Estado de Excepción en El Salvador: Qué acciones tomó el Gobierno de Guatemala para evitar el ingreso de pandilleros del vecino país

Restricción de garantías en el vecino país podría provocar movilización de pandilleros salvadoreños que pretendan huir de la justicia.

Publicado el
Militares guatemaltecos durante un operativo en una zona fronteriza con El Salvador. (Foto: Ejército)
Militares guatemaltecos durante un operativo en una zona fronteriza con El Salvador. (Foto: Ejército)

El Ejército de Guatemala en coordinación con la Policía Nacional Civil (PNC) incrementó los operativos policiales en las fronteras con El Salvador y Honduras, para evitar que pandilleros salvadoreños ingresen al país, luego de las restricciones decretadas por el Gobierno de Nayib Bukele.

De acuerdo Rubén Téllez, vocero de la institución armada, los operativos se centrarán en 27 puntos estratégicos, 21 de Jutiapa y seis de Chiquimula, y la directriz la emitió directamente el presidente Alejandro Giammattei.

El incremento de los operativos es “como respuesta a la decisión del Gobierno salvadoreño de limitar garantías”, ya que “se prevé que algunos grupos delictivos o integrantes de pandillas podrían intentar ingresar a territorio guatemalteco”, señaló el portavoz.

El Salvador experimenta una súbita ola de homicidios sin precedentes en al administración del presidente Bukele, que lo hizo que restringiera algunas garantías constitucionales para combatirla.

Medidas

Bukele aseguró que “las medidas a tomar serán implementadas por las instituciones pertinentes y anunciadas solo cuando sea necesario”.

“Para la inmensa mayoría de personas, la vida continúa normal. Dios nos bendiga a todos”, agregó.

El mandatario afirmó que los “servicios religiosos, eventos deportivos, comercio, estudios, etc., pueden seguirse realizando normalmente. A menos que usted sea pandillero o las autoridades lo consideren sospechoso”.

“Sin embargo, sí habrá algunos cierres focalizados y temporales en algunas zonas”, indicó Bukele.

Los derechos suspendidos por el Congreso son la libertad de reunión y asociación, el derecho a la defensa e inviolabilidad de la correspondencia.

Operativo conjunto entre el Ejército y la Policía, en el oriente del país, donde se busca evitar el paso de pandilleros salvadoreños. (Foto: Ejército)

También se suspendió la prohibición de la intervención de las telecomunicaciones sin autorización judicial y se amplió el plazo de detención administrativa a 15 días, cuando normalmente es de 72 horas.

El decreto que da vida a este régimen señala que las autoridades competentes para aplicar las medidas son el Ministerio de Seguridad, la Policía Nacional Civil y el Ministerio de la Defensa.

El documento no señala si las Fuerzas Armadas tendrán o no prerrogativas como la de intervenir las telecomunicaciones.

En tanto, la Policía ha incrementado los registros en zonas controladas por pandillas, según sus publicaciones en redes sociales.

Un soldado revisa a un transéunte en una calle de San Salvador. Con el estado de Exepción que rigen en ese país los militares pueden implementar operativos de control. (Foto Prensa Libre: AFP)