Médicos exponen cuál es el escenario para las procesiones en Guatemala tras la actualización del Semáforo covid-19

Ministro de Salud y médicos hablan sobre las recomendaciones a tomar en cuenta durante las procesiones en Guatemla tras las actualización del Semáforo Covid-19.

Publicado el
Los expertos temen un repunte de casos ya que en las procesiones el público difícilmente tendrá distanciamiento físico. Fotografía: Prensa Libre/EFE (Esteban Biba).
Los expertos temen un repunte de casos ya que en las procesiones el público difícilmente tendrá distanciamiento físico. Fotografía: Prensa Libre/EFE (Esteban Biba).

En 2022, algunas procesiones en Guatemala volvieron a recorrer las calles y otras ya están programadas para la Semana Santa, salvo en municipios que estén bajo alerta roja según el semáforo de alertas epidemiológicas.

Guatemala se ha caracterizado por sus procesiones de grandes dimensiones durante la Semana Santa, principalmente en la capital y en Antigua Guatemala, municipios para los próximos 14 días se encontraran bajo alerta naranja.

En las últimas tres actualizaciones del sistema de alertas epidemiológicas, la ciudad y Antigua Guatemala han recibido una puntuación 8.5, salvo la ciudad colonial que redujo sus niveles de contagio en esta actualización a 7.5.

El Ministerio de Salud mide las pruebas realizadas, los nuevos casos positivos y el porcentaje de población con al menos dos dosis de vacunas, lo que les ha permitido no estar en alerta roja y hacer procesiones bajo medidas sanitarias.

Los protocolos

El Ministerio de Salud publicó a inicios de febrero los protocolos sanitarios para las procesiones, destacando que si se cumple con medidas de bioseguridad y si el municipio no está bajo alerta roja, es posible su realización.

Quienes deseen participar en los cortejos tienen que tener el esquema de vacunación completo (primera, segunda y tercera dosis).

Los recorridos deben de ser planificados en las calles de mayor amplitud y previa salida y entrada de las andas las mismas tienen que ser desinfectadas.

Un elemento característico de estas actividades son las bandas musicales que acompañan el recorrido de las santas imágenes; en esta ocasión los músicos tienen que acreditar prueba negativa a covid-19 con, al menos, 48 horas desde su realización. 

Los músicos también tienen que portar durante todo el recorrido el cubrebocas y tienen que respetar una distancia de 1.5 metros, incluso los cargadores también deben de mantener una distancia prudente.

Si existen personas con síntomas asociados a la gripe no pueden participar, y las hermandades deben de comunicar a los asistentes las medidas de bioseguridad para evitar contagios de covid-19.

Lea también: Procesión de Jesús de la Merced: Cuáles son los detalles especiales que hacen de este cortejo una celebración diferente

Los riesgos

La reciente actualización del semáforo covid-19 parece ser alentadora aunque no significa una victoria, ya que hubo una nueva reducción en los municipios bajo alerta roja.

Anteriormente Guatemala registraba 217 municipios bajo alerta roja, ahora son 138 municipios mientras que 185 se encuentran en naranja y 17 en amarillo.

Pero la luz verde que existe para las procesiones puede ocasionar un aumento significativo de casos, ya que las personas difícilmente respetaran las recomendaciones, eso según Alicia Chang, presidenta de la Asociación Guatemalteca de Enfermedades Infecciosas (Agei).

“Nuestra recomendación sería evitar la acumulación de personas en todo momento. Si la persona desea asistir pero ve que hay muchas personas, aunque usen cubrebocas, si es una cantidad muy grande es difícil controlar todo el momento… la conducta a seguir sería mejor no asistir”, asegura.

El bajar la guardia significara un repunte de casos, según la experta. Hemos visto suceder una y otra vez con todas las fiestas y feriados largos, una vez que hay un momento donde las personas se descuidan un poco por fiestas, reuniones, celebraciones y feriados largos, siempre tenemos elevación del número de casos”, explica.

La misma lectura tiene Maritza España, presidenta del Colegio de Médicos de Guatemala. “Esta enfermedad aumentaría si no se mantiene el distanciamiento y va ser muy difícil que se mantenga durante las procesiones. Recordemos que tuvimos dos años sin procesiones y nuestra población por más que les digamos que no se metan en las aglomeraciones siempre lo van a hacer, conocemos a nuestra población y si va a afectar si se hacen las procesiones”.

Recomendación

El doctor Francisco Coma, ministro de Salud, destaca que el semáforo de alertas es una herramienta vital y necesaria, ya que brinda las pautas sobre cómo comportarnos ante la pandemia.

También señaló que muchos tratan de acoplarse desde ya a una “nueva normalidad”, pero no minimiza que hay actividades que podrían ser de riesgo si no se respetan las recomendaciones.

Para el caso de las procesiones destacó que las hermandades que han celebrado cortejos han cumplido con lo requerido, pero el problema es con los asistentes, el público.

Por eso el ministro de Salud explica que cierto grupo de personas debería quedarse en casa y no acudir a estos eventos, principalmente para no poner en riesgo su salud ante la pandemia.

Tenemos la variante ómicron que sabemos que es altamente transmisible pero también su comportamiento clínico es bastante manejable. Lo que sí es importantísimo recordarle a la población, sobre todo aquellas de la tercera edad o con morbilidades, es de abstenerse a participar en estas aglomeraciones”.