el antejuicio”

>Salud destinará Q86.1 millones para pagar bono por “trabajo decente” a salubristas

 

 

 

 

 


2 de 2