“Dragón”, el perro que estuvo a punto de morir en un incendio forestal y que ahora podría salvar vidas

En diciembre del 2019, tres cachorros fueron localizados en una cueva en medio de un incendio forestal, y un año después uno de ellos es parte de un equipo de rescate.

Publicado el
Dragón se prepara para ser sometido a un proceso de adiestramiento sobre rescate de personas en estructuras colapsadas. (Foto Prensa Libre: Byron García)
Dragón se prepara para ser sometido a un proceso de adiestramiento sobre rescate de personas en estructuras colapsadas. (Foto Prensa Libre: Byron García)

El 27 de diciembre del 2019, un grupo de bomberos forestales luchaba contra un voraz incendio en la finca Agua de La Mina, Mataquescuintla, Jalapa. El fuego avanzaba con rapidez, y a lo lejos se escucharon unos gruñidos que salían de una cueva al pie de un viejo árbol que estaba en la ruta de las llamas.

De inmediato, integrantes de la Brigada de Respuesta de Incendios Forestales de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) se abalanzaron a la cueva y descubrieron que se trataba de tres cachorros de perro, los cuales habrían muerto quemados si los socorristas no hubieran intervenido con rapidez.

Los apagafuegos recuerdan que el día que localizaron a los cachorros hicieron una brecha para ganar tiempo para el rescate; sin embargo, cuando los perros fueron puestos a salvo ya habían sido afectados por el calor y el humo.

Dragón demuestra habilidades de obediencia. (Foto Prensa Libre: Conred)

Un año después, la vida ha cambiado para esos cachorros. Dos de los hermanos fueron adoptados por integrantes de la Conred, pero un tercero vive en la sede de la Brigada que le dio una segunda oportunidad de vida.

Se trata de “Dragón”, cuyo nombre fue seleccionado en honor a la forma como fue recatado de entre las llamas. Ahora que ya casi tiene un año, “Dragón” ha demostrado habilidades y obediencia y se encuentra en proceso de ser enviado a una escuela canina en la que aprenderá a buscar personas atrapadas en estructuras colapsadas. Mientras tanto aprende lo básico en obediencia.

Dragón fue rescatado junto a dos de sus hermanos cuando estaban a punto de morir quemados durante un incendio forestal. (Foto Prensa Libre: Conred)

Keny Martínez, uno de los bomberos forestales que rescató a “Dragón” y a sus hermanos, se muestra confiado en que el cachorro dé buenos resultados y sea de “mucha” utilidad en las tareas de rescate durante tragedias, como derrumbes o deslizamientos.

Martínez, quien se desempeña como subdirector de la Brigada, recuerda que “Dragón” hacía un recorrido por las instalaciones de la Conred de 12 a 14 horas, porque se ganó el cariño de los trabajadores, quienes le llevaban galletas.

De momento no se tiene claro a qué escuela canina será enviado, pero los encargados del perro están seguros de que tiene alto potencial y que por eso la vida lo puso en el camino de la Conred.

Desde pequeños los tres cachorros recibieron atención veterinaria. (Foto Prensa Libre: Conred)