Mineduc establece criterios de evaluación y ningún alumno tendrá una nota menor de 60 puntos

El Ministerio de Educación (Mineduc) estableció los criterios sobre los que calificará a los estudiantes del sector público para promoverlos de grado. Son tres niveles de desempeño los que se valorarán, y 60 puntos la nota más baja que obtendrán, por lo que se estaría promoviendo a los estudiantes pese a no alcanzar los aprendizajes requeridos para cada nivel.

Son 2 millones 463 mil 727 estudiantes que cursan primaria, básicos y diversificado en el sector público, ellos serán evaluados conforme el portafolio con los trabajos que han hecho en casa. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Son 2 millones 463 mil 727 estudiantes que cursan primaria, básicos y diversificado en el sector público, ellos serán evaluados conforme el portafolio con los trabajos que han hecho en casa. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El portafolio que los estudiantes han alimentado con los trabajos realizados en casa durante la suspensión de clases presenciales será la base sobre la cual los docentes les asignarán la calificación.

La nota la obtendrá de la sumatoria del valor que los maestros les asignen a cada ejercicios, actividad y tareas elaboradas a través de las guías de autoaprendizaje, los programas de televisión, radio e internet que el Mineduc implementó a través de la estrategia Aprendo en casa, como respuesta a la interrupción del ciclo escolar por la pandemia del covid-19.

Mientras que los alumnos de preprimaria -500 mil- serán promovidos automáticamente a la etapa de educación inmediata superior, según lo establece el acuerdo ministerial 2690-2020, quienes cursan la primaria y el nivel medio deberán alcanzar un promedio mínimo de 60 puntos para aprobar el año.

¿Cómo será la evaluación?

Denominado como “Rubrica para evaluar el portafolio”, el instrumento para valorar el desempeño de los estudiantes comparte cuatro criterios independientemente del grado a cursar: actividades presentadas, dedicación en los trabajos, evidencia progreso en la adquisición de aprendizajes y evidencia trabajo autónomo. Para básicos y diversificado se añade la evaluación de los avances en Matemática, Ciencias, así como de Comunicación y Lenguaje.

A cada criterio el docente le dará un punteo, siendo el nivel 1 el desempeño más bajo, el estudiante que califique en este obtendrá una nota de 60 puntos, que según el acuerdo ministerial es el promedio mínimo para pasar de grado. De esa cuenta, ningún estudiante reprobaría el año.

Sobre esta posibilidad, autoridades del Mineduc fueron cuestionada ayer por el bloque de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) en el Congreso de la República. De acuerdo con el diputado Carlos Barreda, lo que esto significa es que los estudiantes “ganen por decreto, solo que solapado”, pues en la rúbrica ya trae asignada una nota mínima, independientemente si los niños y adolescentes alcanzaron o no los conocimientos y aprendizajes establecidos en el Currículo Nacional Base.

Ante esto, el viceministro Técnico, Héctor Cermeño, señaló que los puntos que aparecen en la rúbrica son un “referente”, y que si el docente considera que la ponderación no corresponde a los niveles establecidos podrá cambiarla y dar al estudiante la nota que crea conveniente.

Según el acuerdo ministerial cabe la posibilidad de que un alumno no apruebe el grado, pues refiere que quienes no alcancen la nota mínima tendrán derecho a recuperación en dos oportunidades en las áreas o asignaturas perdidas, las fechas se establecerán de acuerdo al calendario escolar de este y del próximo año.

Sin embargo, en el documento que los maestros deben llenar para evaluar a sus alumnos no da lugar reprobar el ciclo lectivo. La calificación en el nivel más bajo es de 60, le sigue 79 y la más alta es 100.

Cada estudiante tendrá su propia rubrica, y los docentes deben llenarla ya sea en el formato electrónico o bien imprimirla y calificarla de manera manual.

Este año, según registro del Mineduc, hay inscritos 2 millones 463 mil 727 estudiantes que cursan primaria, básicos y diversificado en el sector público, y ellos serían evaluados de esta manera. El sector privado se regirá por otros parámetros.

Cargando

Un año flexible

“Este ciclo fue muy flexible y básicamente los alumnos ganarán en base a las tareas entregadas”, dice la directora de una escuela de la zona 18. “Se tiene la orden de que los alumnos, aunque lleven algunas clases perdidas, puede ser Matemática, Comunicación y Lenguaje, si al finalizar el año promedian 60 puntos en todas las clases van a ganar”, agrega.

Esther Ortega, consultora y exviceministra de Calidad Educativa, menciona que la manera en que serán evaluados los estudiantes equivale a que sean promovidos por decreto, sin embargo, considera que no había otra opción para el escenario que actualmente se vive en el país, provocado por la emergencia del covid-19.

Señala que el sistema de educación pública sufrió desatención durante estos meses de pandemia, que con suerte los alumnos lograron entregar las tareas y fueron pocos los que recibieron retroalimentación por parte de los docentes para saber si los trabajos estaban bien hechos. “Prácticamente estaban a la deriva”, dice, de esa cuenta reprobar el grado sería un castigo para los estudiantes que ha tenido que lidiar con el confinamiento.

“Se les haría un gran daño si se les deja que repitan el año escolar, especialmente porque no tienen la culpa, y es sumamente negativo para un alumno perder el grado, pues se les baja la autoestima, luego la falta de comprensión de los padres, que pueden enojarse porque perdieron el grado y ya no los inscriban -principalmente en las áreas rurales-, tendríamos más niños fuera del sistema educativo, y en tercer lugar, porque no dejaron de aprender nada que no puedan aprender el año entrante”, dice Ortega.

En este último punto será necesario que en el 2021 los maestros refuercen los contenidos que los niños debieron recibir este año, para cerrar esas lagunas conocimiento.

Si el Mineduc decidiera evaluar a los estudiantes sobre lo aprendido a través de las guías de estudio, programas de televisión y de radio, muchos perderían y tendrían que repetir el grado, indica la consultora. De esa cuenta, promover a los estudiantes es lo que más le conviene al Mineduc, pues si muchos repiten ¿dónde los ubicarán el próximo año? Tendrían que abrir nuevas secciones, esto causaría un problema de logística y financiero.

El ciclo escolar 2020 finalizará el 30 de noviembre, lo cual se estableció para recuperar el tiempo que los estudiantes no han recibido clases presenciales, las cuales están suspendidas desde el 16 de marzo pasado para prevenir el contagio del covid-19 en las escuelas.