Los colores y el mensaje de Martes Santo: colectivo Chucho Callejero elabora alfombra en Centro Histórico

El colectivo de artistas Chucho Callejero elaboró este martes santo una alfombra a un costado de la Iglesia La Merced, en la zona 1 de la capital.

Colectivo Chucho Callejero elaboró alfombra en la zona 1 de la capital. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Colectivo Chucho Callejero elaboró alfombra en la zona 1 de la capital. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

Chucho Callejero es un colectivo de artistas visuales de Guatemala, dirigido por Jorge Corleto y durante varios años han elaborado alfombras cuyo arte ha sido catalogado como murales efímeros.

Los colores, las formas y los mensajes, han sido elementales para enviar mensajes en las alfombras de aserrín.

“La alfombra de hoy es de exhibición debido a las restricciones. Estoy con el equipo integrado por siete personas y decidimos elaborar la alfombra de La Reseña en el callejón de Jesús”, dijo Jorge Corleto, director del colectivo, quien junto a sus compañeros se instaló frente a la iglesia La Merced, en la zona 1 de la capital.

“Este es el sexto año que elaboramos alfombras durante la Semana Santa. El año pasado (2020), no se hizo debido a las limitaciones que dejó la pandemia del coronavirus. Sin embargo, este año decidimos trabajar una alfombra de exhibición, la cual es más pequeña a las anteriores cuando hubo procesiones”, añadió Corleto.

La alfombra que elaboró el Colectivo Chucho Callejero fue de 6 x 4.50 metros. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

Expresión artística

El colectivo Chucho Callejero ha destacado en Guatemala y se ha ganado la admiración de ciudadanos locales y extranjeros durante las procesiones en el país, especialmente en la Semana Santa, debido a sus coloridas y elaboradas alfombras que cuentan con extraordinarios diseños.

Este martes 30 de marzo (Martes Santo), el colectivo guatemalteco presentó una alfombra de 6 x 4.50 metros que comenzó a elaborar a las 6 horas.

“A las seis de la mañana realizamos el trazado y a partir de las siete, comenzamos a aplicar el aserrín. Dependiendo la trascendencia y figuras que tenga, así es el tiempo que se invierte en elaborarla. La de hoy tuvo en promedio seis horas de trabajo”, concluyó Corleto, quien, junto a su colectivo, en años anteriores sus alfombras tienen dimensiones de 15 o 20 metros.