Dengue: Así se comporta el Aedes Aegypti, mosquito transmisor de la enfermedad

El mosquito transmisor del dengue ha puesto en alerta a países enteros. En Guatemala los casos sobrepasan las 12 mil personas contagiadas. Este pequeño animal tiene un comportamiento que lo diferencia de los otros zancudos.

Es la hembra del mosquito Aedes Aegypti el que transmite el dengue. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Es la hembra del mosquito Aedes Aegypti el que transmite el dengue. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El zancudo Aedes Aegypti -transmisor del dengue- tiene hábitos que están asociados al ser humano, pues el hábitat del insecto se desarrolla en torno a él, ya que para reproducirse necesita depósitos de agua limpia, que usualmente están dentro de las casas, los charcos de agua sucia no son de su interés.

El tamaño del contenedor es irrelevante. Floreros, botellas, envases o llantas abandonadas, lo que importa es que tengan una pequeña cantidad de agua en su interior y que no esté bajo sol directo.

Al poner sus huevos no los deja caer sobre el agua como otras especies, sino que los coloca en las paredes húmedas de los recipientes, y cuando estos entran en contacto con el agua, eclosionan: sale la larva, se convierte en pupa y continúa el ciclo hasta transformarse en adulto.

De acuerdo con la bióloga Marianela Mena, del Laboratorio de Entomología Aplicada y Parasitología (LENAP) de la Universidad de San Carlos, como una estrategia del mosquito para sobrevivir sus huevos son resistentes y pueden permanecer meses en los recipientes, “de hecho aguantan desecación hasta por un año”.

Por ejemplo, si durante la época de lluvia se utiliza un recipiente para captar agua y luego se vacía y se guarda, el zancudo puede poner sus huevos en las paredes húmedas del contenedor y al utilizarlo en la próxima temporada de lluvia, pese al tiempo que haya pasado, al entrar los huevos en contacto con el agua, eclosionan y siguen con el ciclo biológico de reproducción.

Esa es una de las razones por las que su presencia es habitual cuando comienzan a caer los primeros aguaceros, pero también esto dificulta su eliminación.

 

 

Son las hembras del Aedes Aegypti las que transmiten el dengue de una persona infectada a otra a través de la picadura. Pican a los humanos para alimentarse de sangre, la cual necesitan para producir sus huevecillos.

Después de alimentarse, necesita un lugar oscuro y húmedo para descansar para después oviponer. Las zancudas tienen la capacidad de seleccionar el mejor recipiente para colocar sus huevos, en cada oportunidad depositan entre 200 a 300.

Así que el criadero del zancudo puede estar en cualquier parte donde haya una pequeña cantidad de agua reposada, y es allí donde debe comenzar las acciones para eliminarlo y contener la propagación de la enfermedad, indica Mena.

 

Otras particularidades

El Aedes Aegypti tiene ciertas particularidades, una de ellas es que no zumba al volar. La especie que sí lo hace es el mosquito Culex -se reproduce en charcos de agua sucia- y es el que ronda por las noches.

Por lo regular no se mueve más de cien metros de donde está el criadero, aunque recientes estudios señalan que en busca de comida puede movilizarse hasta 500 metros.

María Carlota Monroy, investigadora principal del LENAP, indica que este mosquito es “algo nervioso” por eso pica dos o tres veces a la misma persona en cuestión de segundos.

El Aedes Aegypti tiene la capacidad de transmitir distintos virus, el zika, el chikungunya y el dengue, este último es el que más problemas ha causado.

El Ministerio de Salud reporta hasta el 27 de julio 12 mil 89 casos de personas con dengue, siendo Huehuetenango el departamento más afectado con dos mil 57 casos. Mientras que el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) contabilizaba hasta la semana pasada mil 674 personas enfermas.

El repunte de casos del dengue obedece al comportamiento cíclico de la enfermedad

¿Por qué pican a unas personas más que a otras? Los zancudos tienen receptores de dióxido de carbono y de temperatura y algunas personas emiten más cantidad del compuesto químico y su temperatura corporal es mayor y esto los atrae. “Las notan con más facilidad”, menciona el médico Sergio Melgar, del LENAP.

