Día de la Juventud: Los tres grandes problemas que provoca el coronavirus en los jóvenes

Hoy se conmemora el día internacional de la juventud. Grupo etario que en Guatemala está sufriendo, de manera directa e indirecta, los estragos del covid – 19 que los ha golpeado en su salud contabilizando más de 18 mil contagios junto a problemas económicos por la tasa de desempleo que afecta a dos de cada 10 jóvenes, que además, tienen problemas para acceder a educación.

Los jóvenes de Guatemala están sufriendo por la falta de acceso a educación y fuentes de empleo por la pandemia. Fotografía: Prensa Libre.
Los jóvenes de Guatemala están sufriendo por la falta de acceso a educación y fuentes de empleo por la pandemia. Fotografía: Prensa Libre.

Una persona joven en Guatemala comprende de 13 a 30 años de edad, según la clasificación que hace el Consejo Nacional de la Juventud (Conjuve). Podría pensarse que por su edad son personas a las que el coronavirus no puede afectar seriamente, pero los estudios clínicos demuestran que personas jóvenes con obesidad o antecedentes por otro tipo de enfermedades corren el mismo riesgo de mortalidad que los adultos mayores.

Los datos que maneja el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (Mspas) revela que del total de personas enfermas por covid – 19 en Guatemala 18 mil 862 son personas jóvenes, de estas 79 han fallecido, según el tablero de alertas covid actualizado al pasado 10 de agosto.

Por si eso fuera poco, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que uno de cada seis jóvenes a nivel mundial se han quedado sin empleo por los efectos económicos de la pandemia, pero en Guatemala el estimado es que dos de cada 10 fueron despedidos durante la emergencia, según los datos que maneja el Conjuve.

De un estimado de 5 millones 700 mil jóvenes dentro del campo laboral en Guatemala, según fuentes de gobierno, 4 millones de ellos se desenvuelve en la economía informal, una de las ramas de trabajo que más ha sufrido durante los meses de confinamiento.

José Grijalva, Director General del Conjuve, afirma que tienen en marcha una estrategia en conjunto a los ministerios de Trabajo, Economía, Educación y Desarrollo Social que permita dar oportunidades de empleo a los jóvenes.

“Lo que queremos es exportar productos, servicios, ya no gente. Actualmente contamos con el Banco Nacional de Oportunidades que lo va a ejecutar el ministerio de Economía, como Conjuve ya lo lanzamos y estamos capacitando a jóvenes, pero necesitamos llegar a muchos más para ser más efectivos, no somos ejecutores pero para ello necesitamos el apoyo directo de los ministerios”, refirió.

La base para este tipo de proyectos será preparar a los jóvenes con capacidades que les permitan mejorar su conocimiento y posible estrategia de negocios, que les ayude a tener alternativas durante la pandemia.

“La mayoría de emprendedores a nivel mundial fracasan porque no tienen las herramientas para poder desarrollarse, planificarse, capacitarse. Sí a un joven le interesa desarrollarse en aplicaciones necesita capacitación financiera, emocional y tecnológica base, que les ayude salir de la informalidad a la formalidad”, puntualizó.

No ven apoyo del Estado

En Guatemala no existe una ley específica para la juventud, según organizaciones sociales, eso repercute de manera indirecta en que no existan políticas específicas que permita a los jóvenes acceder a oportunidades de desarrollo.

El movimiento Paz Joven hizo un estudio para conocer los problemas que más afectan a los jóvenes y a sus familias, casi todas las respuestas se centraron en el tema económico y la falta de acceso a la educación.

“La situación se agudizó por la pandemia pero creemos que es una situación muy compleja donde los derechos de las juventudes no han sido reconocidos ni garantizados por el propio Estado. Lo que más afecta en sus hogares es el tema económico, jóvenes y adolescentes que tienen a sus padres en la economía informal que ha dado resultados negativos durante la pandemia y muchos se quedaron sin empleo incapaces de cubrir necesidades básicas”, señaló María Luisa Méndez, integrante de Paz Joven.

Estudiar tampoco es tarea fácil. Datos del Censo Nacional de Población y Vivienda revela que entre personas de 13 a 29 años de edad, solo un 71% utiliza teléfono celular, un 39% utiliza internet y un 27% computadoras.

“También el tema de la educación se ha visto muy afectada porque aunque pareciera que el país a nivel de tecnológica está frente a nuevas oportunidades, en el sondeo que hicimos, muchos dijeron tener problemas de acceso y hasta de señal de internet que se convierte en uno de los problemas principales para poder seguir accediendo a temas educativos. Las familias se han concentrado en invertir en la canasta básica y no tanto en una tarjeta de internet para recibir una clase en una sesión de zoom”, agregó Méndez.

Los jóvenes se cuidan menos del covid

Ya se ha demostrado que la juventud no es una garantía para vencer al nuevo coronavirus, pero esto es olvidado por algunos que han tratado de evadir las medidas de confinamiento para desarrollar actividades sociales.

Los datos que maneja el departamento de comunicación social de la Policía Nacional Civil (PNC) reporta, que de marzo a la fecha, 200 personas han sido detenidas por realizar reuniones sociales, en su mayoría, personas jóvenes.

El infectólogo Hugo Eduardo Pezzarossi señala que en las últimas semanas ha sido este grupo social el que más ha bajado la guardia con las medidas de prevención, escenario que vislumbra como un problema porque podría dejar un aumento de casos para nada esperado.

“Con relación a esta enfermedad y particularizando en personas jóvenes es importante reconocer dos aspectos. El primero es que el joven puede infectarse y cursar de forma asintomática en un alto porcentaje,  que pueden llegar a ser de hasta un 50%, la segunda es que al estar infectado y estar sin síntomas pueden seguir infectando a más personas”, señaló el experto.

Como se ha dicho la obesidad, la diabetes juvenil, enfermedades respiratorias como el asma y otras hacen que si una persona joven contrae el covid – 19, tenga el mismo riesgo de muerte que personas adultas.

“Yo soy fiel testigo de que la gente joven ha relajado las medidas preventivas y esto es un llamado para que ellos, por favor, eviten todavía en los siguientes meses incorporarse en sus actividades sociales. Yo sé bien que les hace falta, pero este es el momento donde deben tener una mayor persistencia en las medidas, no por andar con amigos deben de quitarse la mascarilla, saludarse de manera estrecha porque más de alguno podría cursar de manera asintomática”, concluyó Pezzarossi.

Es un hecho que en Guatemala todos están sufriendo los efectos de la pandemia, pero hace necesario pensar que si esta generación de jóvenes, que son la fuerza laboral e intelectual del país para los próximos años baja la guardia y no recibe el apoyo necesario del Estado para su formación académica y profesional, el futuro a corto y mediano plazo, no será nada alentador.