Se gradúa nuevo grupo de Guerreros de Justicia

La segunda promoción de Guerreros de Justicia, que proporciona ayuda a víctimas de violencia sexual, se graduó ayer por la tarde durante un evento que se efectuó en un hotel de la zona 4.

Segunda promoción de Guerreros de Justicia (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Segunda promoción de Guerreros de Justicia (Foto Prensa Libre: Cortesía)


El nuevo grupo está formado por 37 profesionales voluntarios de distintas ramas, entre ellos, psicólogos, abogados y trabajadoras sociales, quienes a principios de noviembre comenzarán su labor social, según informó Ileana Alfaro, encargada del programa Mi Historia Cuenta.

La primera promoción estuvo conformada por 15 profesionales, quienes en un año atendieron a 125 personas en los grupos de ayuda en diferentes zonas de la ciudad capital.
Buscan mejorar la condiciones de las niñas

De acuerdo con Alfaro, la atención fue prestada a hombres y mujeres que durante su niñez fueron víctimas de agresión o violación sexual por parte de un adulto. “La atención profesional que se les proporciona es gratuita”, enfatizó Alfaro.

Tres de las sobrevivientes que participaron en los grupos de ayuda de Mi Historia Importa se graduaron ayer como Guerreras de Justicia y prestarán sus servicios por un año junto a los voluntarios que culminaron el proceso de capacitación, los cuales fueron elegidos de entre las más de 150 personas que atendieron el llamado que se hizo por redes sociales.
Deficiencias en el sistema hacen vulnerables a la niñez

Mi historia cuenta

Guerreros de Justicia forma parte del proyecto de Mi Historia Importa, cuyo eje de acción es “brindar terapia psicológica a personas que en su niñez fueron víctimas de violencia sexual”. A la organización se le puede contactar en su página de Facebook.

Las reuniones de estos grupos se realizaron quincenalmente y de manera paralela se llevaron a cabo eventos mensuales en los que participaron sobrevivientes de violencia sexual y padres de la niñez víctima de este flagelo.  
No hay datos de niñez que migra a EE. UU

A cada encuentro asistieron alrededor de 70 personas y a lo largo del año colaboraron siete facilitadores en temas relacionados con el manejo de estrés, abordaje del trauma y apoyo emocional que se debe brindar en casa, entre otros.

Mujeres y hombres sobrevivientes de violencia sexual durante su niñez claman por justicia, pero, sobre todo, piden que su experiencia no se repita, y buscan una nueva historia para Guatemala, informaron directivos de la iniciativa.

“¡Cuídame, protégeme, defiéndeme como lo más preciado que tienes! Investiga qué dice mi silencio, mi rabia, mi aislamiento…No calles.”, expresó un sobreviviente de violencia sexual infantil.
Los niños alquilados
 

 Guatemala y los matrimonios de 14 años

Ningún gobierno ha puesto interés en los niños