La polémica por el regaño que recibió un guardia en el aeropuerto por comprar comida en una venta ambulante

“Tu trabajo era cuidar el aeropuerto”, le dice Francis Argueta, director de Aeronáutica Civil (DGAC) a un guardia de seguridad que vigilaba la salida del Aeropuerto Internacional la Aurora y quien se supo, en principio, había sido despedido por comprar alimentos en una venta ambulante, las cuales están prohibidas.

Captura del video en donde Argueta llama la atención al guardia de seguridad. (Foto: Twitter)
Captura del video en donde Argueta llama la atención al guardia de seguridad. (Foto: Twitter)

En las redes sociales circula un video en el que Argueta le recrimina la acción a dos personas. El referido guardia de seguridad, quien al recibir el regaño trata de esconder la comida que compró; y a otra, cuya labor, según dijo el propio director de la DGAC, es vigilar que no se instalen ventas en el lugar.

En Twitter abundaron las críticas en contra del director de Aeronáutica, sobre todo porque, supuestamente habían sido despedidos, aunque la empresa para la que labora el guardia, Wackenhut, confirmó que no fue así.

La otra persona sí era empleada del Aeropuerto, pero tampoco fue despedida.

“Quitarle el trabajo a un empleado por comprar comida es un acto de prepotencia”, escribió Mario Estrada, usuario de Twitter.

Mientras que Alejandro Gaitán publicó en la misma red social: “Tal vez solo para eso le alcanzó, para un su panito y ahora lo deja sin trabajo… Pero hay un Dios justo, que no deja nada al olvido cuando le tocan a sus hijos”.

Otros usuarios de Twitter reprochaban la actitud “prepotente” de Argueta: “Que prepotencia y el humilde trabajador escondiendo su comida. @FrancisArguetaA bájese de esa nube que ya se está mareando y esas caídas duelen”.

Algunos cuestionaban si dentro del aeropuerto hay alguna cafetería que provea de alimentos a los empleados a bajo costo, mientras otros, como Brenda Hernández, aprovecharon para recriminar otras irregularidades que han tenido que ver con la seguridad de esa terminal aeroportuaria.

“¿Y cómo para cuándo despide a quienes permitieron que —los— Bitkov tuviera acceso a las cámaras de seguridad del Aeropuerto? ¿O ese sí era el trabajo que tenían asignado?”, cuestionó Hernández.

  • La periodista Michelle Mendoza compartió el video en Twitter

Se defiende

Pero Argueta asegura que no despidió a nadie.

Consultado por Prensa Libre, aseveró que al trabajador del Aeropuerto solo le llamó la atención, mientras que, en cuanto al guardia no puede despedirlo puesto que labora para una compañía externa (Wackenhut) que provee los servicios de seguridad en esas instalaciones.

No obstante que en el video se ve a Argueta hablando por teléfono al mismo tiempo que llama la atención al guardia en tono elevado, afirmó que en ningún momento habló con la compañía para que destituyeran al agente, y fue más allá al asegurar que si fue despedido “con gusto le doy trabajo”.

“No me he comunicado con la empresa para hablar del caso tengo muchas otras cosas qué hacer. No tengo por qué decirle a una empresa a quien contratar o que despida a una persona, no tengo competencia para…”, aseguró.

Argueta recordó que las ventas ambulantes fuera del aeropuerto están prohibidas puesto que “estamos en un proceso de reordenamiento”.

Descartó que haya hablado de manera prepotente al guardia de seguridad y que “es diferente hablar con firmeza”. “Si contratan a una persona de seguridad para cuidar de sus hogares y si está incumpliendo tiene que poner orden. He sido paciente, pero todo tiene un límite”, subrayó Argueta.

No labora para el aeropuerto

La compañía indicó que el guardia no trabaja para el aeropuerto, sino para una aerolínea, por lo cual Argueta no tiene la potestad de despedir, ni siquiera pedir que despidan al guardia.

No obstante que Argueta aseguró que no fue prepotente, un gerente de Wackenhut indicó que el director de la DGAC le quitó su gafete al agente cuando se percató que había comprado comida, pero que la mañana de este miércoles tuvo que devolvérselo y el guardia se presentó de nuevo a sus labores.

“El no puede tomar ninguna decisión en contra de nuestra gente, si él quisiera hacer algo tiene que comunicarse con la aerolínea que investiga y nos pide alguna situación, pero la aerolínea no tiene ningún problema con eso —comprar comida—”, indicó Cesar Velasco, gerente de esa región de la compañía.

Contenido relacionado

> Guatemala sigue en alerta por amenaza del sarampión

> En la denuncia contra la corrupción y narcopolíticos se centra marcha del 1 de Mayo

> Varios sectores de Mixco y Villa Nueva están en riesgo por deslizamientos

 

1

Gustavo Ramirez Hace 7 meses

Ahí debe darse cuenta este señor de que los que ganamos el salario mínimo, y no estamos por “cuates” ganando un sueldazo tenemos que ver donde nos alcanza para alimentarnos