Qué se sabe sobre la profanación de sepulturas en el Cementerio General

Alrededor de 45 denuncias han sido presentadas a la administración del Cementerio General y llevadas ante el Ministerio Público relacionadas con la profanación de tumbas. Algunas involucran la extracción de restos humanos, así como de robos de pertenencias de los fallecidos.

Publicado el
Ingreso al Cementerio General, zona 3. (Foto Hemeroteca PL)
Ingreso al Cementerio General, zona 3. (Foto Hemeroteca PL)

Dos de las acusaciones presentadas involucran a personal del camposanto. El número de personas y sus nombres se mantienen en reserva debido a que la investigación está en proceso.

Los casos ocurrieron entre diciembre pasado y enero de este año, y fueron denunciados en el Ministerio Público (MP) para que desarrolle la investigación.

Byron Fernández Fuentes, asesor jurídico del Cementerio General, dijo que las denuncias son por el delito de profanación de sepulturas, robo de lápidas y saqueo del patrimonio. Algunas son hechas por los familiares de los fallecidos y otras por el propio personal del camposanto.

“Las tumbas que son profanadas son las que tienen una antigüedad de 50 años para atrás. Ellos -los saqueadores- sacan los restos muchas veces por robar joyas”, indicó.

Este año los casos relacionados con la profanación de tumbas son alrededor de cuatro y ya se presentaron las denuncias al MP, por lo que el asesor señaló que estos hechos se han reducido en un 90%.

No se descarta que sea una red que trafica con restos humanos dentro de las instalaciones, de acuerdo con Milton Guillén, administrador del lugar. En uno de los últimos casos se determinó el robo de un fémur y un cráneo.

Al referirse a los lugares por donde podrían estar ingresando los profanadores de tumbas señaló: “probablemente el área de acceso sea por una colonia que colinda con el cementerio de la zona 3 o posiblemente por el área del relleno sanitario”.

Seguridad

Como una medida para evitar que el saqueo de tumbas continúe, las autoridades del cementerio han instalado cámaras de seguridad -16 en total- en puntos estratégicos, como el ingreso y salida del lugar, y se ha coordinado con la Policía Nacional Civil (PNC) para que dé el apoyo necesario para mantener la vigilancia.

Fernández Fuentes refirió que en el departamento de albañilería del cementerio trabaja un promedio de 30 albañiles que se encargan del servicio de exhumación e inhumación de restos, pero no menos de medio centenar de personas trabajan de manera independiente colocando lápidas o haciendo la limpieza de mausoleos por encargo de familiares de los muertos.

Se indicó, en conferencia de prensa, que el personal del cementerio no puede efectuar ningún tipo de cobro adicional a lo establecido dentro del arancel para cobros de servicios aprobado previamente por el Ministerio de Salud. Cualquier cobro realizado fuera de lo convenido puede ser denunciado a la administración.

Contenido relacionado

> Saquean tumba de mujer y arrojan su cadáver

>Profanación de tumbas causa alarma 

>Pobladores asocian profanación de tumbas a leyenda urbana en Jalapa