Diez semanas de paro agobian al sistema de Salud

¿Quién ayuda al que ayuda? es una de las frases que han abanderado el movimiento de los profesionales de la salud que salieron a las calles para exigir mejoras salariales, estabilidad laboral y la aprobación de la ley de la carrera administrativa para los trabajadores de ese sector.

Médicos de los hospitales del país, durante una de las manifestaciones para exigir mejoras salariales y recursos para brindar un mejor servicio a la población.
Médicos de los hospitales del país, durante una de las manifestaciones para exigir mejoras salariales y recursos para brindar un mejor servicio a la población.

Los médicos salieron por primera vez el 25 de julio último, hace ya 65 días.

Después de varios años de permanecer en el anonimato, las peticiones del gremio médico llegaron  a las autoridades de la cartera y del presidente de la República, Jimmy Morales; sin embargo, a 10 semanas de aquel intento de lograr un acuerdo no han recibido una propuesta que los haga deponer la restricción de atención en  la consulta externa, la cual se mantiene  desde el 3 de agosto.

Le puede interesar: Médicos residentes también exigen mejora salarial 

El ministro de Salud, Carlos Soto, ha dicho que debido al paro se ha dejado de atender diariamente a unos 500 pacientes, solo en los hospitales Roosevelt y   General San Juan de Dios.

En varias ocasiones  los profesionales y el funcionario se han reunido para discutir  y buscar  solución, pero  la negociación ha pasado por momentos tensos, al punto de que Soto amenazó con que si algún paciente moría  enviaría a prisión al responsable de  no haberle brindado atención.  

Peticiones


Los facultativos llegaron con una petición basada en el salario mínimo para los que laboran ocho horas diarias en el renglón 011, de unos Q3 mil 700. La tabla comienza en 6.5 sueldos mínimos para los residentes I —Q18 mil 805.87— hasta 12.5 para jefes de áreas —Q36,165.13—. 

Víctor Martínez,  ministro de Finanzas, señaló que se requerirían más de Q3 mil millones para cumplir esa demanda salarial, lo cual era poco viable. Soto  ha dicho que el presupuesto de la cartera es insuficiente para otorgar el aumento.

La propuesta oficial no ha convencido a los médicos. La primera era un bono único de Q2 mil y fue rechazada; luego ascendió a Q4 mil. El último ofrecimiento fue  un aumento del 15% para quienes ganan menos de Q6 mil,  8% para quienes devengan de Q6 mil a Q15 mil y 5% para los que reciben más de Q15 mil.

Esto le interesa: Médicos sostienen sus peticiones en el Congreso

El beneficio sería para los 55 mil 548 trabajadores del Ministerio, pues el Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud de Guatemala  también pidió   mejoras.

Aunque el Ministerio busca resolver el problema de ambos sectores en una misma propuesta, ninguno está dispuesto a aceptar su ofrecimiento.

Dignificación


El médico Leopoldo Mérida Spínola, miembro del comité ad hoc por la dignificación salarial de los profesionales de la salud, refirió que  el próximo 2 de octubre  se reunirán de nuevo  con el ministro para discutir una  contrapropuesta. 

Lea también: Ministerio de Finanzas descarta incremento salarial a médicos

“La propuesta no fue aceptada, era muy pobre, un incremento insignificante y no se podía aceptar”, dijo. En asamblea los facultativos trabajaron una moción distinta, la cual fue presentada la semana recién pasada, y esperan que  sea aprobada.   
Spínola señaló que la restricción en la consulta externa continuará hasta que la asamblea   decida lo contrario.

Contenido relacionado

> Sueldos de los médicos son menores a los de otras dependencias
>La declaración del ministro de Salud que enfadó al gremio médico
> Ministro de Salud anuncia acciones penales contra manifestantes