Pruebas se focalizan en municipios urbanos y sectores comerciales

Solo 11 municipios alcanzaron una tasa de 0.8 pruebas por mil habitantes en los últimos 14 días.

Publicado el
Antigua Guatemala es uno de los municipios que logró superar una tasa de 0.8 pruebas por mil habitantes, según la última actualización del semáforo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Antigua Guatemala es uno de los municipios que logró superar una tasa de 0.8 pruebas por mil habitantes, según la última actualización del semáforo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

En 14 días, San Bartolomé Jocotenango, en Quiché, hizo apenas una prueba para detectar casos de coronavirus. En el municipio viven 15 mil 777 personas, ocho de cada diez en el área rural, y el escaso número de tamizajes no permite conocer la intensidad de la pandemia en ese territorio.

Uno de los retos del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) desde marzo de 2020, cuando se presentó el primer caso, es incrementar el número de pruebas y lograr que la población que reside en áreas alejadas de centros urbanos acceda a ellas.

El semáforo evidencia que solo en 11 de 340 municipios se realizó un número de pruebas apto, de acuerdo con las proyecciones poblacionales de esos territorios y los criterios del semáforo. Por el contrario, hay 292, como San Bartolomé Jocotenango, que representan la gran mayoría, que obtuvieron la calificación más baja en cuanto a número de tamizajes realizados entre el 14 de febrero y cuatro de marzo.

Le puede interesar: Verificamos por usted: ¿El Gobierno retrasó la llegada de la vacuna contra el covid-19?

Municipios urbanos

Mientras más pruebas realiza un municipio, el semáforo le otorga un puntaje más favorable. La mejor calificación (0.5 puntos) la obtienen aquellos que logran, durante 14 días, alcanzar una tasa de pruebas mayor a 0.8 por mil habitantes.

Entre estos se encuentra Guatemala, cuya población asciende a 1 millón 204 mil 964 habitantes, según las proyecciones del censo 2018. En 14 días realizó 17 mil 108 pruebas, unas 1 mil 222 diarias. Esto le bastó para alcanzar una tasa de tamizajes por mil habitantes de 1.01.

Los otros municipios que superaron el rango son Antigua Guatemala, Sacatepéquez; las cabeceras departamentales de Escuintla y Retalhuleu; Santa Lucía Cotzumalguapa, La Democracia, Tiquisate, también de Escuintla; San Martín Zapotitlán, San Felipe, El Asintal, de Retalhuleu y San Rafael Petzal, Huehuetenango.

Aída Barrera, del Centro de Investigaciones de las Ciencias de la Salud (CICS) de la Facultad de Ciencias Médicas en la Universidad de San Carlos, refiere que varios de los municipios que lograron superar la tasa de 0.8 pruebas por mil habitantes son centros urbanos o pertenecen a áreas productivas del país, donde hay bastante actividad comercial, como el caso de la capital, Antigua Guatemala o la cabecera departamental de Retalhuleu.

No obstante, la médica considera que no es posible determinar si el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) realiza una mala distribución de las pruebas, puesto que no se conoce cuántas realizadas son privadas y cuántas son públicas en cada departamento.

“Puede haber varios factores por los que en estos municipios se hacen más pruebas. Hay más comercio o más gente que viaja que fuera del país y tiene que hacerse prueba. Todo esto va a influir en número de pruebas que gente realiza por cuenta”, dijo Barrera.

De igual forma, es apresurado calificar como alentadora el aumento de pruebas que se ha registrado en los últimos meses, puesto que no se conoce cuántas de estas se realizan en servicios públicos.

Guillermo Hegel, maestro en salud pública, explica que una de las razones por las que se realizan más pruebas en los cascos urbanos, como la capital o las cabeceras departamentales, es porque hay mayor presencia de servicios de salud privados.

“En áreas rurales, donde no hay servicios privados, se hacen menos pruebas. Solo se realizan en lugares específicos, como centro de salud. Se necesita que el Ministerio de Salud comunique que la prueba es segura y que las realice de forma descentralizada”, afirma Hegel.

El entrevistado considera que el Ministerio de Salud ha actuado de forma reactiva con los contagios. Es decir, hasta que una persona acude a un servicio de salud porque presenta síntomas se le hace un hisopado. De lo contrario, no se hacen pruebas en zonas donde podría haber personas infectadas.

“La gente no acude a servicios”

Al ser consultado, Eliú Mazariegos, director del Sistema Integral de Atención en Salud del MSPAS, explicó que cada centro de salud en el país dispone de pruebas para detectar covid-19. “Lamentablemente las personas no se acercan a los servicios de salud, por ello en algunos lugares se hacen brigadas móviles para acercar a la población”, justificó.

Asimismo, explicó que la cantidad de pruebas que se dota a cada área de salud se basa en el número de casos que se identifican, las proyecciones que se realizan y la disponibilidad de pruebas a nivel central.

La última actualización del semáforo marcó 158 municipios en amarillo, 114 en naranja y 68 rojo. Algunos municipios como Puerto de San José, Escuintla o Lanquín, Alta Verapaz, se encuentran en amarillo.  Sin embargo, el dato no es alentador puesto que el número de pruebas realizadas equivale a una tasa inferior a 0.4 por mil habitantes.

De tal cuenta, expertos de salud advierten que la escasa cantidad de tamizajes podría dar una falsa sensación de seguridad.