“Mi hijo puede empeorar en cualquier momento”: Hospital Federico Mora se queda sin personal y sin medicamentos

Familiares de pacientes denuncian que no son atendidos en el Hospital de Salud Mental; mientras que, adentro, los pacientes viven entre suciedad por falta de personal.

Publicado el
Un brote de coronavirus dentro del Hospital de Salud Mental agrava la situación para los pacientes. (Foto Prensa Libre: Byron García)
Un brote de coronavirus dentro del Hospital de Salud Mental agrava la situación para los pacientes. (Foto Prensa Libre: Byron García)

En riesgo pacientes del Hospital de Salud Mental Dr. Federico Mora quienes llevan semanas sin recibir medicamentos, mientras atención externa se ha suspendido, además de la falta de personal adecuado para la atención de los 385 residentes, quienes ahora viven entre heces pues también falta personal de limpieza

Con carnet en mano, personas provenientes de varios departamentos llegan hasta las afueras del Hospital de Salud Mental Dr. Federico Mora, en la zona 18 capitalina, buscando medicamentos para sus familiares que sufren problemas psiquiátricos y por lo cual requieren medicación; sin embargo, desde hace más de un mes no logran obtener los mismos.

Este es el caso de Benjamín Díaz, cuyo padre, de 68 años, depende de medicamentos para la esquizofrenia y cuyo caso es tratado en este centro asistencial.

Sin embargo, en dos ocasiones diferentes no ha logrado recibir medicamentos desde hace 15 días. Esta vez llegó al lugar y se regresó con las manos vacías de nuevo, pues no recibió ni medicamentos y tampoco le proporcionaron una receta para poder buscarlos por su cuenta, los cuales asegura, son caros y difíciles de adquirir.

“Mi papá está en Jutiapa pero yo vivo acá en Boca del Monte y ya dos veces que vengo y no nos atienden; dicen que por problemas de covid-19, que se dieron casos en la farmacia y por eso tuvieron que cerrar”, cuenta Díaz.

“Esto no es justo, porque son pacientes que no pueden estar ni siquiera un par de días sin esa medicina y deberían de ser más conscientes. Les pido a las autoridades que toman conciencia de esto y que busquen algún medio”, agrega, mientras cuenta que ha visto que “viene gente de lejos, como de Petén, y vienen a gastar y no se brindan los medicamentos ni tampoco se dan recetas médicas”.

“Si mi papá no toma esa medicina, no duerme en toda la noche. Entonces el otro día amanece de mal humor con todo mundo y hasta a quien lo visita empieza a tratarlo mal y todo eso y pierde el control”, cuenta.

Díaz dijo que está preocupado, porque los pacientes sin medicamentos “se ponen en forma violenta; incluso son capaces de matar a otra persona por no tomar su medicina”.

Desde Quetzaltenango

En la puerta se han colgado algunos documentos que están fechados desde el pasado 12 de julio, firmados por la doctora Cinthia Lorena Micheo, de la subdirección y coordinación médica del Hospital de Salud Mental Dr. Federico Mora, en la cual se señala que “derivado del incremento de contagios de casos positivos de coronavirus se decreta el cierre de la clínica de tamizaje y se realiza únicamente la atención por estrictas emergencias psiquiátricas de los pacientes”.

Sin embargo, este último aspecto no se cumple, según lo vivió una familia que viajó desde Quetzaltenango buscando ayuda para uno de sus familiares en condición de emergencia.

“Venimos de Quetzaltenango buscando ayuda; sin embargo, nos han dicho que no pueden atender porque los médicos están en cuarentena y que hasta dentro de un mes viniéramos a preguntar: Nos dieron un número de teléfono que está allí al que tenemos que llamar para ver cuándo nos atienden”, dijo un miembro de la familia. “Ahora vamos a regresar a ver si nos atienden al hospital de Xela” agregó.

