Las seis recomendaciones del Arzobispado de Guatemala para procesiones de 2022 por el covid-19

Arzobispado de Guatemala se refiere a las procesiones para el 2022 y da recomendaciones a las hermandades por el covid-19.

Publicado el
Las procesiones de la Semana Santa 2021 en Guatemala fueron suspendidas con el fin de evitar aglomeraciones por el covid-19.  (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Las procesiones de la Semana Santa 2021 en Guatemala fueron suspendidas con el fin de evitar aglomeraciones por el covid-19. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El Arzobispado Metropolitano de Santiago de Guatemala emitió este martes 7 de diciembre un comunicado del arzobispo Gonzalo de Villa respecto de las actividades de Religiosidad Popular, en particular sobre las procesiones de la Cuaresma y Semana Santa 2022.

Justifica que el año litúrgico, que es el marco temporal en que la Iglesia católica celebra el misterio de Cristo, ha iniciado con el tiempo del Adviento.

Añade que es esta celebración anual del misterio pascual la que ofrece el marco para la vivencia del culto cristiano, tanto en la liturgia como en la piedad popular.

En ese sentido, resalta que el inicio de este nuevo año litúrgico 2022 hace volver la mirada hacia la celebración de la Pascua del Señor y la solemnidad, lo cual lleva la pregunta sobre las modalidades en que ha de efectuarse dicha conmemoración, tanto en la liturgia como especialmente en la piedad del pueblo cristiano.

Indica que la pandemia del covid-19 obligó una serie de restricciones para contener su avance y tal parece que poco a poco vamos entrando en una nueva normalidad.

Resalta que esta puede permitir una mayor apertura para que los fieles participen de las celebraciones litúrgicas en general, así como también en actividades de piedad popular.

Afirma que después de la necesaria coordinación con el gobierno central, el Arzobispado de Santiago de Guatemala quiere comunicar a la feligresía católica, así como a las hermandades, cofradías y asociaciones de piedad popular de la Arquidiócesis que, en principio, sí se autoriza la celebración de procesiones y otras actividades de culto público durante la Cuaresma y Semana Santa 2022.

Aclara que esta autorización general aplica únicamente a las parroquias y comunidades de la Arquidiócesis de Santiago de Guatemala y obliga a quienes las preparan a tomar en cuenta criterios y acciones por la pandemia.

Indica que es importante agregar que las hermandades, cofradías y asociaciones de pasión no deben descuidar su participación en la organización parroquial de las celebraciones de la Semana Santa, especialmente del Triduo Pascual: los oficios del Jueves Santo, del Viernes Santo y especialmente la celebración gozosa de la Solemne Vigilia Pascual 2022.

Destaca que todo lo dicho en relación con las procesiones de Semana Santa puede igualmente aplicarse a las de la Cuaresma y también a los rezados de la Santísima Virgen María en ocasión del Adviento y la Navidad así como a otras procesiones tradicionales. Sin embargo, para nuevas procesiones se ha de contar con la debida autorización de la Curia Arzobispal.

Lea también: Salud alerta de llamadas falsas para solicitar datos personales para acceder a tercera dosis anticovid

Indica que la proximidad de la celebración de la Navidad sea un motivo de bendición para todos, y que el nacimiento de nuestro Salvador nos anime a seguir en el esfuerzo evangelizador y misionero de llevar su salvación a todos.

Se consultó al área de Comunicación del Ministerio de Salud respecto del tema e informó que según Virginia Herzig, jefa de la Unidad de Gestión de Riesgo, se está trabajando en el protocolo para las procesiones de Semana Santa.

Acciones para tomar en cuenta

  • Coordinar con las autoridades locales sobre las medidas a tomar y cuales han de ser los protocolos sanitarios que se establezcan, dependiendo del semáforo de alertas epidemiológicas por el covid-19 vigente para los días de las celebraciones pascuales.
  • Verificar que todos los feligreses de ambos sexos que participen de dichas actividades cuenten con el esquema completo de vacunación, requisito obligatorio para participar de cualquier procesión.
  • Asegurarse de que, en todo momento, se utilice la mascarilla de forma adecuada y en lo posible, se anime un sano distanciamiento entre los participantes.
  • Coordinar entre las hermandades, cofradías y asociaciones que hagan procesiones en los mismos días, especialmente el Viernes Santo, para evitar traslapes de recorridos y excesivas concentraciones de personas, particularmente en la Plaza Mayor frente a la Catedral Metropolitana.
  • Aprovechar de los medios de comunicación social para realizar campañas de concientización entre los participantes de los cortejos procesionales y los feligreses que quieran acudir a estos en el sentido de guardar los debidos cuidados para evitar que aglomeraciones innecesarias puedan derivar en nuevos contagios.
  • Dado que la pandemia no ha terminado, es importante que todo cortejo procesional o velación que se organice se realice de forma con el cuidado suficiente para que sea, a la vez, una celebración solemne pero sobre todo segura para los participantes y que pueda adaptarse a la situación vigente.