Plan Internacional presenta campaña para eliminar desigualdades en niñas

En Guatemala las niñas se encuentran en desventaja social, por factores que van desde el poco acceso a la educación, matrimonios y embarazos forzados y pocas oportunidades profesionales, por lo que Plan Internacional lanzó este lunes una campaña que busca reducir estas brechas.

La campaña Niñas con Igualdad de Plan Internacional busca empoderar a las niñas en sus comunidades. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)
La campaña Niñas con Igualdad de Plan Internacional busca empoderar a las niñas en sus comunidades. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

El 65% de menores que no tienen acceso a educación son mujeres, y por medio de la campaña Niñas con Igualdad, la organización Plan Internacional busca que las menores tengan las mismas oportunidades que los varones en los salones de clases, pero también en sus comunidades. 


En el área rural ver a niñas en los salones de clases no es habitual. Según el censo 2017-2018 del Ministerio de Educación, se estima que 141 mil 337 menores están fuera del sistema escolar, de ellos 91 mil 869 son niñas. 

Naydelin, de 14 años, es originaria de Jalapa, y en su comunidad menciona que las niñas aún son relegadas a las labores de la casa y el matrimonio es para muchas su única opción. “La mayoría se casa a los 14 o 15 años y a veces los padres las obligan por falta de recursos económicos”, indica la jovencita que se ha convertido en vocera de la campaña Niñas con Igualdad, impulsado por Plan Internacional.

Afortunadamente la realidad de Naydelin ha sido otra, pues sus padres la han apoyado y le han dado la oportunidad de estudiar. Recién culminó el segundo grado de secundaria y su sueño es estudiar Leyes.

“Es muy importante que las niñas estudien para tener un mejor futuro, para que tengamos las mismas oportunidades que los niños y llegar a tener un buen trabajo. Es necesario que los padres le den oportunidad a las niñas de seguir estudiando”, reflexiona la adolescente.

Naydelin López, de 14 años, es vocera de la campaña de Plan Internacional. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

Su condición de niña la puso en desventaja, pero a ello se sumó que nació con una deformación en la cadera, por lo que sufrió de doble discriminación. El apoyo de sus padres fue esencial para superarlo. 

No deje de leer: Busca frenar uniones forzadas y embarazos en niñas

“Mi papá me hizo una canción para que no me sintiera mal y que alcanzara mis sueños, que siguiera adelante no importando lo que dijeran las demás personas”, señala Naydelin, quien gracias a Plan Internacional en el 2015 sometió a una operación para corregir el problema.

“Aquí no hay nadie mejor, porque somos iguales”, dice la canción, y viene a reforzar la campaña, que desde este lunes difunde mensajes como: “Mis decisiones son igual de importantes que las de todos” y “Mis ideas son igual de grandes que las de todos”.

En desventaja

El poco acceso a la educación es un tema que ocupa a Plan Internacional, pero también preocupa la violencia. Cifras presentadas durante el lanzamiento de la campaña señalan que de enero a noviembre de este año se ha detectado 443 casos de muertes infantiles por violencia intrafamiliar. Mientras que el Observatorio de los Derechos de la Niñez (Ciprodeni) reporta que de cada mil niñas entre 10 y 19 años, 625 resultan embarazadas.

“Es esencial hacerles ver que son libres de elegir a quien amar porque el matrimonio no es cosa de niños y casarse también es su decisión, por lo que no deben permitir que sus padres o ninguna persona las intercambie por tierras o bienes”, acota Anne Birgitte Albrectsen, directora Ejecutiva de Plan International.

Anne Birgitte Albrectsen, CEO Plan International, menciona que es importante que las niñas alcen la voz en sus comunidades. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

Con la intención de cambiar la desigualdad de género, la campaña busca empoderar a las niñas, enseñándoles sus derechos y el potencial que tienen para cambiar sus comunidades. Es un movimiento que está en marcha en 40 países, y 40 más se sumarán en los próximos meses. 

Los mensajes ya se difunden por medio de vallas publicitarias en distintos puntos del país, así como en redes sociales. “No vamos a detener la campaña hasta que cada niña logre libertad, derecho a decir las cosas y tenga libre movimiento”, según Albrectsen.

En esa labor, niñas como Naydelin se han convertido en lideresas y motivan a otras menores para que puedan hablar sin sentirse amenazas por la violencia o el acoso, a fin de que sean libres y se sientan seguras en la casa, calles, trabajo, escuela, y levanten su voz en pro del cambio.

Contenido relacionado

> Falso descenso de niñas madres se debe a fallas técnicas en medición

> El peligro de ser niña en Guatemala

> Los números de la terrible situación de las niñas madres