Esmeralda, la siamesa sobreviviente ya puede ir  a  su casa

Después de la muerte de su hermana y permanecer seis meses en el Hospital Roosevelt, Graciela Esmeralda, será dada de alta el próximo miércoles.

Alma Victoria Martínez toma entre sus brazos a su hija Graciela Esmeralda, quien sobrevivió a  la cirugía de separación de su hermana siamesas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Alma Victoria Martínez toma entre sus brazos a su hija Graciela Esmeralda, quien sobrevivió a  la cirugía de separación de su hermana siamesas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Hoy, con una celebración, la pequeña fue despedida por médicos, enfermeros, pacientes y otras personas que tienen un especial afecto por ella.


El estado de salud de la niña evoluciona de forma favorable desde que fue separada de su hermana, Esmeralda Angely, quien falleció en diciembre pasado, dos meses después del procedimiento médico.

Durante la celebración, dode hubo piñata y pastel, Graciela Esmeralda estuvo en los brazos de su mamá, Alma Victoria Martínez, quien dijo estar feliz de poder regresar a su hogar, aunque lo hará sin su otra hija.

Las siamesas estaban unidas por el tórax y abdomen, compartían hígado, tráquea y saco pericárdico, que envuelve los corazones.

El 23 de octubre, cuando las niñas tenían poco más de un mes de nacidas, fueron sometidas a la cirugía de separación,  la tercera en efectuarse de forma exitosa en el país.

Nuevas dificultades

Graciela Esmeralda se trasladará junto a su madre a San Luis Jilotepe, Jalapa, a cinco horas y media de la capital.


La dificultad ahora es para doña Alma, como le llaman en el hospital a la mamá de las siamesas, debido a que es madre soltera y dejó su trabajo, con el que ganaba Q500 mensuales, para permanecer en el hospital al lado de sus hijas.

El hogar de Graciela Esmeralda está construido con láminas y tiene piso de tierra y los médicos le advirtieron a doña Alma que la niña debe estar en un ambiente más seguro, por lo que decidió vivir temporalmente en la casa de su mamá, en el mismo municipio, porque esta está fabricada con block y piso de cemento.


Las siamesas Esmeraldas nacieron el 10 de agosto en el Hospital Nacional de Jalapa, desde donde fueron trasladadas al Roosevelt para ser evaluadas. El 28 del mismo mes doña Alma llegó a ese centro asistencial donde ha permanecido durante los últimos seis meses con tres cambios de ropa y un par de zapatos.

La madre perdió cerca de 40 libras de peso debido a que no comía y no dormía de manera adecuada debido a la preocupación por sus hijas.

Si desea colaborar económicamente con doña Alma puede hacer sus aportes a la cuenta 4269028575 del Banco de Desarrollo Rural (Banrural), a nombre de Ana Silvia Martínez, hermana de doña Alma.

La puerta del intensivo de Pediatría del Hospital Roosevelt fue el lugar donde Alma Victoria Martínez permaneció durante más de dos meses. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)