Dos sistemas de baja presión que avanzan en el Atlántico podrían convertirse en depresiones tropicales y acercarse

La temporada de lluvia 2021 ha dejado ya seis muertos en Guatemala y al menos 549 mil personas afectadas, por lo que se monitorea los efectos que podrían causar dos sistemas de baja presión que amenazan con acercarse al Caribe.

Dos fenómenos climáticos podrían fortalecerse y acercarse a territorio nacional durante su paso por el Atlántico y el Caribe. (Foto Prensa Libre: Twitter @Meteordmx)
Dos fenómenos climáticos podrían fortalecerse y acercarse a territorio nacional durante su paso por el Atlántico y el Caribe. (Foto Prensa Libre: Twitter @Meteordmx)

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología y la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres monitorean el avance de dos sistemas de baja presión que avanzan por el Océano Atlántico.

Según informó David de León, vocero de la Conred, se trata de sistemas asociados a ondas del este, “normales en la temporada de lluvia”, pero que con condiciones ambientales favorables podrían convertirse en depresiones tropicales.

De León indicó que se observa la evolución de los fenómenos climáticos en los próximos cinco días, periodo en el cual se podría establecer su trayecto y así determinar si se acercaría a territorio nacional y los efectos que tendrían.

Guatemala ha sido golpeada por la temporada de lluvia 2021 que comenzó no hace mucho, pero que ya ha dejado seis personas fallecidas en incidentes registrados en Chimaltenango (1), Quetzaltenango (1), Guatemala (1) y Sololá (3).

Al menos 549 mil 93 personas han resultado afectadas, 1 mil 453han sido damnificadas y se ha evacuado a cuatro mil 985. Otras siete mil 929 han sido atendidas y 343 han necesitado ser albergadas.

En cuanto a daños a la infraestructura, 941 viviendas han resultado con daños moderados, 57 con severos y 455 con leves. Hay 40 viviendas en riesgo, luego de 252 incidentes registrados a escala nacional.

Al menos 80 carreteras han resultado con daños, una fue destruida, y seis escuelas han resultado afectadas, así como cinco edificios y 13 puentes, de los cuales tres quedaron destruidos.

Durante el 2020, Guatemala sufrió el embate de la naturaleza con el paso de las tormentas Eta e Iota, que dejaron más de 1.7 millones de personas afectadas y al menos Q6 mil millones en pérdidas.

Fueron 61 personas fallecidos, 30 heridos, 99 desaparecidos, 311 mil 317 evacuados y un millón 790 mil 730 damnificados, principalmente en Alta Verapaz, Izabal, Quiché, Huehuetenango, Petén, Zacapa y Chiquimula.