Van 33 jóvenes asesinados por pandilleros en plantel de la zona 6

El asedio de pandilleros a la Escuela Oficial Urbana Mixta Carlos Benjamín Paiz Ayala, en la zona 6 de la capital, ha dejado  desde el 2016 a la fecha  33 jóvenes muertos, lo que causa preocupación entre varios sectores  que ven  cómo cada día los delincuentes se apoderan de las aulas.

Alumnos, padres de familia y maestros de diversos planteles han denunciado la violencia de las maras. (Foto Prensa Libre: P. Raquec)
Alumnos, padres de familia y maestros de diversos planteles han denunciado la violencia de las maras. (Foto Prensa Libre: P. Raquec)

En ese edificio funcionan tres establecimientos en tres jornadas, y muchos de los  estudiantes están  involucrados en  pandillas y ahora ingresan armas de fuego y drogas a los salones de clase, según autoridades consultadas.


La situación es alarmante, pues de acuerdo con Verónica Galicia, jueza de Ejecución de Medidas de Jóvenes en Conflicto con la Ley Penal, muchos pandilleros —de la Mara Salvatrucha— llegan a recibir clases sin estar inscritos, pues la mara les exige cierto grado de preparación para diferenciarse del grupo rival.

En esas condiciones, todos los jóvenes están expuestos al reclutamiento de las pandillas. “Los alumnos que no quieren participar son amenazados y los matan. En un solo año mataron a 17 estudiantes”, comentó Galicia.

“La situación es caótica. Los profesionales que trabajan en la escuela están traumados porque todos los días se enfrentan a la delincuencia”, refirió la jueza, quien agregó que ese establecimiento es considerado una antesala al Centro Juvenil de Detención Provisional Gaviotas.

LEA ADEMÁS | Las tildes no serán impedimentos para realizar trámites legales.

Uno de los agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) que brindan seguridad al establecimiento, como parte del proyecto Escuelas Seguras, señaló que unos cien jóvenes o más estudian en ese plantel y que la mayoría están involucrados en pandillas.

Problema se extiende

La presencia de pandilleros es un problema que afecta a gran cantidad de establecimientos educativos de la ciudad y de Villa Nueva, por lo que  las autoridades implementan un programa de prevención del delito en nueve centros educativos.

El proyecto, impulsado por Galicia, no ha recibido el apoyo necesario, lo que la juzgadora considera como una muestra de la indiferencia de muchas organizaciones para resolver los problemas que afectan al país, pues, a su criterio, el tema de  la violencia debe interesar a todos.

Entre los establecimientos  priorizados para ser atendidos por el programa de prevención se encuentran el Centro Educativo Fe y Alegría, colonia El Limón 2, zona 18;  Centro Educativo Hermógenes, Barrio San Antonio, zona 6; Escuela Oficial Urbana Mixta Los Pinos, jornadas matutina y vespertina, colonia Los Pinos, zona 18; Instituto Nacional de Educación Básica Atlántida, jornadas matutina y vespertina, residenciales del Norte, zona 17;  Instituto de Educación Básica Brenda Elizabeth Del Cid, Chinautla; Instituto por Cooperativa de Chinautla; Instituto Nacional de Educación Básica de El Mezquital, zona 12 de Villa Nueva; Instituto Nacional González Mejía, zona 6; e Instituto de la colonia Villalobos, jornada vespertina, Villa Nueva.
Susana Gularte, directora departamental de Educación Guatemala Norte, manifestó que tienen identificados 11 establecimientos educativos en los que ha habido más violencia contra estudiantes.

Opiniones

Maricela Hernández, vecina de Santa Luisa, Chinautla, dijo desconocer si en el instituto del lugar estudian pandilleros, aunque aseguró que eso no le extrañaría.

Con apoyo de la Embajada de Estados Unidos fueron instaladas tres cámaras de videovigilancia frente a la escuela.
María Catalán, coordinadora del programa de prevención en el Instituto Nacional de Educación Básica Atlántida, zona 17, dijo  que hoy empezarán un plan piloto que busca alejar a los estudiantes de la violencia.
 
LEA AQUÍ | Estudiantes festejan un año sin violencia entre institutos de la zona 1

Agregó que participarán cinco establecimientos de las zonas 17 y 18 que fueron tomados en cuenta por ubicarse  en áreas vulnerables; además, explicó que se impartirán talleres   a los maestros.

Ayer fue inaugurada la escuela de padres  en el instituto de El Mezquital, como parte del Programa de Prevención del Delito.
Martín Catalán, coordinador del Consejo Comunitario de Desarrollo de  Santa Faz, Chinautla, e integrante de la Multisectorial de Chinautla Plataforma Urbana, lamentó que debido a la actitud de algunos estudiantes el instituto del lugar ha sido catalogado como el “instituto de la muerte”, por lo que  en la actualidad trabaja en un proyecto que consiste en la identificación de casos de violencia contra estudiantes.

Otros contenidos