 

Desde África

El mosquito Aedes Aegypti es originario de África, su presencia en la región americana se dio a través del transporte de sus adultos, larvas o huevos en barcos, aviones y transporte terrestre, y al país, según Melgar, se dio probablemente con el constante ingreso de contendores con neumáticos, en los que suele acumularse agua convirtiéndose en el lugar ideal para la reproducción del vector transmisor del dengue.

La constante movilidad humana también contribuyó que la enfermedad se propagara y pasara de un continente a otro, refiere Mena. A esto se debe sumar que el cambio climático ha favorecido  que el zancudo aparezca en lugares donde antes no había, pues el calor crea un ambiente propicio para reproducirse: el agua tibia acelera el ciclo del zancudo y se tienen más generaciones del insecto en un período más corto.

“Si recordamos hace unos años, la temperatura en la capital no alcanzaba los 26 y 27 grados de hoy, y hace tiempo se decía que arriba de los 800 metros sobre el nivel del mar no se encontraba al Aedes, y ahora en la capital estamos llenos de zancudos. El mosquito se va adaptando”, dice la bióloga, quien en los últimos años se ha dedicado al estudio del vector.

Pero la lluvia también favorece a su propagación, ya que durante la temporada es usual la acumulación de agua en envases, chatarra y llantas abandonadas, que se convierten en criaderos.

 

¿Se ha vuelto resistente?

Ante la consulta de por qué los insecticidas parecen no afectar al mosquito para eliminarlo, Melgar menciona que es probable que este haya creado resistencia a ciertos insecticidas, especialmente si se utiliza el mismo, un fenómeno que también se observa en las plagas de los cultivos.

Mena indica que el abate es una de las maneras en que el Ministerio de Salud combate al vector. Este es un químico avalado por la Organización Mundial de la Salud para eliminar las larvas del insecto y se coloca en pilas o depósitos de agua, pero para que funcione las personas deben lavar los contenedores, llenarlos y colocar la sustancia.

También se utiliza la fumigación para exterminarlo, pero este es el último recurso. “Esta no es residual, no quedan residuos en el ambiente, y lo único que hace es eliminar el zancudo que esté volando en el momento de la aplicación”, indica la bióloga.

La fumigación de viviendas contribuye a prevenir el dengue. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

 

Se usa cuando la población de zancudos es grande y hay un caso de dengue en un sector, porque lo que se quiere en frenar el contagio, pero si en la casa o el lugar hay criaderos del vector, a los días los huevos eclosionarán y nuevamente habrá mosquitos, se indicó.

“Aunque el Ministerio haga su papel en combatir al mosquito tiene limitaciones de presupuesto, por ello la gente debe eliminar los focos de proliferación del zancudo”, refiere Sergio Melgar, médico del Laboratorio de Entomología Aplicada y Parasitología -LENAP-, de la Universidad de San Carlos de Guatemala.

Las recomendaciones que los expertos en el vector hacen son las mismas que el Ministerio de Salud llama a la población a acatar para eliminar los huevos del zancudo:

  • Lavar los recipientes con cloro y usar cepillos para remover suciedad.
  • Cambiar a diario el agua en los bebedores de mascotas
  • La pila se debe lavar con cepillo y cloro una o dos veces a la semana
  • Un tonel que almacena agua se debe limpiar por lo menos una vez a la semana y cepillar sus paredes
  • Todos los recipientes que almacenan agua o estanques se deben lavar por lo menos una vez a la semana
  • Si no se van a usar los recipientes, colocarlos con la boquilla hacia el suelo
  • Limpiar las rejillas de los desagües
  • La grama de jardines debe cortarse
  • Eliminar la chatarra en los patios y terrenos baldíos
Cargando

 

Contenido relacionado

>Ascienden a 42 mil 300 los casos de personas infectadas por dengue en Honduras

>Vecinos optan por fumigación para prevenir el contagio del dengue

>IGSS ordena mantener vigilancia a pacientes con dengue debido a la Alerta Roja Epidemiológica

 

0