Gobierno crea fondo y mesa técnica para combatir emergencia alimentaria

Debido a que hay 2.3 millones de personas en riesgo por inseguridad alimentaria, el Ejecutivo anunció varias medidas, en las que se incluye el apoyo de la iniciativa privada. La sociedad civil urge a que los planes se concreten en el corto plazo.

En la primera reunión del Conasán no se concretaron planes para atender la desnutrición aguda. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
En la primera reunión del Conasán no se concretaron planes para atender la desnutrición aguda. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

A contra reloj, el nuevo gobierno intenta superar su primera prueba respecto a la seguridad alimentaria de la población, un compromiso de campaña de Alejandro Giammattei.

Entre las primeras acciones, el Ejecutivo impulsa la Cruzada Nacional por la Nutrición, pero que está enfocada en la reducción de la desnutrición crónica; sin embargo, todavía no tiene un plan para atender a 2.3 millones de personas que están en riesgo por la falta de alimentos y que sufren por un periodo recurrente en el país llamado Hambre Estacional.

Esto se evidenció durante la primera reunión del Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria, efectuado ayer 4 de enero, en el Palacio Nacional de la Cultura, donde los representantes de la sociedad civil mostraron su interés porque las acciones de atención comiencen a tiempo.

Durante la reunión, dirigida por el vicepresidente Guillermo Castillo, se indicó la creación de una mesa técnica en la que se evaluarán las acciones que debe tomar cada entidad para la atención oportuna a las familias en riesgo.

“La seguridad alimentaria y todo lo que tiene que ver con el hambre estacional nos preocupa muchísimo”, aseguró el vicemandatario.

Lea también: Más de 2.3 millones de guatemaltecos necesitan ayuda alimentaria, señala Conasan

El hambre estacional se registra todos los años entre abril y agosto, pero en el 2019 este periodo comenzó en marzo y las acciones del Ejecutivo llegaron en junio, con la entrega de un cupón de Q200 canjeable por productos de la canasta básica; sin embargo, el beneficio fue suspendido debido a las elecciones y fue en diciembre, cuatro meses después de finalizada la emergencia, cuando se retomó.

El 5 de marzo del 2019, cuando se efectuó la primera reunión del Conasán dirigida por el entonces vicepresidente Jafeth Cabrera, se anunció que el plan para combatir el hambre estacional tenía asignados Q900 millones aportados por distintas instituciones.

En ese plan se contemplaba apoyar a agricultores y no agricultores afectados por la pérdida de las cosechas.

Fondo para nutrición

El presidente Alejandro Giammattei también anunció la creación de un fondo por la nutrición cuyos aportes vendrán del Ejecutivo, Legislativo y de la iniciativa privada, a quienes se les solicitó en una reunión, el 3 de febrero, que aporte un poco de sus ganancias y utilidades de productos vendidos.

Lea también: La lucha contra la desnutrición es una deuda que el nuevo gobierno deberá solventar

El Ejecutivo también tiene el ofrecimiento de ayuda en especie de parte de donantes internacionales y como ejemplo mencionó a Taiwán, que dará mil toneladas de arroz.

La intención de Giammattei es que el fondo, que quedará constituido en las próximas semanas, comenzará con entre Q200 y Q300 millones de aporte del Ejecutivo, mientras que al Congreso se le solicitarán Q25 millones, más las donaciones que aporte la cooperación internacional por un monto similar al que aporte el país.

El presidente afirmó que lo que agrega valor a este fondo es el apoyo de los guatemaltecos, quienes colaborarán al comprar los productos de donde aportarán los empresarios.

Para garantizar la transparencia, el fondo será administrado por cinco personas, pero la ejecución estará a cargo de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesán) y del Ministerio de Salud.

“Queremos que el uso de los recursos esté en manos de personalidades que nos garanticen que los fondos que entren van a ser utilizados en prevenir el hambre y la desnutrición”, aseguró el mandatario.

Lea también: Readecuación al presupuesto definirá atención al hambre estacional de este año

Piden celeridad

En el Conasán también se presentó el presupuesto aprobado para este año, que es el mismo con el que se trabajó en el 2019 y el cual será readecuado según las necesidades de las nuevas autoridades.

El monto presentado es de Q5 mil 600 millones, aunque se había propuesto que este fuera de Q8 mil 200 millones los cuales no se consiguieron por no ser aprobado el anteproyecto del presupuesto 2020.

Luego de esta readecuación se tendrá claridad de la cantidad de recursos con los que cuenta cada ministerio, tanto para atender el periodo de hambre estacional como para la Cruzada contra la Desnutrición.

La sociedad civil, integrada en la Instancia de Consulta y Participación Social del Sistema de Seguridad Alimentaria, solicitó agilizar las acciones para atender el hambre estacional y presentar un plan detallado el 3 de marzo próximo.

Lea también: Sector privado se suma a la cruzada contra la desnutrición

Además, urgió a hacer de forma pronta la readecuación presupuestaria para tener certeza de la capacidad real de implementar la Cruzada contra la Desnutrición.

Como una propuesta también se solicitó contemplar una reforma fiscal y derogar la llamada Ley de Ganaderos, a lo que Castillo respondió que este año no se tiene contemplada una reforma a los impuestos y que el tema de la ley será analizado por las entidades adecuadas.

Sobre la readecuación presupuestaria, el ministro de Finanzas, Álvaro González Ricci, afirmó que la Ley del Impuesto al Valor Agregado (IVA) establece que un 0.5% está destinado a cumplir con programas y proyectos de seguridad alimentaria.

“Las instituciones están haciendo las readecuaciones presupuestarias y buscaremos garantizar las asignaciones y los recursos necesarios. Por concepto de IVA se estima un ingreso de alrededor de Q500 millones y se espera alcanzar 300 millones de quetzales con aportes, no solo del Gobierno, también de apoyo de cooperantes y del sector privado” indicó.

Contenido relacionado

Finaliza periodo de hambre estacional y el Maga no concluye entrega de ayuda

Pese a crisis, asistencia del Maga no llega a comunidades sin alimentos

Ejecución del presupuesto para hambre estacional impacta con aumento de niños desnutridos