Después de una larga espera, Guatemala recibe el segundo lote de vacunas rusas Sputnik V

Sectores exigen que se agilice el proceso de vacunación para que el medicamento no se eche a perder.

Publicado el
Un nuevo lote de 50 mil vacunas Sputnik V arribó este jueves 20 de mayo a Guatemala. (Foto Prensa Libre: Cortesía Salud)
Un nuevo lote de 50 mil vacunas Sputnik V arribó este jueves 20 de mayo a Guatemala. (Foto Prensa Libre: Cortesía Salud)

Guatemala recibió este jueves 20 de mayo un segundo lote de vacunas rusas Sputnik V, luego de que la entrega se pospusiera en varias ocasiones a causa de inconvenientes en el transporte, informó el Ministerio de Salud en sus redes sociales.

“Ya se encuentra en el país el avión que trae el segundo envío de 50 mil dosis de vacuna Sputnik V adquirida a través de compras bilaterales con Rusia”, señaló la cartera sanitaria.

La ministra de Salud, Amelia Flores, dijo que la próxima semana recibirán un cronograma de entregas de parte del gobierno de Rusia y que tienen conocimiento que estas serán mayores a las dos primeras.

“Es la segunda entrega y tenemos entendido y hemos sido informados que la próxima semana estaremos recibiendo un cronograma de las próximas entregas que van a ser un poco mayores”, refirió Flores.

Agregó que se habilitarán otros puestos de vacunación equipados para el manejo de la vacuna Sputnik V, aunque no dijo cuántos ni en dónde.

“Estamos a la espera de contar con las fechas en las que podremos recibir más vacunas y como ustedes saben, la demanda es grande a nivel mundial”, añadió la funcionaria, quien agregó que para la última semana de mayo o primera de junio se recibirá otro lote de vacunas de AstraZeneca del mecanismo Covax.

Guatemala compró en abril pasado 16 millones de dosis de la vacuna Sputnik V por US$160 millones, aunque a la fecha solo ha pagado la mitad del monto, según datos del Gobierno.

El primer lote de la vacuna rusa llegó al país el pasado 5 de mayo, compuesto por 50 mil dosis.

En total, Guatemala suma 708 mil 200 dosis para evitar la expansión del covid-19, tanto por donaciones como por adquisición privada o mediante el mecanismo Covax, de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Específicamente, el país contabiliza 50 mil  vacunas Sputnik recibidas, 2 mil 500 de la farmacéutica Moderna donadas por Israel, 100 mil de AstraZeneca Covishield obsequiadas por India y 201 mil 600 adquiridas mediante el mecanismo Covax.

El lunes último, la viceministra de Salud, Nancy Pezzarossi, aseguró ante el Congreso en una citación legislativa que para este jueves estaba prevista la llegada de otras 50 mil nuevas dosis de la vacuna rusa cuya entrega se atrasó a principios de mes por un problema de transporte.

También lea: Covid-19 en América Latina: los países donde más aumentó la pobreza extrema durante la pandemia (y los dos donde insólitamente bajó)
 

No obstante, la funcionaria dijo que aún no tiene un cronograma establecido para recibir la totalidad de los 16 millones de inmunizadores que Guatemala le compró a Rusia, y de los cuales solamente se han recibido cien mil.

El Ministerio de Salud empezó a utilizar la vacuna rusa Sputnik V solo en dos centros de vacunación de la capital, pues a escala nacional son los únicos que tienen el equipo necesario para mantener la cadena de frío, informaron este miércoles 19 de mayo fuentes de la cartera sanitaria.

Expertos opinan que, con esa nueva entrega Salud tiene un gran reto por delante, acelerar el proceso de vacunación, pues el tiempo útil de las dosis es corte y pueden echarse a perder.

Muestra de ello es que las autoridades sanitarias autorizaron la vacunación con Sputnik V solo en los centros de vacunación de la Universidad Rafael Landívar (URL) y el del Centro Universitario Metropolitano (CUM), pues son los únicos que poseen el equipo necesario para mantener la cadena de frío del medicamento.

También lea: Salud reconoce que no hay campaña informativa, a cuatro meses de haberse aprobado la vacunación en Guatemala
 

La vacuna Sputnik V debe refrigerarse a -18 grados y luego de descongelarse se debe esperar entre 10 y 15 minutos para colocarla en termos de almacenaje y luego aplicarla en las personas, pues después de ese proceso el tiempo máximo de utilidad en temperatura ambiente es de dos horas.

Zulma Calderón, defensora de la Salud de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), dijo que Salud enfrenta un “gran reto” para asegurar que las vacunas Sputnik V no se pierdan.

“Tiene que existir una planificación adecuada de las dosis que se usarán por día y por hora de acuerdo a cada centro. Debe estar perfectamente afinada esta planificación”, agregó Calderón.

También lea: Adultos entre 60 y 64 años podrán registrarse para vacunación, pero deben esperar que les confirmen cita
 

Calderón añadió que hasta el lunes 10 de mayo se empezó a capacitar al personal sobre cómo administrar las vacunas Sputnik V, cuando “todas estas situaciones debieron ser contempladas previo a comprar los ocho millones de vacunas al gobierno ruso, pero aquí hacemos las cosas al revés”.

“Es inconcebible que Guatemala haya adquirido millones de dosis sin tener el equipo adecuado para resguardar la cadena de frío. Hay una incertidumbre de cómo se va a manejar este tema”, dijo Calderón.

Guatemala, país de 16 millones de personas, ha vacunado completamente (dos dosis) contra el covid-19 a 2 mil 535 personas, por lo que según índices de organismos internacionales contabiliza uno de los cinco peores registros al respecto en el continente americano.

Además, es la nación centroamericana con más fallecidos por la covid-19 con 7 mil 928 decesos en poco más de 14 meses de pandemia.

Según la última actualización del Ministerio de Salud, 243 mil 833 personas se han contagiado de la enfermedad, casi la mitad de ellos en la capital del país, principal foco del virus en el territorio guatemalteco.

Con información de EFE