Incrementa demanda de servicio de transporte extraurbano

Desde la mañana de este jueves incrementó la demanda de buses extraurbanos por centenares de personas que buscan trasladarse a otro departamento para pasar la Navidad. 

Centenares de personas salieron desde esta mañana de la capital. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)
Centenares de personas salieron desde esta mañana de la capital. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

Desde la mañana de este sábado incrementó la cantidad de viajeros en la estación de buses de la Central de Mayoreo (Cenma), centenares de personas abarrotaron el lugar buscando abordar uno de los primeros buses extraurbanos para viajar a otro departamento.

Maletas, canastos, bolsas y largas filas de personas predominaban no solo en el Cenma, sino también en la estación de buses de El Trébol.

Riesgo de sobrecarga

Junto con la demanda de transporte incrementa el riesgo de que las unidades vayan sobrecargadas, representando un riesgo para los pasajeros.

Dalia Santos, portavoz de la Policía Municipal de Tránsito de Villa Nueva dijo que han montado operativos, principalmente en la ruta al Pacífico, para verificar que se cumpla con las restricciones al transporte pesado y que los buses de transporte público no vayan sobrecargados.

El tema de la sobrecarga también es un asunto que monitoreará la Dirección General de Protección y Seguridad Vial (Provial), el cual mantendrá operativos en las principales carreteras del país, como parte del programa Navidad Segura que inició el 24 de noviembre.

“Que tomen en cuenta que al abordar un bus sobrecargado también es responsabilidad de ellos -los pasajeros- porque pudiendo denunciar al 1520 de Provial deciden abordar. Un bus sobrecargado no tiene el mismo funcionamiento en frenos, los pilotos exceden los límites de velocidad y van con peso de más. Es un riesgo siempre”, dijo Aquino.

El vocero mencionó que, si los pasajeros ven que empiezan a sobrecargar el bus, pueden denunciarlo al número mencionado, para que se coordine el operativo para detener el bus.

Provial asegura que al detener la unidad deben bajar a los pasajeros que vayan de más y los trasladan a otro bus. El piloto o ayudante están obligados a devolver el costo del pasaje.

Otro de los problemas comunes es que los pilotos o ayudantes, aprovechándose de la demanda, decidan incrementar la tarifa del pasaje, situación que también debe ser denunciada.

“No se dejen intimidar por si les dicen que los van a bajar, es no es así. Si nosotros sorprendemos a un ayudante que está cobrando de más o baja a los pasajeros que denuncien, sería citado a la DGT y se le seguiría un proceso por este inconveniente”, aseguró Aquino.

Sí después de que devuelvan el pasaje, el piloto se rehúsa a cumplir con la ruta completa o decide bajar a los pasajeros, el piloto podrá ser sancionado e inclusive, según Provial, podrían ser acusados de estafa.

Alcohol y volante

Los operativos también tendrán por objeto verificar todo tipo de vehículo para constatar que los pilotos no manejen bajo efectos del alcohol, para evitar riesgos de accidentes. Los pilotos que sean sorprendidos en ese estado, tendrán las sanciones correspondientes. 

En los operativos también se monitoreará que los vehículos de transporte pesado que circulen después del horario de restricción, cuenten con el permiso de la Dirección General del Tranporte (DGT).

Las multas para quienes circulen sin el permiso serán de Q500 y podrán ser aplicadas en cada uno de los municipios que transiten, es decir que una multa no lo exonera de otra y pueden ser acumulables.