Mil estudiantes de escuelas Fe y Alegría se quedan sin estudiar

La reducción del presupuesto a las escuelas Fe y Alegría afecta a unos mil estudiantes del nivel Diversificado y Primaria.

Unos mil estudiantes de las Escuelas Fe y Alegría se quedaron sin profesor, por lo que no han podido iniciar las clases. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Unos mil estudiantes de las Escuelas Fe y Alegría se quedaron sin profesor, por lo que no han podido iniciar las clases. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Las Escuelas Fe y Alegría deben funcionar este año con Q3.3 millones menos en su presupuesto por disposición del Congreso. La disminución afecta directamente a mil estudiantes de los proyectos que funcionan en 12 comunidades de San Marcos, Chiquimula, Huehuetenango, Totonicapán, Petén, Sololá y Guatemala.

El pasado 7 de enero los menores regresaron a las escuelas, sin embargo, no pudieron comenzar las clases porque no tienen maestros, ya que el dinero recortado del Presupuesto General de la Nación era para cubrir el sueldo de estos docentes. Son 22 secciones las que no estarán funcionando este año, en todos los niveles, mencionó Sofía Gutiérrez, responsable Acción Pública de la fundación.

El proyecto de las escuelas Fe y Alegría apoya a más de 15 mil estudiantes de escasos recursos de Guatemala. Es un movimiento internacional que llegó al país en 1976. Actualmente cuenta con 49 establecimientos en siete departamentos. Se imparten los niveles de Preparatoria, Primaria, Básicos y Diversificado con Bachillerato en Computación.

Son 900 docentes los que se encargan de atender a los menores, y 66 de ellos son los que no pudieron retornar a las aulas por falta de presupuesto.

En el Presupuesto General de la Nación para este año se había planteado una reducción de Q11.2 millones al presupuesto de Fe y Alegría. La medida causó malestar en sectores que apoyan la educación y al final la disminución no fue tan drástica, y la suma destinada dentro de la asignación del Ministerio de Educación  es de Q63  millones, cantidad que es para el pago de salarios, mantenimiento de los establecimientos y el pago de los servicios.

Según Gutiérrez, la institución da educación gratuita, y por falta de recursos muchos niños no tienen dónde continuar sus estudios. Se buscó no afectar a quienes ya eran parte de la matricula estudiantil, especialmente a quienes cursan Básicos y Diversificado, pero aún así, no se logró abrir nuevas secciones para impartir otros niveles, y nuevos estudiantes quedaron fuera de la cobertura.

“Estamos hablando con municipalidades locales para ver sí podemos hacer alianzas, y que ellos puedan cubrir la planilla de estos docentes, pues no podemos atender esos grados”, mencionó Candis María Hernández, directora de la Escuela Fe y Alegría No. 9, quien ve preocupante que esta situación se de a principio del año lectivo.

El Ministerio de Educación está consciente de la labor que llevan a cabo las escuelas Fe y Alegría, por lo que buscan la manera de que los estudiantes afectados continúen con sus estudios.

“Vamos a tener un acercamiento con ellos, para que nos identifiquen la matrícula (de los alumnos) y ver sí podemos darle cobijo en algunas de las instituciones públicas para que puedan terminar su año, sobre todo los graduandos, que son los que nos preocupan. Vamos a ver cómo les podemos ayudar”, refirió José Moreno, viceministro de Educación.

Sin refacción

La alimentación escolar que entrega el Ministerio de Educación no beneficia a los niños de las Escuelas Fe y Alegría, y el recorte en el presupuesto complica aún más que los menores reciban ese beneficio. Es a través de donaciones que logran dar un vaso de atol a los niños, dijo la directora.

Gutiérrez indicó que en el 2018 únicamente se logró dar alimentación a 3 mil niños del área rural, de los 9 mil que deberían ser atendidos. Lo hicieron con un presupuesto de 60 centavos por alumno.  Menciona que han intentado ser incluidos dentro del programa de alimentación Escolar del Mineduc, pero no han tenido éxito.

El Ministerio de Educación prevé hacer el primer desembolso para la alimentación escolar el próximo 20 de enero. (Prensa Libre: Hemeroteca PL)

De acuerdo con Moreno, este proyecto educativo entra en la clasificación de establecimiento privado-gratuito por lo que no se prevé que reciba la refacción, y las autoridades de la fundación deberían contemplar un rubro para cubrir este beneficio dentro del presupuesto que solicitan cada año al Ministerio.

Este año la cartera espera efectuar el primer desembolso de los programas de apoyo y de alimentación escolar el próximo 20 de enero a las escuelas de preprimaria y primaria a su cargo. Para cubrir la refacción de las primeras semanas de clases, respecto a los primeros días de enero, según el funcionario, el encargado de cada establecimiento debió preverlo y guardar del dinero que se les asignó el año pasado, la cantidad necesaria para cubrir estos días.

El reto de la refacción escolar es que deber ser nutritiva y apropiada

Se depositarán en las cuentas bancarias de las Organizaciones de Padres de Familia lo equivalente a 50 días de alimentación escolar para los estudiantes de cada establecimiento. Este año el monto por niño es de Q4, un quetzal más de lo que se contempló el año pasado, lo que permitiría dar a los niños alimentos más sustanciosos.

Además, las escuelas recibirán el 50% de lo destinado al programa de gratuidad, el 100% de lo que corresponde a útiles escolares y el 100% de valija didáctica. El primer desembolso será de Q748 millones, se informó.

Las autoridades educativas esperan efectuar solo tres desembolsos de la suma destinada a alimentación, mientras que de gratuidad serán dos. “Son alrededor de Q1 mil 100 millones con todo y el Quinto Programa -para remozamiento de edificios-”, dijo Moreno.

Contenido relacionado

> Aumentan los casos de niños víctimas de violencia de delitos sexuales

> Las denuncias contra colegios que más recibe la Diaco (y cómo se pueden hacer)

> Los tres retos de Educación para el ciclo 2019

1

Miquel Cortes Hace 4 meses

El derecho a la alimentación escolar de los niños y niñas de los Centros Educativos Privados Gratuitos y por ende de Fe y Alegría esta reconocido por la ley. Necesitamos que se cumpla la ley y los niños y niñas tengan una refacción escolar.