Salud detecta la variante del coronavirus del Reino Unido en Guatemala y así fue como llegó al país

Autoridades de Salud dieron detalles de cómo descubrieron la nueva cepa en Guatemala y la forma cómo esta fue importada al país.

Publicado el
En las últimas semanas se ha registrado un gran aumento en los casos positivos por coronavirus en Guatemala. (Foto Prensa Libre: AFP)
En las últimas semanas se ha registrado un gran aumento en los casos positivos por coronavirus en Guatemala. (Foto Prensa Libre: AFP)

En momentos en que Guatemala suma 240 mil 170 casos de coronavirus, las autoridades de Salud advirtieron este viernes 14 de mayo que en el país ya hay presencia de la variante del Reino Unido, por lo que se investiga si está ligada al aumento de la transmisión de los últimos días.

Amelia Flores, ministra de Salud, confirmó en conferencia de prensa la detección de la nueva cepa en Guatemala.

En tanto, Lorena Gobern, jefa de Epidemiología del Ministerio de Salud, dijo: “el hallazgo fue notificado el 12 de mayo proveniente de un paciente que viajó a Estados Unidos en marzo. El 7 de abril un contacto de él tuvo síntomas y se tomaron muestras. Se realizó la secuenciación a nivel privado y se determinó que es la variante de Reino Unido”.

También lea: Pese a la pandemia, cúpula empresarial de Guatemala ve estabilidad laboral
 

Agregó que la presencia de esa cepa les causa preocupación y que se deben incrementar las medias sanitarias. Se sabe que esa variante del coronavirus es altamente contagiosa, pero expertos aseguran que las vacunas actuales tendrán el mismo efecto sobre esa mutación.

“Esta variante es catalogada por la OMS -Organización Mundial de la Salud- como de preocupación”, agregó la epidemióloga

Además, dijo que estudian si el aumento de casos y morbilidad de los últimos días están ligadas a la nueva variante.

“Queremos enfatizar en las medidas de prevención que deben de continuar prevaleciendo en la población. Estas variantes están identificadas a nivel mundial y pueden generar un aumento de la transmisión y en la gravedad de la enfermedad”, detalló.

“Variantes de preocupación”

Hace un mes el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) informó que el Laboratorio Nacional de Salud implementó procesos para detectar las tres variantes del SARS-CoV-2 clasificadas por la Organización Panamericana de la Salud como “variantes de preocupación”, dentro de las cuales se encuentra la cepa brasileña, la de Reino Unido e Irlana del Norte y la de Sudáfrica.

“Las variantes de preocupación son aquellas variantes clasificadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) por su alto nivel de transmisibilidad y aumento de virulencia. Pueden causar disminuciones en la eficacia de vacunas y tratamientos ante el COVID-19”, informó el MSPAS.

Alicia Chang, vicepresidenta de la Asociación Guatemalteca de Enfermedades Infecciosas (AGEI), comenta que en algunos países el personal médico ha observado que las variantes de Brasil y Reino Unido pueden provocar que pacientes jóvenes desarrollen neumonía o coágulos dentro de los pulmones.

También lea: Centros de cuidado infantil públicos y privados podrán atender a niños en sistema híbrido en alerta naranja
 

Sin embargo, Chang comenta que estas son observaciones preliminares que se han hecho y aún falta que estudios científicos confirmen si las variantes del virus son más agresivas con los jóvenes.

Las mutaciones del Sars-Cov-2 son más contagiosas y agresivas con población joven, según primeras hipótesis médicas.

“Hay síntomas de la enfermedad que son más marcadas en adultos mayores con enfermedades preexistentes, pero aparentemente estas cepas tienen la posibilidad de tener estos síntomas también en personas jóvenes. Todavía no tenemos información consistente al respecto, pero es una llamada de atención para que mantengamos las medidas de prevención. Hay muy poca gente vacunada y dentro de esta no están los jóvenes. No es el momento de bajar la guardia”, dijo Chang.

En 37 países de América

Una o más de las cuatro variantes de covid-19 que generan preocupación a las autoridades sanitarias fueron detectadas hasta ahora en 37 países y territorios de las Américas, dijo este viernes la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Esto incluye las mutaciones identificadas por primera vez en Reino Unido, Brasil, Sudáfrica e India.

De estas, la más extendida en la región es la conocida como variante británica, hallada en 34 países y territorios americanos, seguida de la brasileña, en 21, de la sudafricana, en 17, y de la india, en ocho.

También lea: EE. UU. comienza campaña para vacunar a 17 millones de adolescentes de 12 a 15 años
 

Los cinco países donde se identificaron las cuatro variantes preocupantes son Argentina, Canadá, Estados Unidos, México y Panamá. A este grupo se suma la isla de Aruba, un territorio holandés en el Caribe.

Durante un seminario con periodistas, Jairo Méndez Rico, asesor de la OPS sobre enfermedades víricas emergentes, dijo que las mutaciones son naturales en el proceso de evolución y adaptación de los virus.

Sin embargo, cuando tienen un impacto o riesgo potencial para la salud pública se consideran variantes de preocupación (VOC, en inglés).

Las VOC están asociadas a un aumento de la transmisibilidad del virus, así como a un incremento de la virulencia y/o una reducción de la eficacia de las medidas de prevención, los tratamientos y las vacunas.

Méndez Rico aclaró que la mayor capacidad de replicación de estas variantes no necesariamente implica una mayor agresividad, y apuntó que hasta ahora no hay evidencia de que las vacunas actualmente disponibles no sean efectivas contra ellas.

Subrayó sin embargo que cuanto mayor es la circulación de virus entre las poblaciones, más probable es que se produzcan nuevas mutaciones que hagan más difícil controlar la pandemia.

También lea: Director de OMS pide no vacunar a los niños y entregar las dosis a mecanismo Covax
 

La OPS realiza vigilancia genómica para rastrear las variantes. Actualmente, 22 países participan en esa red.

Seis laboratorios regionales de referencia colaboran en la secuenciación: la Fundación Oswaldo Cruz de Brasil, el Instituto de Salud Pública de Chile, el InDRE de México, el Instituto Gorgas de Panamá, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), y la Universidad de las Indias Occidentales en Trinidad y Tobago.

Los miembros de la OPS, oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), representan a 35 países del continente americano y 16 territorios en la región asociados o dependientes de Estados Unidos, Francia, Holanda y Reino Unido.