A Don Benjamín le indicaron que llame a la dirección de Trabajo Social del hospital para que lo puedan atender. (Foto: Byron García)

Teme que su hijo empeore

Aide Ordóñez tomó un bus esta mañana desde Sanarate, El Progreso, para llegar a la clínica del hospital en búsqueda de medicamentos para su hijo de 20 años, y por lo que había sido citada este día; sin embargo, le dijeron que vuelva hasta el próximo 20 de agosto, una situación “que no puede solventar, pues ya no cuentan con más medicamentos vitales para la salud mental de su hijo”.

“Él tiene que tomar ese medicamento para que se sienta bien y hoy me vengo yo a la cita que me toca, pero me encuentro con esto. La verdad, yo no sabía que no estaban atendiendo. Lo que a mi hijo le sucede es que entra en crisis de pánico, porque sufre una psicosis y delirio y ya no tengo medicamentos”, contó Ordóñez.

“Yo no puedo esperar y tengo que buscar un medio de cómo conseguir medicamentos para que él se tranquilice, y buscar dinero, a ver dónde”, agrega preocupada.

Viviendo entre suciedad

El personal del Hospital denuncia que solo hay dos enfermeras para atender a cerca de 70 pacientes en cada una de las áreas. Informaron que en total son 385 los pacientes que residen en el centro hospitalario.

Según las denuncias, literalmente “viven en medio de heces” ante la falta de personal de limpieza, una situación qué consideran inhumana.

Carlos Vázquez. secretario general de la filial del Sindicato de trabajadores de Salud del hospital Federico Mora, dijo que ese nosocomio no es la excepción de lo que ocurre en la red hospitalaria nacional, y el problema en general radica ahora en el repunte de casos de la tercera ola de coronavirus también se está registrando allí. Dentro de los afectados está el personal qué se dedica al área de Tamizaje, que es donde se entregan los medicamentos a las personas que llegan a requerirlo.

“Para nosotros habría que buscar una forma adecuada de cómo hacerle entrega al paciente de sus medicamentos, pero todo eso tiene una coordinación y un costo, y este es el único hospital que le regala a los pacientes sus medicamentos, no hay otro hospital en Guatemala”, refirió.

Carteles que reciben a familiares de pacientes, aunque tengan cita. (Foto Prensa Libre: Byron García)

Agregó que ya van cuatro trabajadores que han fallecido víctimas de la pandemia.

Respecto de la falta de personal, indica: “Aquí siempre ha habido escasez de personal. En un hospital general un enfermero tiene que atender mínimo a tres o cuatro pacientes; imagínese, aquí hay cuatro enfermeros para 70 pacientes cuando bien nos va.

Según Vásquez, esto no es nuevo, ya que tiene más de 10 años de estar solicitando para este centro asistencial personal médico y de enfermería, así como de limpieza; sin embargo, asegura que el Hospital de Salud Mental “tiene la prioridad número 19 dentro del Ministerio de Salud”.

“Los trabajadores hacen lo que verdaderamente está en sus manos para estar atendiendo a los pacientes; incluso antes les estaban dando transporte a los trabajadores, pero ahora llevamos seis meses luchando con estrés para que se pague transporte, y nuestros trabajadores no vengan apiñados en el transporte público. Esto es una ineficiencia administrativa que esto no se ha resuelto”, agregó.

“Le exigimos al Gobierno primero que hayan medicamentos, ya que ha existido escasez; que se arregle lo del transporte para el personal y necesitamos personal de enfermería y paramédicos de intendencias operativos para poder prestar un buen servicio”, reiteró el secretario general de la filial del Sindicato.

Evaden responsabilidad

Se intentó obtener la postura de las autoridades del Hospital de Salud Mental; sin embargo, se señaló que respecto de ese tema sería Comunicación Social, del Ministerio de Salud, quién brindaría los detalles, ya que ellos no estaban autorizados para dar alguna declaración.

Al consultar a la cartera, se señaló no tener conocimiento y que debería de ser el director, Luis Ángel Ávila, de dicho centro asistencial quién tendría que dar las declaraciones; sin embargo, ninguna fuente oficial brindó una declaración sobre lo que se vive en este hospital.

A algunos de los familiares de pacientes se les indica que vuelvan después. (Foto Prensa Libre: Byron García)