Eta e Iota: Las imágenes del antes y después del paso de las tormentas de 2020

Noviembre de 2020 fue un mes trágico para Guatemala. El paso de dos tormentas, Eta e Iota, devastaron parte del país y dejaron a su paso 60 personas fallecidas.

Publicado el

Después de meses difíciles por la pandemia, Guatemala debió enfrentar una nueva emergencia en noviembre de 2020. A principios de ese mes, desde el Atlántico llegó la tormenta Eta, que formaba parte de la temporada de huracanes 2020, que marcó récord de tormentas.

Cuando las comunidades apenas se recuperaban de las primeras lluvias, otra tormenta empezó a sentirse con el nombre de Iota. Aunque finalmente entró ya convertida en depresión tropical, provocó severos daños.

Los departamentos más afectados fueron Alta Verapaz, Huehuetenango, Quiché, Petén, Izabal, Zacapa y Chiquimula. En total, según los datos oficiales de la Coordinadora para la Reducción de Desastres (Conred), 60 personas fallecieron, 30 resultaron heridas y se reportaron 100 personas desaparecidas.

Además, las lluvias y posteriores inundaciones dejaron a 2 millones 423 mil personas afectadas y 1 millón 782 mil de damnificadas.

Varias comunidades quedaron completamente inundadas y el agua tardó semanas en retroceder. Este es un recorrido fotográfico que muestra los estragos causados por las tormentas y cómo está la situación, un año después de lo ocurrido:

 Vista satelital: Senahú, Santa Catalina La Tinta y  Panzós, Alta Verapaz

La primera imagen fue tomada el 10 de noviembre de 2020, donde se muestra las inundaciones que afectaron los cultivos de maíz, frijol, arroz, palma de aceite, banano y plátano. La segunda toma es de un año después, donde se nota buena parte de los terrenos ya recuperados.

Vista satelital: Morales y Puerto Barrios, Izabal

La primera imagen fue tomada el 12 de noviembre de 2020, donde se muestra el desborde del río Motagua que ocasionó daños en cultivos de palma de aceite, banano, plátano y pastos. La segunda toma es de un año después, donde se nota buena parte de los terrenos ya recuperados.

Vista satelital: Campur, San Pedro Carchá, Alta Verapaz

La primera imagen fue tomada el 10 de noviembre de 2020, donde se muestra como la inundación afectó la aldea Campur, inundándola casi por completo. Además, provocó dalos en cultivos de café y cardamomo.  La segunda foto es de un año después, con la mayoría del área recuperada.

Vista satelital: aldea Playitas, Chisec, Alta Verapaz

La primera imagen fue tomada el 10 de noviembre de 2020. Muestra las áreas inundadas cercanas al río Chixoy en la Franja Transversal del Norte, entre Ixcán, Quiché y Chisec, Alta Verapaz. Además, los daños en cultivos de maíz y frijol. La segunda foto es de un año después, donde se observa como las inundaciones dejaron sedimento que afecta la tierra para nuevas cosechas

Deslave en aldea Quejá, Alta Verapaz

El 5 de noviembre de 2020, un deslave sepultó parte de la aldea Quejá, Alta Verapaz. Oficialmente, ocho personas murieron y se reportaron 88 desaparecidas. En la primera imagen, se muestra el lugar luego del deslave, en la segunda, el lugar que fue declarado como camposanto, debido a que se presume que la mayoría de personas desaparecidas quedaron sepultadas, pero por  la inestabilidad del terreno los trabajos de búsqueda y recuperación de cuerpos se suspendieron.

Sibché, Cobán, Alta Verapaz

Sibché es una aldea ubicada a pocos kilómetros del casco urbano de Alta Verapaz. En las primeras imágenes se muestra la situación en noviembre de 2020, cuando había 80 familias atrapadas que no recibieron ayuda pronto. En las imágenes comparativas, se muestra como el agua descendió en la comunidad, aunque dejó daños visibles aún un año después.

Campur, San Pedro Carchá, Alta Verapaz

La aldea Campur quedó totalmente inundada luego del paso de Eta e Iota y el agua tardó en descender más de dos meses. Al menos 900 familias resultaron afectadas y todas las casas resultaron con daños. Sin embargo, los pobladores han vuelto a pesar del peligro debido a que no tienen otro lugar donde vivir.