“Pasamos la noche aguantando frío”: el angustioso relato de una maestra que quedó atrapada en la ruta a occidente por bloqueo de transportistas

Maestra narra la difícil situación que vivió al quedar atrapada en dos bloqueos de transportistas en el occidente del país.

Publicado el
BLOQUEOS EN GUATEMALA. TRANSPORTISTAS
Miles de personas se vieron afectados por los bloqueos por parte de transportistas el 24 y 25 de enero 2022. (Foto Prensa Libre: Tomada de video de PNC)

Una maestra que junto a su familia quedó atrapada en dos bloqueos que efectuaron transportistas recientemente, narró a Prensa Libre y Guatevisión la dramática situación que vivieron.

La docente, quien no se identificó, explicó cómo el retorno de un paseo en familia se transformó en un calvario por las manifestaciones que duraron dos días por parte de transportistas que se niegan al pago de un seguro.

Indicó que retornaban de un paseo en Huehuetenango, pero en el trayecto se enteraron de los bloqueos y que el paso estaba interrumpido en Cuatro Caminos, por lo que decidieron usar una ruta alterna por Chiantla.

Su sorpresa fue que en Chiantla también había bloqueos el lunes 24 de enero, el tiempo transcurría y los manifestantes indicaron que “no lo iban a quitar”, por lo que buscaron dónde comer en espera de que a las 18 horas quitaran la manifestación.

El tiempo pasó y los manifestantes no se quitaron, por lo que decidieron retornar para incorporarse a la ruta Interamericana.

Al llegar a Los Encuentros, Sololá, se toparon con otro bloqueo, el tráfico estaba detenido y comenzaron las horas de incertidumbre y desesperación.

Algunos vehículos retornaron y eso les permitió avanzar unos metros y acercarse más al área de la manifestación. Llegaron al referido punto a eso de las 20 horas.

Los manifestante no cambiaron de opinión y el bloqueo continuó toda la noche para amanecer martes 25 de enero.

Entre los integrantes de la familia de la maestra estaba una su sobrina de 5 años, el destino era Chimaltenango, pero la situación se tornó difícil.

“Pasamos la noche ahí”, indicó la afectada, quien añadió que ante lo que vivían decidieron retornar a Chichicastenango, Quiché, a las 6 horas.

Pasan la noche en bloqueo

Manifestó que “fue terrible pasar la noche en el bloqueo” porque no había servicio sanitario cerca y le preocupaba su sobrina. “Aguantando frío también”, añadió.

Recordó que se turnaban con los demás ocupantes del vehículo para estar unas horas afuera de este y luego entrar, ya que el frío era intenso. La calefacción del automotor les ayudó para protegerse de las bajas temperaturas.

“Es una manera irracional de resolver las cosas”, señaló al referirse a los bloqueos.

La maestra añadió que tampoco comieron durante las 10 horas que estuvieron en el bloqueo, pues no había dónde comprar alimentos.

Vea también: El momento en el que la PNC empuja vehículos para habilitar un carril en el puente Castillo Armas

Externó que sintió miedo porque había gran cantidad de hombres que escuchaba música, aunque desconoce si eran parte de los manifestantes.

Automovilistas desesperados

Las horas pasaban y la desesperación se apoderaba de los automovilistas. La sobrina de la maestra también se desesperó, por lo que acomodaron un espacio en el carro para que durmiera un poco.

Les sorprendió que en varias comunidades hubo bloqueos y no como en otras ocasiones, solo en las rutas principales.

El cansancio también se apoderó de la familia, que regresó a Chimaltenango este miércoles 26 de enero, pero perdieron una jornada laboral por las manifestaciones.