Vacunas vencidas: Estas son las posibles consecuencias penales y económicas por caducidad de millones de vacunas

Además del millón de dosis de Sputnik V que se vencen el 28 de febrero, hay 6.9 millones de vacunas rusas y de otras marcas que caducan en marzo y abril. Si no se aplican antes de que expiren deberán destruirse.

Publicado el
Vacunas covid por vencer
En Guatemala más de un millón de dosis contra el covid-19 vencieron el lunes 28 de febrero. (Foto Prensa Libre: EFE)

“Guatemala al igual que muchos otros países alrededor del mundo enfrenta la misma situación de vacunas por vencer y ya varios países se han visto en la necesidad de descartar vacunas por vencimiento”, dice un comunicado que el Ministerio de Salud publicó el fin de semana, ante el señalamiento de que más de un millón de vacunas Sputnik V del primer componente están a unos días de expirar.

Son tres lotes de dosis que ingresaron al país los días 27 y 29 de octubre, y que fueron recibidos con pleno conocimiento de que vencerían en cuatro meses.

El resto de las dosis contra el covid-19 disponibles en el país tampoco tienen un tiempo de vida prolongado, de no acelerarse el ritmo de vacunación el desperdicio del biológico crecerá como bola de nieve, pues más de 6.9 millones de dosis de distintas casas farmacéuticas expirarán en el corto plazo. Mientras que solo tres de cada diez guatemaltecos tienen el esquema completo de vacunación, y el 66 por ciento de los municipios está en alerta roja.

De acuerdo con el reporte del Ministerio de Salud, al viernes 18 de febrero había disponibilidad de 2 millones 995 mil 160 dosis cuyo tiempo de vida termina en marzo. Entre esta cantidad solo hay un pequeño lote de Moderna -2 mil 860 dosis-, el resto son Sputnik V de ambos componentes.

Para vencer en abril hay 3 millones 971 mil 470 dosis de distintas marcas. Las únicas que tienen una fecha de caducidad más prolongada son de Pfizer que se compraron a través del Mecanismo Covax, estas vencen el 30 de junio y suman 930 mil dosis.

Se descarta que las vacunas puedan utilizarse después de la fecha de caducidad, como el viceministro de Atención Primaria en Salud, Edwin Montufar, había anunciado, pues el Departamento de Regulación y Control de Productos Farmacéuticos y Afines dijo en un informe solicitado por la diputada Evelyn Morataya que “no autoriza extender la vida útil de las vacunas contra el covid-19”. Al momento la Organización Mundial de la Salud no respalda dicha medida.

Deben destruirse

Las vacunas contempladas en el esquema regular, que se aplican contra enfermedades como sarampión, poliomielitis, neumococo, entre otras, tienen un acelerado movimiento en los puestos de vacunación, pues la demanda es alta. Sumado a eso, el personal que labora en los centros de salud señala que no se recibe biológico con corto tiempo de vida, además, tienen la directriz de administrarlo con celeridad para evitar que quede en desuso.

No ocurre lo mismo en la inoculación contra el covid-19, pues el flujo ha sido lento y la fecha de vencimiento de la dosis que ingresaron al país es reducida. Entonces, ¿qué pasará con este biológico al momento de caducar? Según el protocolo del Ministerio de Salud los medicamentos y productos afines vencidos y en desuso deben darse de baja y destruirse, acá se incluye las vacunas contra el coronavirus.

 

Viales de Sputnik V
Al llegar la fecha de vencimiento los viales de las vacunas contra el covid-19 deberán destruirse. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

 

El acuerdo ministerial 534-2011 establece que queda bajo la responsabilidad de los directores ejecutivos de las dependencia y unidades ejecutoras del Ministerio de Salud la destrucción del mismo.

Como parte del proceso se debe elaborar un acta en la cual haga constar “los motivos por los cuales los medicamentos y productos afines no se usaron dentro del período de vigencia”. En el documento debe quedar constancia de los hechos y circunstancias sobre sí hay o no un responsable de su vencimiento, como también datos del producto -presentación, fecha de caducidad, precio unitario, costo total-.

Lea además: Centros de salud en medio de ola de covid-19 con personal agotado y mermado por contagios

La norma establece que una o más personas pueden ser responsables de la caducidad de los fármacos al comprobarse que “existió dolo, culpa, acción, omisión o negligencia en su utilización, dentro del período de su vida útil”.

En este caso, el acuerdo indica que el o los culpables deberán reponer o bien pagar el valor del producto vencido. Si no hubiera existencias en el mercado local, el pago debe hacerse en efectivo en una cuenta específica en el Banco de Guatemala, a nombre del Gobierno de la República, Fondo Común.

Responsabilidades

Para el abogado y director de Acción Ciudadana, Edie Cux, en este caso hay una cadena de mando establecida en el Ministerio de Salud que debe responder por la pérdida de vacunas que pueda darse en los próximos días.

Además, señala que los funcionarios públicos son cuentadantes, lo que implica que tienen responsabilidades, mismas que se mantienen, incluso, 20 años después de dejar el cargo.

Para esclarecer quién o quiénes son los responsables directos del eventual deterioro del biológico, Cux ve necesario que la Contraloría General de Cuentas tome su papel activo y haga la auditoria respectiva para establecerlo.

Lo más preocupante, según el abogado, es que aún no hay claridad sobre el contrato que se firmó con Human Vaccine, en el que Guatemala tendría el compromiso de comprar otros 8 millones de dosis de Sputnik V. “Es lamentable que se pierda tanto recurso por la negligencia de las autoridades del Sistema de Salud”, agrega.

¿Cómo se desechan?

El Reglamento para el manejo de desechos sólidos hospitalarios clasifica a las vacunas vencidas o inutilizadas como desechos hospitalarios bioinfecciosos, y para su destrucción estos deben incinerarse o bien utilizarse otro sistema autorizado por el Ministerio de Salud.

Mientras que las jeringas deberán ser destruidas por medio de una máquina trituradora o termotrituradora, o embalarse en cajas de cartón o recipientes plásticos apropiados, cerrados y sellados, y depositarlos en bolsas o recipientes de color rojo con el símbolo de bioinfecciosos para colocarlos entre los desechos hospitalarios.

Pérdida del biológico

Debido a la interrupción de la cadena de frío se han perdido 3 mil 940 dosis contra el covid-19 de distintas marcas en las áreas de Salud de Chimaltenango, Escuintla y Quetzaltenango. La inestabilidad del suministro de energía eléctrica en los puntos donde se almacena el biológico en la provincia provoca que los viales no se conserven a la temperatura sugerida por el fabricante.

 

 

En el reporte solicitado por la diputada Morataya al Ministerio de Salud sobre el vencimiento de las vacunas también menciona que al 5 de enero un total de 7 mil 895 dosis no podían utilizarse debido a que se vencieron. El informe es de Izabal, Quetzaltenango, Sololá, Totonicapán y Guatemala Nor-Oriente.

 

Vacunación sexta avenida
Como parte de la estrategia del Ministerio de Salud para evitar que la vacunas se pierdan, realiza jornadas de vacunación en lugares como la sexta avenida de la zona 1 capitalina. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

 

Intensifican vacunación

El Ministerio de Salud informó que para avanzar en el Plan Nacional de Vacunación se llevará a cabo una jornada de intensificación de inoculación contra el covid-19 en los 340 municipios del país el 21 al 28 de febrero, y se dará prioridad a aquellos con baja cobertura. Menciona que con una acción similar realizada semanas atrás se logró aplicar 700 mil dosis en nueve días. La estrategia busca evitar que el biológico se desperdicie.