Guatemaltecos creen que lo peor de la pandemia está por venir

Pese al miedo, entrevistados consideran que estamos mejor que otros países; no obstante, en Centroamérica es uno de los países con peores números.

Publicado el
Estudio de ProDatos señala que la población todavía piensa que el nivel de contagios de coronavirus crecerá. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Estudio de ProDatos señala que la población todavía piensa que el nivel de contagios de coronavirus crecerá. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El desarrollo del covid-19 en el país, que ya suma más 38 mil contagios y más de mil 400 fallecidos, hace pensar a los guatemaltecos que el país está por atravesar la etapa más crítica de la pandemia, según los datos que revela el estudio elaborado por la firma ProDatos.

En la encuesta, que se llevó a cabo del 3 al 5 de julio, cuando los contagios ya eran más 23 mil y los decesos rozaban el millar, el 72 por ciento de los encuestados respondió que lo peor de la pandemia está por venir, un dato que varió poco al compararse con la medición de junio, cuando se ubicó en 68 por ciento.

El porcentaje de encuestados que consideran que lo peor está por venir ha disminuido desde abril, cuando esta variable representaba el 77 por ciento de las respuestas.

Además, cuando se efectuó la cuarta encuesta el país registraba 22 mil infectados más desde la medición de junio. Este vertiginoso avance de los contagios hace creer al 84 por ciento de los entrevistados que en el corto plazo se llegará a los 50 mil casos.

De seguir la tendencia de infecciones, según la cual se registra un promedio de casi seis mil 500 nuevos positivos a covid-19 cada semana, la temida cifra podría alcanzarse a principios de agosto. Tan solo en la semana que está por finalizar se han registrado tres mil 584 nuevos casos.

En la región

El pesimismo de los guatemaltecos, sin embargo, contrasta con la consideración que hacen los encuestados al compararse con otros países, puesto que el 47 por ciento afirma que la situación en Guatemala está mejor que en otras naciones, contra el 26 por ciento que cree que se encuentra igual, y un 27 por ciento que considera que está peor.

Pero esa sensación no tiene nada que ver con los números que se registran, al menos en el caso de Centroamérica, donde Guatemala tiene una de las peores estadísticas.

Por ejemplo, es el segundo país con más casos positivos, solo detrás de Panamá, que encabeza la lista con más de 50 mil contagios, aunque el país canalero ha efectuado el triple de pruebas que Guatemala.

En su orden y con cifras actualizadas hasta el jueves último, le siguen Honduras, 30 mil 36; El Salvador, 10 mil 957; Costa Rica, nueve mil 546; Nicaragua, tres mil 147, y Belice, con apenas 40 casos.

En cuanto al número de decesos, Guatemala es el país de la región que encabeza las cifras con mil 404 fallecidos, seguido por Panamá, mil ocho; Honduras, 825; El Salvador, 298; Nicaragua, 99, y Costa Rica, 42. Belice no reporta ninguno, hasta el momento.

Cabe destacar que las noticias sobre los contagios y muertes en otras latitudes como México y el propio Estados Unidos también resuenan con fuerza en Guatemala, lo que en determinado momento puede hacer pensar a los guatemaltecos que la situación en el país está mejor que en otros.

El temor que sienten los guatemaltecos también contrasta con el hecho de que un importante segmento de la población, principalmente los jóvenes, no se cuida lo suficiente para evitar la propagación de la enfermedad.

Según el estudio de ProDatos, el 32 por ciento respondió que se cuidaba apenas “algo” o “nada” para evitar contraer el virus.

Cargando

No hay que temer

El epidemiólogo Arturo Sánchez López afirma que no existe razón para sentir miedo, puesto que lo que se necesita para disminuir el ritmo de contagios es “llegar a la población con un mensaje claro, simple, para que produzca un cambio de comportamiento”.

“Más que miedo debemos insistir en la necesidad de que la población participe cumpliendo con las medidas que se dictan. Hasta hoy se han hecho campañas masivas, pero no hay campañas locales, ni mensajes cara a cara con mediciones claras del impacto que están teniendo”, puntualizó.

Expuso que alcanzar un número elevado de casos dependerá de la cantidad de pruebas que se efectúen, que a la fecha han arrojado una positividad entre el 36 y el 52 por ciento.

No obstante, Sánchez señala que alcanzar o no los 50 mil contagios también se relaciona con las medidas que se tomen, pero, muy especialmente, si la población las pone en práctica o no, como el uso de mascarilla, lavado de manos y el distanciamiento social.