Salud cobraría vacunas vencidas al personal que no las aplicó, si se demuestra responsabilidad, y ya hay un caso en Sololá

Una enfermera de Sololá debe pagar más de Q380 mil por más de 5 mil vacunas que se vencieron en ese distrito.

Publicado el

Una enfermera profesional de Sololá, tenía que pagar este lunes 11 de abril Q388 mil 900 por las vacunas contra el coronavirus que se vencieron en ese distrito, pues el Ministerio de Salud levantó un acta en la que la responsabiliza por no administrar los biológicos y que por esa razón caducaron 5 mil 25 dosis de Sputnik V y 80 dosis de AstraZeneca. 

Este día, se llevó a cabo una reunión entre representantes del Ministerio de Salud, Procuraduría de Derechos Humanos, la enfermera afectada y el diputado Aldo Dávila, en donde se dio a conocer este caso y la exigencia que le está haciendo el gobierno a la empleada para que cancele los fondos. 

Mariflor Castro, enfermera del Área de Salud de Sololá, expuso que debido a la falta de aceptación de la vacuna por parte de la población, varias se les vencieron -5 mil 25 dosis de Sputnik V y 80 de AstraZeneca-, por lo que se está llevando un proceso dentro del cual pues se pretende que el personal de salud pague por esas vacunas vencidas.  

Expresó que el Área de Salud pretende que ella pague Q388 mil 900 por las vacunas vencidas, mediante un depósito que debía hacer a una cuenta del Estado este 11 de abril.  

“Yo ya exterioricé de que bajo ningún término lo voy a hacer, porque no es mi responsabilidad el poder o el tener que pagar algo que no está en mis manos”, dijo Castro. 

Añadió: “Yo no estoy dispuesta a pagar ningún tipo de vacuna que se haya vencido, que no haya sido por negligencia, ni por incapacidad o por falta de acciones, porque se agotaron todas las acciones para poder ofertarle a la población”, comentó la enfermera.  

Reconoció que en Sololá se hicieron diferentes acciones para dar a conocer cuánto tenía disponible, cuánto era lo que iban a utilizar, pero no estaba en sus manos determina si la población iba a vacunarse o no, porque era una decisión de cada quien.   

Lea además: Guatemala se queda sin vacunas para niños de 6 a 11 años, porque venció el último lote de Moderna

Vacunas casi por vencer 

Castro dijo que es inaudito siquiera pensar que el personal de salud sea el pague por esas vacunas vencidas, pues hay que tomar en cuenta que muchos de los biológicos tenían periodos muy cortos para que caducaran.  

“El personal de salud anda corriendo por todos lados para poderla administrar –las vacunas- en todas las comunidades, haciendo trabajo ampliado de horarios, ampliado en días también, porque se ha trabajado en fines de semana, se ha trabajado hasta las 22.00 horas tratando de ver que la población pues tenga acceso a la vacuna; sin embargo, las actividades y todas las acciones que se han trabajado para hacerlo no se pudieron realizar y no fueron bien recibidas por la población”, dijo Castro. 

La enfermera afectada afirmó que el Ministerio de Salud, a través de la auditoría interna, tiene un procedimiento para darle de baja a las vacunas; sin embargo, este procedimiento también debería estar regido para establecer que no se puedan aceptar insumos que no tengan menos de un año de vencimiento, pero las áreas de salud han tenido que aceptar vacuna que se vence en un mes o en una semana y que se ha hecho lo posible por aplicarlas incluso con esas fechas cortas de vencimiento.   

Lea también: Salud confirma nueva variante de ómicron en Guatemala y temen repunte de casos por Semana Santa

“No podemos ser responsables de pagar lo que la población no quiere, debido a que la vacuna también tiene muchas situaciones por las cuales la población no la quiere verdad”, señaló Castro.  

La enfermera dijo que si el pago que se le está exigiendo no se hacía en el tiempo establecido, pasa a un proceso a nivel jurídico y luego pudiera haber otro tipo de sanciones.  

Agregó que en la reunión de este 11 de abril, se planteaba que se pudiera trabajar un tipo de proceso el cual sea diferente al proceso que normalmente se hace con el resto de vacunas, porque es una vacuna con situaciones muy diferentes a las de los biológicos que se usan en procesos en la inmunización que se hace de otras enfermedades en los servicios de salud. 

Responsabiliza a Giammattei

Aldo Dávila, diputado de oposición, expresó que recibió denuncias de lo que estaba ocurriendo en Sololá, en donde estaban haciendo responsable del vencimiento de las vacunas a la enfermera profesional de ese distrito.   

