Estudiantes de ingeniería bautizan a los de nuevo ingreso

Los rituales de iniciación para los nuevos estudiantes de la Universidad de San Carlos (Usac) continúan y los desfiles semidesnudos ridiculez pública persisten en los actos.

Personal de la PDH acompaña el bautizo de estudiantes de nuevo ingreso a la facultad de ingeniería de la Usac. (Foto Prensa Libre: PDH)
Personal de la PDH acompaña el bautizo de estudiantes de nuevo ingreso a la facultad de ingeniería de la Usac. (Foto Prensa Libre: PDH)

Este jueves la facultad de ingeniería realizó el bautizo, desnudando a los nuevos estudiantes y sometiéndolos a desfiles públicos, entre risas y burlas de los sancarlistas antiguos.

El ritual vulnera derechos de los estudiantes, sin embargo a criterio de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH), son las mismas autoridades de la Usac quienes deben sancionar estas actividades, tomando en cuenta que fueron prohíbidas desde el Consejo Superior Universitario, luego de trascender actos vandálicos, incluso delitos sexuales durante la práctica en años anteriores.

Abner Paredes, defensor de la juventud, ha encabezado este año un seguimiento a las actividades de iniciación y es esta vigilancia según él, la que ha permitido reducir los abusos en el tradicional bautizo. 

“Lamentamos que se sigan dado este tipo de actividades, aunque se ha ido cambiando. Ya no hay agresiones como se daban antes, que les pegaba, y nosotros valoramos que haya un cambio. Sin embargo está prohibido realizar este tipo de actividades. Las autoridades de la Usac son los que deben tomar las acciones de prevención para que se cumpla el mandato emitido”, dijo Paredes. 

Agregó: “Estuvimos desde el inició de la actividad en calidad de observación para verificar que no se diera ningún tipo de problemas y agresiones. La actividad se realiza en parámetros que normalmente se dan en la Universidad, hicimos algunas recomendaciones  que se verificara si los estudiantes de nuevo ingreso padecían de algún problema de salud”.

Los estudiantes encapuchados que dirigieron la actividad anunciaron que fue de carácter voluntario y todos los participantes accedieron.

Jóvenes semidesnudos fueron zambullidos en una piscina llena de varios líquidos, luego corrieron alrededor del campus de la Usac, en la zona 12. Algunos utilizaron ropa interior femenina durante el ritual.

Mujeres también participaron del evento de iniciación, sin ser despojadas de su ropa, según se observó por la PDH.