Más de 10 mil embarazos en niñas y adolescentes se registraron durante julio

Las acciones del Estado para proteger a las niñas y reducir los embarazos adolescentes no son acordes a la dimensión del problema, asegura el Observatorio de Salud Sexual y Reproductiva (Osar).

Los embarazos en niñas y adolescentes se incrementaron en 10 mil durante un mes, según estadísticas del Osar. (Foto Prensa Libre: Andrea Orozco)
Los embarazos en niñas y adolescentes se incrementaron en 10 mil durante un mes, según estadísticas del Osar. (Foto Prensa Libre: Andrea Orozco)

Entre junio y julio de este año el número de embarazos en niñas y adolescentes se incrementó en 10 mil, según registros del Ministerio de Salud, recogidos por el Osar. Este problema, según el Observatorio, se agudiza por la falta de acceso a los servicios de salud y el nivel de impunidad en la justicia para castigar estas acciones, consideradas como delitos en niñas menores de 14 años, bajo cualquier circunstancia.


De enero a julio de este año, los embarazos en mujeres de entre 10 y 19 años sumaron 61 mil 686, cifra que preocupa al Osar, pues hasta junio se registraban 51 mil casos.

Mirna Montenegro, directora del Osar, afirmó que la situación va en aumento debido a dos motivos: En los casos de niñas menores de 14 años que se convierten en madres, lo que se considera violencia sexual, la causa es que se está denunciando más y en el caso de las madres adolescentes se trata de la falta de educación sexual y la cultura.

La falta de acceso a los servicios de salud, es lo que pone en riesgo a las niñas y sus hijos, también la falta de acceso al a justicia y el nivel de impunidad, que llega al 90 por ciento, en los casos de violencia sexual, señaló el Osar en su informe.

Lea también: Falso descenso de niñas madres se debe a fallas técnicas en medición

Niñas no madres

El Ministerio de Salud reporta, de enero a julio de este año, dos mil 102 casos de embarazos en niñas de 10 a 14 años. 13 de los casos corresponden a menores de 10 años, 38 a niñas de 11; 111 casos son de niñas de 12, 453 en menores de 13 y mil 487 casos a niñas de 14 años.

Huehuetenango, Alta Verapaz y Petén son los departamentos que tienen más reportes de casos de violencia sexual. Montenegro dijo que las estadísticas son mayores en los lugares con más pobreza, analfabetismo y violencia machista.

En el caso de los embarazos en adolescentes, hasta julio van 59 mil 584 registros de mujeres entre 15 y 19 años, en este caso, los departamentos con más registros son los de Huehuetenango, Alta Verapaz y Guatemala.

Lea también: El peligro de ser niña en Guatemala

Para evitar los embarazos en adolescentes, se requiere educación integral en sexualidad, así como acceso a servicios de salud sexual y reproductiva para adolescentes, concluye el Osar.

La atención al problema de los embarazos tempranos, asegura Montenegro, tiene que tener un abordaje integral, pero la respuesta del Estado no ha sido acorde a esta necesidad.

“Se requiere la atención de las niñas embarazadas y asegurar su bienestar y plan de vida. Prevención, cambiar imaginarios sociales y culturales del rol de las mujeres, tener programas para el empoderamiento de las niñas y adolescentes  y que continúen en la escuela”, es uno de los comentarios de la institución en su informe.

Contenido relacionado

> Los números de la terrible situación de las niñas madres

> Por embarazo, 65 niñas de Escuintla dejan sus estudios

> Las diferencias de país que condicionan el futuro de las niñas

Los comentarios están cerrados.

2