Le puede interesar: Autorizan sistema híbrido en alerta roja para centros de cuidado infantil públicos y privados (también municipales)

Afirmó que esa situación no debería ser así, porque hay que tomar en cuenta que nunca hubo campañas en todos los idiomas para informar sobre la vacunación. 

“El gran responsable de esto es Alejandro Giammattei, por hacer esta compra que todo el tiempo sabe que se ha querido declarar lesiva y no avanza. Esta vacuna no debió haberse comprado y hasta el día de hoy no conocemos el sustento técnico del Comité de Vacunas sobre el por qué comprar esas vacunas”, expresó Dávila.  

Mencionó que las vacunas –Sputnik V- ya las pagó el Gobierno, se vencieron y ahora quieren que recaiga ese peso sobre los empleados de las diferentes áreas de salud.  

Expresó que se acordó tener una nueva esta reunión la semana próxima, para resolver y ver cómo se va a aclarar esta situación, “porque no se vale que ahora los empleados sean quienes paguen estas vacunas cuando se vencieron obviamente, porque no hubo campañas y porque traían una fecha próxima de caducidad”.  

Lea también: Salud: el contrato de Sputnik V para comprar otros 8 millones de dosis sigue en “análisis jurídico”

Dávila insistió en que Salud tiene manuales para este tipo de procedimientos, pues se pide que se respeten, pero no se respeta que allí dice que el personal de salud no puede recibir vacunas con una fecha muy próxima de vencimiento.  

Hizo un llamado a las autoridades para que no trasladen al personal de salud, pues son vacunas ya pagadas y que fueron compradas en un contrato lesivo.  

Según datos de Salud, para vencer en abril hay 3 millones 971 mil 470 dosis de distintas marcas. Las únicas que tienen una fecha de caducidad más prolongada son de Pfizer que se compraron a través del Mecanismo Covax, estas vencen el 30 de junio y suman 930 mil dosis.

Versión de Salud

Eliú Mazariegos, del Sistema Integral de Atención en Salud (SIAS) del Ministerio de Salud, acudió a la reunión y dijo que en enero pasado la Unidad de Gestión Logística oficializó mediante un oficio que establecía que el manual del programa regular de vacunación iba a aplicar también para de coronavirus.  

Señaló que la responsabilidad de las vacunas es de las áreas de salud y de los distritos se asigna específicamente al nivel operativo que tienen que administrarla.  

Dijo que el caso de la enfermera Castro ya se tiene conocimiento y que se evidencia pérdida de vacuna y que deben cumplirse procesos administrativos como la suscripción de un acta.  

Lea también: Cuarta dosis: qué se sabe sobre la aplicación de otro refuerzo contra el covid-19 en Guatemala

Reconoció que el cobro de vacunas vencidas al personal de salud ocurre con cualquier otro biológico, no solo con las de covid-19, pero solamente si se deduce responsabilidad administrativa, según se establece en el manual.  

En dicha normativa se establecer que será la Dirección de Área de Salud la que determinará la responsabilidad administrativa y civil en contra de los responsables con forme a la ley aplicable vigente.  

Señala que derivado de eso se levantó el acta y que en esa reunión se estableció que la responsable del vencimiento de las vacunas es la enfermera.  

Reconoció que, a su criterio, en esa reunión se tuvo que haber establecido el grado de responsabilidad de los distritos en la pérdida de los biológicos.  

Hay 41 mil vacunas vencidas en áreas de salud 

Según Mazariegos, en el reporte más reciente a nivel nacional, se establece que se han perdido, preliminarmente, 41 mil 344 dosis, por vencimiento o pérdida de la cadena de frío. 

No requerirán reintegro, pero analizarán caso por caso

A eso de las 14.30 horas, el Ministerio de Salud Pública emitió un comunicado de prensa en el que se abordaba el tema del cobro de vacunas vencidas al personal de los distritos del país.

En el documento se lee que los procesos administrativos y reglamentos han sido fundamentales en el cumplimiento de las acciones encaminadas a garantizar el acceso equitativo a las vacunas contra el covid-19 en todo el país, por lo que la supervisión y verificación de las gestiones realizadas en cada servicio de salud son de vital importancia para fidelizar y garantizar el cumplimiento de dichos procesos.

