Salud no sabe cuándo tendrán sedantes y analgésicos para los pacientes críticos de covid-19

Los hospitales no cuentan con medicamentos para atender a pacientes críticos de covid-19.

El intensivo del hospital temporal del Parque de la Industria se encuentra lleno. (Foto Prensa Libre: Erick Ávila)
El intensivo del hospital temporal del Parque de la Industria se encuentra lleno. (Foto Prensa Libre: Erick Ávila)

El primer hospital temporal que inauguró el gobierno de Alejandro Giammattei para la atención exclusiva de pacientes con covid-19 se encuentra en crisis, nuevamente.

Cuando el mandatario inauguró el hospital del Parque de la Industria, lo presentó diciendo: “Este hospital nace con equipo de anestesia para poder hacer una intubación pulmonar, si fuera necesario”.

Quince meses después estos equipos donados por la iniciativa privada están funcionando, sin embargo, este centro no cuenta con los medicamentos claves para atender al paciente crítico. Los sedantes y analgésicos utilizados para poder intubar a una persona no hay en este hospital, ni en los demás de la red hospitalaria, confirmó el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) en un comunicado.

El área de intensivo de este hospital se encuentra lleno, los médicos están frustrados porque no tienen medicamentos para sedar a los pacientes y dicen que, si intuban a una persona en su pleno estado de conciencia, le pueden provocar un daño en la tráquea que complicaría su situación.

Además, esta medicina también inhibe el reflejo de tos que una intubación provoca en la persona. Al sentir un cuerpo extraño en la tráquea, el cuerpo empieza a toser para poderlo expulsar. De ahí radica la importancia de la sedación en este tipo de procedimientos, de lo contrario, dicen los médicos, la intubación se vuelve una tortura para el paciente.

La falta de medicamentos para atender a una persona con un cuadro clínico grave no es el único problema. Este centro asistencial está rebasado en el área de intensivo, ya no hay camas para atender a los pacientes y esto ha provocado en los pasillos se encuentren personas de la tercera edad sentadas en una silla de plástico, esperando a que una cama con ventilación se desocupe.

El panorama es desolador, pero este no es el único hospital que no tiene este tipo de medicamentos y las autoridades de Salud no saben cuándo podrían volver a abastecerlos, , aunque mencionan que los eventos para obtener fentanyl, propofol y midazolam ya están en Guatecompras.

El director del hospital San Juan De Dios, Gerardo Hernández, precisó que tienen 41 por ciento de abastecimiento de medicamentos a nivel general. Mientras que en el Hospital de Villa Nueva también hay faltante de analgésicos y sedantes.

Pero el desabastecimiento no es únicamente con los medicamentos, ya que las áreas de salud de la ciudad también reportan que las pruebas de diagnóstico están agotadas. Los centros de bienestar respiratorio de la Municipalidad de Guatemala, que son abastecidos por el Ministerio de Salud, tienen apenas 20 pruebas diarias para poder utilizar y en un visita hecha al centro ubicado en zona 6, solo habían diez pruebas y en espera habían más de cuarenta personas que estaban haciendo fila desde antes de la hora de atención.

Este número es insuficiente para la cantidad de personas que diariamente buscan hacerse un hisopado para conocer si están contagiados por este virus.

“El desabastecimiento es real”

En respuesta a la situación que se están viviendo en los hospitales que atienden pacientes covid-19, el MSPAS emitió un comunicado confirmando el faltante de sedantes y analgésicos.

“El desabastecimiento es real, pero solo algunos medicamentos relacionados con la sedación y la analgesia, pues en el resto de insumos estamos abastecidos en casi un 75 por ciento para atender a todos los ciudadanos que lo requieren”, indicaron.

Francisco Coma, viceministro de Hospitales, indicó que el problema con el desabastecimiento de medicamentos y de pruebas es a nivel de mercado.

“La gran diferencia es que el país está abierto y los hospitales están llenos por enfermos por otras causas. Los niveles de consumo de los medicamentos se dispararon hace dos semanas. Hay un desabastecimiento a nivel del mercado y un incremento de los precios que también genera problemas”, dijo.

Sin embargo, la Defensora de la Salud de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), Zulma Calderon, señaló que esta falta de medicinas es por la mala gestión de los hospitales, ya que el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) no tiene este problema.

“Las denuncias más recurrentes que tenemos es el desabastecimiento de sedantes y la falta de espacio para seguir atendiendo a pacientes en estado crítico y esta es una situación bien delicada porque para este momento el Parque de la Industria debería estar más fortalecido para recibir a los pacientes críticos”, indicó.

El viceministro Coma no supo decir cuándo podrían volver a tener estos medicamentos, mientras los contagios en el país van hacia arriba. Mientras tanto, las autoridades del hospital temporal del Parque de la Industria indicaron que cuentan con alternativas de sedación como el Diazepam.

Aunque al ser consultado sobre este medicamento, un médico internista mencionó que no es la mejor opción.

Las autoridades del hospital también mencionaron que no están obligando a los familiares a comprar los medicamentos. Sin embargo, para que un paciente logre ser intubado para poder tener asistencia respiratoria, los familiares no tienen otra opción que adquirir ellos mismos los medicamentos y son facturas que sobrepasan los Q3 mil.