Hombre habría enviado mensajes inapropiados a niña por redes sociales para intentar raptarla

El hombre fue aprehendido por las autoridades mientras intentaba subir a su vehículo a una niña de 12 años.

Publicado el
El detenido contactó a su víctima por medio de redes sociales por donde le enviaba fotografías pornográficas a la menor. (Foto Prensa Libre: PNC)
El detenido contactó a su víctima por medio de redes sociales por donde le enviaba fotografías pornográficas a la menor. (Foto Prensa Libre: PNC)

La Policía Nacional Civil (PNC) capturó este viernes por la tarde a  un hombre a quien señalan como el presunto responsable de intentar raptar a una menor de edad.

La detención del sospechoso se dio en las inmediaciones de un centro educativo del cantón San Jorge, zona 2 de San Gabriel, Suchitepéquez.

Frente a la escuela y a plena luz del día, el presunto secuestrador pretendía llevar a la fuerza a una niña de 11 años. De igual forma, el señalado intentaba subir a la menor a un automóvil color verde y retirarse del lugar con ella.

Además: Pandillas reclutan a menores a través de las redes sociales

Por medio de las denuncias de los vecinos del lugar, la PNC pudo intervenir y capturar al señalado por delito de secuestro. Asimismo, el aprehendido fue puesto a disposición del juzgado respectivo.

Luego de la intervención de la PNC, se confiscó un celular. Este aparato móvil era utilizado por el presunto secuestrador para interactuar con la víctima por medio de mensajes en redes sociales.

Durante el operativo se le encontró un celular al capturado, con el cual hablaba con la menor edad. (Foto Prensa Libre: PNC)

De igual manera, con este dispositivo, el individuo habría enviado material pornográfico a la menor.

Lea también: Carta reveladora: Tomás Gimeno habría dejado un misterioso mensaje antes de asesinar a sus hijas

El hombre fue identificado como Mario David Villalobos Socop, de 27 años, quien fue denunciado por los vecinos del sector al presenciar el acto.

Ante estos deplorables hechos, la PNC recomendaron a los padres de familia supervisar el uso de celular y redes sociales de sus hijos.

De igual forma, los incitan a denunciar cualquier irregularidad por medio de la línea telefónica de la policía.