“Por esta razón se les informa que en caso exista vencimiento de la vacuna contra covid-19 las Unidades Ejecutoras por medio de la suscripción de un acta administrativa dejarán constancia del vencimiento de la vacuna. Asimismo, es importante dar a conocer que Auditoría Interna no requerirá ningún tipo de reintegro de recursos, le corresponderá al área jurídica realizar la evaluación y dictamen de cada caso específico“.

El documento también incentiva a  continuar con el esfuerzo de intensificación y poder salvaguardar la salud de los guatemaltecos, “teniendo la certeza que los procesos administrativos en caso de vencimiento de vacuna, se llevarán de forma transparente y garantizando el derecho de defensa”.

Reacciones

Luis Cuyún, del Sindicato de Médicos y Cirujanos de Salud Pública, dijo que esta situación es muy delicada y que está dentro de los ámbitos jurídicos y que asumir que el personal de salud es responsable de la de la pérdida de vacuna es tan discutible como la compra de las Sputnik V. 

Recordó que los centros de salud y las áreas de salud no tienen dentro de sus presupuestos fondos como para publicitar la vacunación. 

Explicó que cuando se pueda vencer un medicamento, y en este caso vacunas hay un proceso para determinarlo y a no ser que quede demostrada una verdadera y gran negligencia del personal, no se puede señalar o culpar a alguien sin haber hecho dicho procedimiento.  

Atribuye el vencimiento de las vacunas a la falta de confianza que tuvo la población y que no hubo plan para publicitar y convencer a las personas de la importancia de la inmunización contra el covid-19. 

“Atribuírselo al personal –el vencimiento de las vacunas- yo creo que es muy injusto, tomando en cuenta el poder adquisitivo que tiene, que son salarios miserables en comparación con los montos que les están tratando de cobrar”, dijo Cuyún. 

Citó un ejemplo que los médicos no pueden obligar a los pacientes a que ingrese a los hospitales a recibir consulta, y que igual les pasa a los empleados de centros y puestos de salud, pues no pueden obligar a las personas a vacunarse, porque la vacunación es voluntaria.  

También dijo que antes de señalar a alguien, hay que investigar si realmente las cadenas de frío se cumplieron, pues en muchos lados del interior del país hay apagones constantes y en muchos no tienen plantas eléctricas.  

Refirió que si no se tiene una planta de energía eléctrica en el momento de un apagón, es factor suficiente para perder la la cadena del frío de un biológico como lo son las vacunas.  

Zulma Calderón, defensora de la Salud de Procuraduría de los Derechos Humanos, dijo a Prensa Libre y Noticiero Guatevisión que hay diversos factores a considerar por la postura del Ministerio de Salud, pero no se debe perder de vista que quienes originaron esta situación son los funcionarios que avalaron la compra de vacunas con corta fecha de vencimiento.

Dijo que hubo un número considerable que directores de Salud que se opusieron a recibir las dosis. Señaló que ahora, Salud pretende enmarcar en este contexto diverso en el manual de procedimientos de logística.

A decir del Calderón, la adquisición de las dosis ha sido con falta de transparencia y el mismo plan de vacunación no contempla la situación que se esta dando.

Señaló que es “imperdonable” que a pesar de todo lo que el personal de Salud ha dado por la pandemia, ahora se les pretenda hacer el cobro por el vencimiento de vacunas, cuando fueron ajenos a la adquisición y distribución.

Indicó que las direcciones de área de Salud hicieron un traslado forzoso por medio de las unidades de logística.

Calderón informó que esta no es una situación que se puede evaluar caso por caso porque todos los meses han vencimiento de vacunas, lo que es repetitivo y repercute en el personal operativo.

Añadió que con el comunicado, Salud evidencia “que sigue improvisando sobre la marcha” y que siguen sin tener un documento que los respalde en esta situación.

Recordó que desde hace un par de meses han recibido denuncias en las que directores emitían las alertas y mostraban resistencia para recibir las dosis, porque se veía venir que estaban trasladado la responsabilidad de estas.

Afirmó que falta claridad y esperaban una postura más clara de Salud, porque lo que se ofreció fue una contra revisión, pero esta debe evidenciar el traslado numeroso de vacunas sin que las áreas las hayan recibido y por qué el manejo y vencimiento.

Dijo que están partiendo de la parte inversa al partir de la parte operativa.

Mencionó que este caso de Sololá la enfermera no recibió en ningún momento a nivel central que se le trasladara este número de vacunas y que era imposible administrarlas en un tiempo tan corto.

Advirtió que el riesgo sigue porque el hallazgo está presente y no se ofreció que se fuera a desvanecer, porque no se les dio a la enfermera la oportunidad  de defenderse.