Poblados alrededor del Volcán de Fuego están aislados por crecida de ríos

Alrededor de 10 mil personas se encuentran aisladas en comunidades de Morelia, Panimaché 1 y 2, Santa Sofía, El Porvenir, Yucales y Sangre de Cristo, San Pedro Yepocapa, Chimaltenango, luego de que la crecida de los ríos Taniluya, Gobernador y Mineral cerrara el paso a estos poblados. El descenso de flujo del Volcán de Fuego alimentó la corriente de estos afluentes y dejó sin acceso los pobladores.

Publicado el
Ante la falta de camino, vecinos de seis comunidades de San Pedro Yepocapa cruzan el río Taniluya, que arrastra material volcánico. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Ante la falta de camino, vecinos de seis comunidades de San Pedro Yepocapa cruzan el río Taniluya, que arrastra material volcánico. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

En los días previos, maquinaria de la municipalidad de San Pedro Yepocapa y del Ejército habilitaron el paso sobre el Taniluya y Gobernador, y se encontraban trabajando en la ruta que conecta a Santa Sofía con la cabecera municipal, sin embargo, el descenso de los lahares, alrededor de las 14 horas de este jueves, dejó nuevamente incomunicados a los pobladores.


Todas estas comunidades se encuentran en el área de afectación del Volcán de Fuego y han recibido alguna ayuda humanitaria, ya que muchos de ellos han perdido sus cultivos luego de la erupción del pasado 3 de junio. La interrupción del paso ahora afecta el traslado de productos y de pobladores que trabajan en finca e ingenios vecinos.

Marvin de la Cruz, agricultor de Morelia, refiere desde los márgenes del río Taniluya que espera una pronta asistencia, ya que todas las comunidades no tienen caminos y tienen que arriesgarse a pasar el río a pie.

Por si no vio: Ejecutivo quiere construir mil casas para los damnificados

“El problema más fuerte es con las lluvias, hay muchos restos del volcán y terminan abriendo más el río. La semana pasada vino el ministro (de Comunicaciones, Benito Ruiz) y la gente le dijo que aquí lo que falta es un puente, si no, las máquinas trabajan y habilitan pero en cuanto llueve o viene un lahar se bota todo y no se puede atravesar”, dijo De la Cruz.

Antes de mediodía

Prensa Libre confirmó en los márgenes del río Taniluya y en la confluencia de los ríos Mineral y Santa Teresa que el tránsito de vehículos es imposible. El jueves en la tarde, maquinaria de construcción que trabajaba junto a estos dos últimos afluentes tuvo que retirarse cuando bajó un lahar proveniente del Volcán de Fuego.

Lea más: Escuelas se convierten en centros de acopio, albergues y hasta una morgue

El viernes por la mañana el alcalde de San Pedro Yepocapa, Bernabé Ajín, indicó que la maquinaria trabajará en el encuentro del Río Mineral y Santa Teresa para que sea habilitado el paso. Estos trabajos deben empezar antes del mediodía, refirió el jefe edil, ya que por la tarde puede empezar la lluvia y la habilitación del paso podría interrumpirse.

La crecida del Río Tuniluya dejo seis aldeas incomunicadas en San Pedro Yepocapa, Chimaltenango.
La crecida del Río Tuniluya dejo seis aldeas incomunicadas en San Pedro Yepocapa, Chimaltenango.
Los pobladores son doblemente afectados debido a que también son lugares cercanos al Volcán de Fuego que hizo erupción hace dos semanas.
Los pobladores son doblemente afectados debido a que también son lugares cercanos al Volcán de Fuego que hizo erupción hace dos semanas.
Las personas se acercan al río para esperar que baje el cauce y poder cruzar.
Las personas se acercan al río para esperar que baje el cauce y poder cruzar.
Pobladores se quitan el calzado y pasan entre la corriente.
Pobladores se quitan el calzado y pasan entre la corriente.
Por este río también bajan lahares del Volcán de Fuego.
Por este río también bajan lahares del Volcán de Fuego.
En algunos lugares hay piedras para cruzar el río.
En algunos lugares hay piedras para cruzar el río.
Otras personas intentan cruzar en moto pero el terreno es hostil.
Otras personas intentan cruzar en moto pero el terreno es hostil.
Las personas que llevan más tiempo viviendo en estas comunidades indican que estos problemas son de todos los años y que sólo se agrega la erupción del Volcán de Fuego.
Las personas que llevan más tiempo viviendo en estas comunidades indican que estos problemas son de todos los años y que sólo se agrega la erupción del Volcán de Fuego.
Con sus animales de carga las personas esperan poder pasar el río.
Con sus animales de carga las personas esperan poder pasar el río.
Algunas rocas que han sido arrastradas por el río miden más de metro y medio.
Algunas rocas que han sido arrastradas por el río miden más de metro y medio.
Una mujer espera con su hijo en brazos a pasar el río.
Una mujer espera con su hijo en brazos a pasar el río.

“Ahorita es muy arriesgado que la gente pase por allí, vamos a enviar el equipo para despeje la zona, hasta hace unos dos días el equipo del Ejército trabajaba allí, pero se retiraron” afirmó el alcalde.

Por su parte, el vocero del Ejército, coronel Óscar Pérez, afirmó que se evaluará enviar nuevamente maquinaria al lugar, ya que el equipo se encuentra trabajando previamente en el río Gobernador.

En días previos contingentes del Cuerpo de Ingenieros del Ejército había dado mantenimiento a caminos de acceso a Morelia, Santa Sofía y otras comunidades vecinas.

Recomendamos leer: Damnificados asumen el reto de retomar sus actividades de vida

Al menos dos autobuses y cuatro vehículos particulares esperan a las orillas del río Taniluya, del lado de Morelia, que se despeje la ruta para poder trasladar a pobladores. La zona se encuentra en riesgo, según reportes de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), por ubicarse sobre uno de los probables cauces de flujos piroclásticos del Volcán de Fuego, por lo que necesita contar con un paso habilitado en caso que se ordene una evacuación.

Contenido relacionado

> Afectados por la erupción dejan a los perros en las casas para que las cuiden
> Vicepresidente de Estados Unidos envía mensaje a guatemaltecos
> San Miguel Los Lotes era una comunidad alegre y ahora es un pueblo fantasma