Jueves Santo: Guatemaltecos visitan Sagrarios cumpliendo con medidas por la pandemia

Los guatemaltecos cumplen con la tradición de recorrer siete iglesias para visitar igual número de Sagrarios en la noche del Jueves Santo en medio de medidas especiales para evitar la propagación del coronavirus.

Publicado el
En las parroquias se tomaron medidas para evitar la propagación del coronavirus. (Foto Prensa Libre: María René Barrientos)
En las parroquias se tomaron medidas para evitar la propagación del coronavirus. (Foto Prensa Libre: María René Barrientos)

En Semana Santa, una tradición importante para los guatemaltecos es recorrer siete iglesias para visitar igual número de iglesias. En la zona 1, la noche del Jueves Santo es especial pues las iglesias permanecen abiertas durante casi toda la noche y la afluencia de personas es masiva.

Sin embargo, este año las cosas han sido diferentes. Las iglesias tomaron medidas especiales para poder cumplir con la tradición, pero evitando la propagación del coronavirus.

Por ejemplo, la Parroquia Nuestra Señora de la Merced instaló letreros que piden mantener el distanciamiento social. En la mayoría de iglesias se colocaron los Sagrarios en una puerta para que los fieles católicos puedan hacer la visita sin ingresar a los templos, evitando de esa manera aglomeraciones.

 

Todas las personas que realizan el recorrido portaban mascarilla y la visita se realiza muy rápido. Antes de pasar por el lugar a los devotos se les toma la temperatura y se les aplica alcohol en gel en las manos. Cada cierto tiempo se hace una desinfección del área donde los visitantes transitan.

El Sagrario del Santuario Arquidiocesano del Señor San José fue ubicado en la puerta del templo. (Foto Prensa Libre: María René Barrientos)
En la iglesia Beatas de Belén el Sagrario sí estaba en el interior del templo. (Foto Prensa Libre: María René Barrientos)
En la parroquia Nuestra Señora de la Merced también se colocó el Sagrario en la puerta del templo. (Foto Prensa Libre: María René Barrientos)
(Foto Prensa Libre: María René Barrientos)

 

Este año la afluencia de personas es significativamente menor a los años anteriores debido a la ausencia de procesiones y la pandemia.

La tradición

La visita a los siete sagrarios es una forma de recibir indulgencias para hacerse perdonar los pecados. El siete tiene un significado sagrado y místico de perfección. Recuerda los siete lugares a donde fue llevado Jesús antes de ser crucificado.

Las iglesias que se visitan y el orden en que se hace es de elección de cada persona, así también como el rito que se realiza en cada templo. La visita a los sagrarios permite a los fieles la posibilidad de reducir las penas acumuladas por sus pecados, aunque se trata una cuestión de fe, ya que no existe una base en el derecho canónico que lo respalde.